Entradas etiquetadas como ‘Vermut’

‘Txurrut’, el vermut primo del txakoli. Y del Athletic, claro

Txurrut-vermut-1

Con la tradición vermutera que hay en Bilbao, ¿cómo es posible que no haya uno hecho aquí? Esa es la pregunta que el año pasado se hizo Antonio Vence. Y la respuesta es Txurrut, un vermut elaborado en Bizkaia -en las Encartaciones, más concretamente- y que no sólo es el único hecho en la zona, sino que además puede presumir de otra particularidad: su parentesco con el cada vez más popular txakoli.

No se puede decir que sean hermanos -que además seguro que las DO se enfadan- pero sí primos. Y es que, en la receta de este vermut, la uva hondarribi zuri con la que se elabora el txakoli, juega un papel principal para darle un toque diferente. Si el otro día hablábamos de Petroni y su vermut atlántico con albariño, aquí la frescura del txakoli y algo de su acidez marcan el carácter de este vermut con nombre de pequeño sorbo en euskera.

De hecho, la corta historia de Txurrut -se lanzó a finales del año pasado- es casi culpa del txakoli. O, mejor dicho, de unos viñedos de Sopuerta con los que se iba a producir esta variedad de vino pero que finalmente no pudo ser. En su lugar, a Vence -veterano en el mercado de distribución de bebidas- se le ocurrió hacer el primer vermut de la zona, con una idea muy clara en la cabeza: buscar ese sabor que gusta por el norte, más parecido al vermut italiano y francés, y sin esa tendencia a la canela que se estila en muchos del mercado.

Lee el resto de la entrada »

En Galicia también saben mucho de vermú

Petroni-02

Hay dos cosas claras respecto al vermú: que cada uno lo escribe como quiere (vermouth, vermut, o vermú, las dos últimas aceptadas por la RAE) y que lleva ya un tiempo pegando muy fuerte. Es verdad que nunca se había ido de los bares -al menos de los que merecen la pena- pero desde hace un par de años hay pistas suficientes como para que podamos hablar de moda.

Nuevas marcas, locales más o menos finos dedicados al noble arte de salir a tomar el vermut, aumentos de la producción y exportación, coctelería alrededor de esta bebida… Los clásicos, como siempre, mirarán de reojo a los advenedizos, mientras los recién llegados creerán haber descubierto la rueda mientras pinchan la aceituna que flota en su vermú. Es lo que tienen las modas.

Muchos señalan Barcelona como epicentro de este resurgir que, en realidad, también se ha producido o se está dando en muchos otros lugares. Por ejemplo en Galicia, donde tampoco es algo ni mucho menos nuevo. “Existe una gran tradición en el consumó de vermut por aquí, aunque es verdad que en los últimos años está renaciendo con mucha fuerza”, apuntan desde St. Petroni, una casa que está teniendo mucho que ver con esta nueva generación vermutera en clave gallega.

Petroni-03

Nacido hace algo más de un año, la clave está en reivindicar la propia personalidad de la zona, exactamente igual que ocurre con los vinos. Y nunca mejor dicho porque aquí la uva albariño es la protagonista y la encargada de darle el carácter gallego a este vermú. La base de vino representa -así lo estipula la legislación- el 75% del vermú, así que está bien clara su importancia.

Lee el resto de la entrada »

Vermut con cerveza negra, un cóctel de Dos Déus

Vermut cerveza dos deus

Lo nuestro con el vermut es una relación bastante liberal. Lo mismo nos apuntamos a tomarlo sólo o con hielo, su oliva y su toque de sifón, que nos líanos a probar cosas nuevas. Si hace un tiempo nos dio por el vermut tonic, por aquello de ser los más modernos del barrio, atentos a lo de hoy: vermut con cerveza negra.

Cuando leímos la propuesta de Vermouth Dos Deus, una casa de Tarragona (más concretamente de Bellmunt, en la comarca del Priorat) que juega mucho a esto de los cócteles a base de vermut, nuestra primera reacción también fue poner esa misma cara que se te habrá quedado.

Según nos cuentan sus responsables, la idea es combinar las recetas tradicionales para elaborar sus dos vermuts a base de vino blanco: Dos Déus reserva (madurado durante 5 años)  y Dos Déus (con un 80% de vermouth, madurado durante 5 años y un 20% del de 2 años), dos propuestas atrevidas y abiertas a un público más amplio.

Es de ahí de donde nace su recetario coctelero y la aparente locura de mezclar vermut con ginger beer, ginger ale o, como en este caso, con cerveza negra. Y como siempre, nada mejor para salir de dudas que probarlo.

La receta de este cóctel, que por ahora no tiene nombre (¿vermut negro?), no puede ser más sencilla: hielo, piel de naranja -o pomelo o mandarina, sugieren- mitad vermut y mitad de cerveza negra. A partir de esta base es sólo cuestión de que cada uno ajuste las medidas a su gusto para dar más protagonismo a la cerveza o al vermut.

También dependerá de la cerveza que usemos, claro. Nosotros hemos probado con Guinness y con Leffe Brune y nos quedamos con la primera. Al ser más neutra y con menos matices no le quita protagonismo al vermut. En cualquier caso, las dos combinaciones funcionan perfectamente y desde ya mismo forman parte de nuestro recetario vermutero original para animar fines de semana y cualquier fiesta de guardar.

Ideas para regalar en Navidad: 10 propuestas gourmet

Regalos Gourmet Navidad 2014

Aunque pensar en regalar algo comestible, con todas las comilonas y cenas navideñas que se avecinan, pueda parecer un poco de viciosos sin mesura -que igual también- en realidad estas ideas gourmet son un éxito seguro. Pero que nadie se asuste que, en esta casa, gourmet no significa ni caro ni pijada con mucha caja y poco fuste.

Y, como siempre, hay propuestas para todos los gustos -desde vinos hasta aceite, menús solidarios o algún que otro invento para los que prefieren hacerlo todos ellos- y presupuestos. Así que atentos a la selección de 10 propuestas que hemos preparado para quienes todavía tengan algún hueco libre en la lista de regalos de este año.

1- Aceite de oliva con un toque de diseño

iloveaceite

Somos de esos que creen que una botella de buen aceite de oliva virgen extra es un autentico regalazo. Pero para acabar de convencer a todo el mundo, nada mejor que esta idea de I love aceite: botellas decoradas y personalizas. Cada una contiene 250 ml. de aceite de oliva virgen extra de la variedad royal. Las botellas están decoradas por la diseñadora Eva Nieto. Además están numeradas, así que son un regalo único y exclusivo. En el sentido literal, además. Cuesta 15 euros cada botella.

2- Un menú solidario con Estrella Michelín

IntermonMenuSolidario

Aunque esos ofertones que prometen menús a precio de ganga no nos entusiasman demasiado, en este caso hay un detalle que hace que merezca mucho la pena regalar uno de los menús que proponen desde LetsBonus para varios restaurantes con Estrella Michelín repartidos por todo el país. Y es que se trata de una iniciativa en colaboración con Oxfam Intermón, en la que por cada reserva realizada se donará 1 euro a la campaña “El agua limpia salva vidas” que esta ONG realiza en países como Chad. Participan en esta acción solidaria casi una veintena de restaurantes de Barcelona, Madrid, Bilbao, Toledo, Donostia… Los precios, a partir de 40 euros.

3- Club de quesos Mumumio

QuesosMumumio

A los amantes del queso les va a encantar esta propuesta de Mumumio, una tienda on-line dedicada a la venta de todo tipo de productos gastronómicos. Entre su interminable oferta nos hemos topado con un Club de Quesos al que podemos suscribirnos -o suscribir a alguien, claro- por 25 euros al mes para recibir un lote con 5 variedades de queso y un peso total aproximado de 1 kilo. Según explican, suelen combinar quesos nacionales con alguno internacional, buscando también el equilibrio entre algunos más conocidos y otros que puede ser interesante descubrir. Este mes de diciembre, por ejemplo, el lote para los socios de este club quesero incluye Asiago, Tou dels Til-lers, Cañarejal mantecoso, Gouda añejo y Pasamontes gran reserva.

4-  Kit vermutero

Vermut Mariol

El vermut está de moda o, como defienden muchos con buen criterio, nunca ha dejado de estarlo. Da igual, el caso es que afrontar las Navidades con una botella de vermut a mano, sifón y algo de picar, no parece un mal plan. Tampoco un mal regalo. El vermut de Casa Mariol se ha convertido ya en un clásico entre la modernidad pero como no es sólo diseño -también está muy rico- es altamente recomendable. En su bar en Barcelona (Rosello, 442) venden un estupendo kit vermutero con todo lo necesario, incluidas las patatas fritas de Bonilla a la Vista. A quienes le pille lejos también se pueden montar su propio lote on-line en Pantori, por ejemplo, o echar un vistazo a este artículo en el que hablábamos de esto de llevarse el vermut a casa. Por unos 16 euros podemos conseguir el vermut y el sifón. Y no vale usarlo sólo para decorar.

5- Mejor que un roscón, tu propio roscón 

Amasadero

Cada año la misma historia, que si el roscón de reyes del súper es malísimo, que si el otro se va de precio… Solución: hacer en casa tu propio roscón o lanzar una indirecta para que alguien se anime a hacerlo. En El Amasadero -una tienda on-line de sobra conocida por los aficionados a hacer pan en casa- han pensado lo mismo, y para estas Navidades han creado un kit con todo lo necesario para preparar en casa un señor roscón de reyes: harina, fruta confitada, almendra, agua de azahar, la caja para guardarlo… incluso el haba, un premio y la corona. Cuesta 23 euros.

6- Enolobox, cada mes 3 vinos sorpresa en casa

Enolobox-3

Regalar vino siempre es una gran idea pero, ¿por qué no darle una vuelta y hacer algo más original? Enolobox, que lleva ya unos cuantos años funcionando, nos propone enviar a casa cada mes tres vinos que -aquí viene la gracia- descubriremos sólo al abrir nuestra caja sorpresa. Una excelente forma de conocer nuevos vinos y ahorrar, porque prometen un 30% de descuento respecto al precio de mercado de esas botellas. En noviembre, por ejemplo, los elegidos fueron tres tintos: un Altos de Luzón 2008, Yaso 2012 y La Garnacha Olvidada de Aragón 2011. Cuesta a partir de 21 euros (+ 3,90 € de gastos de envío) al mes y disponen de diferentes tarjetas regalo según el tiempo de suscripción.

7- Gastrojardín, cultiva tus propias plantas

GastroJardin_01

Otra idea para los amantes de -como se dice ahora- el DIY o, para entendernos, háztelo tú mismo. Cultivar nuestras propias plantas aromáticas en casa es una gran idea que todo cocinillas debería poner en práctica. Y nada mejor para animarles que Gastrojardín, pequeño, con un diseño muy bonito y con todo lo necesario para tener cuatro pequeñas macetas con nuestras hierbas favoritas. Se puede escoger uno temático (aromáticas de la Toscana, por ejemplo) o crear nuestro propio jardín personalizado. Nosotros lo probamos el pasado verano y nos encantó. Su precio, unos 33 euros.

8- La ceremonia del té matcha 

Matcha

Regalar algún tipo de té con sus accesorios es siempre muy apañado. Pero para que sea un poco más original, se nos ha ocurrido probar con uno de los tes verdes más codiciados del mundo: el matcha japonés. De color verde intenso y un sabor inconfundible, parte de la gracia de este té es el ritual de preparación que nosotros descubrimos hace ya tiempo en un curso de Akashi Gallery, un pequeño restaurante japonés de Barcelona. En este kit de The Matcha House incluyen todo lo necesario para poder hacerlo en casa. Y, por cierto, como los más modernos y viajados ya sabrán, el matcha latte (añadir un poco de espuma de leche al té) es muy lo más. On-line cuesta a partir de 68 euros en esta tienda, aunque también lo hemos visto en El Club del Goutmet de El Corte Inglés.

9- ¿Regalar conservas? ¡Pues claro!

Conservas LC

Si eres de esos afortunados que todavía reciben cesta de Navidad es posible que dentro te hayan colado alguna lata de conserva de dudosa calidad. Por hacer bulto y peso, lo típico. Pero esta mala experiencia no debería hacerte dudar de que un lote de conservas de primera es un auténtico lujo y una gran idea para regalo. Podemos ir al mercado y montar nuestro propio surtido o recurrir a los clásicos: La Catedral de Navarra ha conseguido muy buena fama en este tema y en Calidad Gourmet venden lotes como el de la imagen por unos 57 euros. Otro clásico: Petra Mora y este lote de conservas vegetales que, con su caja y perfecto para regalo, cuesta 37 euros.

10- Cervezas navideñas

Cervezas Navidad

Aunque el vino sigue siendo el rey en Navidades, los cerveceros también reclaman su propio espacio. Así que, si estamos escribiendo la carta de regalos pensando en uno de ellos, un lote de cervezas de temporada es un acierto seguro. Tras consultar a nuestros cerveceros de cabecera –Brew Home que, por cierto, también tienen unos estupendos cursos para los que andéis por Barcelona- hemos acabado en la tienda on-line Cervezas Especiales y en su surtido de packs de cervezas invernales, que incluye 8 botellas de diferentes cervezas de Navidad -o invierno- y que cuesta unos 25 euros.

11- Y además… Por si nos hemos quedado con hambre de más ideas de regalo, se nos ocurren unas cuantas más. Empezando por el clásico jamón, como el de Fisan: su  jamón de bellota gran reserva cortado a mano, que se comercializa también en sobres de 100 gramos por unos 18 euros. O  unas trufas negras frescas -el otro día os hablábamos de las de Bubbub. O un lote de especias de Terre ExotiqueO el maravilloso panettone de Oriol Balaguer para los que tengan cerca alguna de sus pastelerías. O, volviendo con las conservas pero ahora en versión marina, un lote de productos de Olasagasti. O, para los gourmets más cocinillas, ¿por qué no alguno de estos kits de Ingredissimo para que animen sus platos?

Vermut tonic, tu nuevo combinado favorito

 Por Iker Morán

Dice la teoría que si dos cosas están buenas por separado, unidas sólo pueden mejorar. Un planteamiento que algunos descartan citando el recurrente ejemplo del chorizo y el chocolate pero que en ocasiones funciona a la perfección. Por ejemplo, con el vermut y la tónica, dos de las bebidas de moda del momento. La tónica, eso sí, acompañada de ginebra y el vermut, por suerte, más que una moda es un clásico. De todos modos basta darse un paseo por Barcelona y sus bodegas -algunas de toda la vida, otras recién abiertas pero con un toque clásico- o por Madrid para asumir que, sí, efectivamente, el vermut pega fuerte.

VermutTonic-01

Lo cierto es que la idea de mezclarlo con tónica no es ni mucho menos un invento de esta casa. Hace ya tiempo lo vimos en la pizarra de un bar de la Barceloneta -sí, además de turistas desnudos también hay buenos bares por allí- pero se quedó en la lista de cosas a probar. Hasta que los amigos de Campari se dedicaron, este pasado verano, a reinvindicar su Campari Tonic como un nuevo combinado a tener en cuenta.

Así que conseguimos colarnos en la última edición de la Casa Campari que organizaron en Barcelona y, sí, efectivamente, la combinación de ese amargor que tanto nos gusta del Campari con las burbujas de la tónica funcionaba perfectamente. ¿Mejor que el spritz? Eso es como preguntar si se quiere más a a mamá o a papá.

DSC06551

DSC06564

El caso es que, si con Campari está bueno, con vermut será incluso más sencillo, por el dulzor de esta bebida. Dicho y hecho: vaso ancho -nada de copa de balón aquí- un buen hielo, mitad de vermut, mitad de tónica y un poco de piel de naranja para hacer bonito. Aquí el sifón, claro, no corresponde.

Un auténtico descubrimiento que, aunque todavía no se deja ver por los bares, podría ser la próxima moda. O no. En realidad nos da igual, porque ahora ya sabemos prepararlo en casa. Por cierto, para quien se anime con el Campari Tonic, tampoco tiene ningún misterio aunque, eso sí, moderamos las proporciones: 1 parte de Campari y tres de tónica.

Ruta de bodegas por Barcelona

Por Iker Morán

Por suerte Barcelona es algo más que esa postal turística que intentan vendernos. Lejos de las Ramblas hay vida, barrios y un montón de bodegas que sobreviven y reivindican que un buen vermut y unas anchoas son lo mejor que te puede pasar un sábado por la mañana.

Y para hablar de bodegas y bares de Barcelona nada mejor que ir acompañados de dos grandes expertos: Shawn Stocker de Mededebebe.com y Alberto G.Moyano de Enocascionesveobares.com. A estas alturas no hacen falta presentaciones, pero por si algún despistado todavía no tenía fichadas estas webs ahora es el momento. Sus mapas y reseñas de bares son desde hace tiempo nuestra auténtica guía espiritual.

Lee el resto de la entrada »

10 regalos navideños para cocinillas

De todas las tradiciones navideñas, las listas con ideas para regalar es una de esas que no pueden faltar. Aunque a estas alturas hasta la hoja parroquial del barrio ya habrá publicado sus sugerencias de regalos para cocinillas, foodies, gourmets y demás seres que se mueven alrededor de la comida, sabemos que esperabais impacientes el nuestro. Por cierto, si la cosa va de amigo invisible, tenemos en la hemeroteca una estupenda lista con 10 propuestas que siguen siendo igual de baratas y divertidas que el año pasado.

Literatura panarra. Libros de cocina hay muchos. Libros de pan, también. Pero puestos a elegir uno y sólo uno, sin duda nos quedamos con el apóstol panarra por antonomasia. Y es que después de meter a medio país la fiebre por el pan en el cuerpo, el bueno de Ibán Yarza por fin se ha decidido a sacar su propio libro. “Pan casero“, editado por Laurosse, arrasa desde hace semanas en las librerías, así que a por él.

Libros_pan

Claro que si estamos ante un caso de panarrismo de altos vuelos, igual es mejor pasar al siguiente curso y echar un vistazo a la recién publicada edición en castellano -la traducción corre también a cargo de Ibán Yarza, por cierto- de “Bread“, de Jeffrey Hamelman. Un proyecto fruto del trabajo de la pequeña editorial Libros con Miga y financiado con un crowdfunding.

Cursos de cocina. Ningún cocinillas que se precie se sentirá ofendido si  entre los regalos de navidad hay un curso de cocina. No en plan indirecta, sino para perfeccionar alguna técnica o aprender algo nuevo. Entre la jungla de cursos disponibles en el mercado, sólo se nos ha ocurrido una cosa: recomendar los de los amigos que sabemos que funcionan. Los capitalinos nos van a perdonar, pero nos quedamos con dos en Barcelona y Bilbao. La Patente, con una larga lista de cursos, con su bonito kit de regalo y todo, y los cursos de repostería que organiza la gran Biscayenne.  Atentos, porque para Navidades prepara unos cuantos y el regalo puede acabar siendo una inversión interesante: comer roscón de reyes casero.

LaPatente

Lee el resto de la entrada »

El vermut se lleva

Vermut

El vermut está de moda. Qué gran noticia, ¿verdad? No sé por otras latitudes pero al menos en Barcelona es un tema sobre el que apenas se ha escrito y casi tan desconocido como el asunto de los gin tonic y los cupcakes. Grandes temas pendientes para el periodismo gastronómico de investigación.

Pero por si alguien todavía no se había percatado, por aquí el rito vermutero y las tascas de toda la vida compiten ahora con el mismísimo Primavera Sound en lo que a barbas y gafas de pasta se refiere. Hipsters y vermut, el no va más.

¿Pero qué pasa si esta sana costumbre de darle al vermut, las aceitunas, las conservas y la mojama nos pilla un poco lejos? ¿O si tenemos sin planchar nuestra camisa de cuadros preferida y no queremos presentarnos en el bar hechos unos zorros? Que no cunda el pánico, porque algunos locales se han puesto las pilas y comercializan unos estupendos kits para llevarse el vermut a casa.

Lee el resto de la entrada »

De vermut en Mitja Vida

MV_01

Aunque suene un tanto viejuno, quedar con los amigos para tomar un aperitivo el fin de semana es un planazo en toda regla. Sobre todo, si estás en la treintena y tu cuerpo ya no tolera las resacas infernales como cuando eras un mozalbete. En esa época, el plan diurno -antes impensable- empieza a parecerte una muy buena idea.

Sea por el motivo que sea, lo que está claro es que el vermut está de moda y la cantidad de reportajes y rankings que se han venido publicando ultimamente bien lo atestiguan. Nosotros hoy nos centramos en el segundo local que els del Morro Fi han abierto en Barcelona, el Mitja Vida (Brusi, 39).
Lee el resto de la entrada »