Entradas etiquetadas como ‘torrijas’

Torrigas, el refresco de torrijas

Cuando llegan estas fechas, medio país -o más- se vuelve loco con las torrijas. Uno de esos dulces tradicionales que, aunque no hay ninguna ley que prohiba hacerlo durante todo el año, es en Semana Santa cuando más triunfa.

Variedades de torrijas hay muchas, según ingredientes, regiones, ideas locas del cocinero de turno… Pero lo que no sabíamos es que ahora las torrijas también se pueden beber. Esa es la original propuesta que hace unos días presentaron desde la pastelería Xokoreto a la quinta edición del Concurso Nacional de la Torrija que se celebra en León. Su “torrija frizzante” se hizo con el premio a la innovación, claro.

Bautizada con el ingenioso nombre de Torrigas, no se trata del típico refresco al que se le añade algo para darle un sabor original sino que, según explica su creador José Ignacio Colinas, estamos ante una auténtica torrija deconstruída y en versión líquida.

Lee el resto de la entrada »

Receta de Semana Santa: torrijas como las de tu madre

torrijas1

Dedicar un rato de las vacaciones a cocinar siempre nos ha parecido un gran plan. Y si es para hacer una torrijas -uno de los platos más típicos de estas fechas- mucho mejor. Aunque hay decenas recetas de este postre y la red está plagada de ellas, seguro que ninguna te ayuda a preparar unas torrijas tan buenas como las de tu madre.

Por eso nos hemos animado a rescatar de nuestro recetario esta guía que ya publicamos el año pasado por estas fechas y que es mucho mejor que una nueva receta: es la fórmula secreta para que por fin consigas entender la receta que tu madre ha usado toda la vida.

Ahora, para los más despistados, la actualizamos en formato “receta tradicional”, con sus ingredientes y sus pasos para que nadie se pierda. Eso sí, en caso de duda, antes que llamar a tu madre para que te suelte lo de “eso tú ya lo ves”, os recomendamos releerse el artículo original.

Ingredientes

  • Pan (si es bueno y de ayer, mejor)
  • Leche (o vino para los más animados)
  • Azúcar
  • Canela
  • Piel de limón y naranja

Preparación

Para hacer unas buenas torrijas necesitamos pan decente. En realidad vale cualquiera y de hecho es un buen sistema para deshacerse del pan duro que haya por casa, pero mejor si usas una barra en condiciones que ese pan cutre de la gasolinera.

Cortamos rebanadas de unos dos centímetros de grosor. ¿Cuántas? Pues depende del vicio de cada uno, pero dos torrijas por persona suele ser una buena ración.

Ahora llega el momento de tomar la decisión más importante de la semana y quién sabe si de este mes o año: ¿Quieres torrijas de leche o de vino? La preparación es idéntica, salvo que en unas remojaremos el pan en leche y en otras en vino. A nosotros nos gustan las dos así no nos hagáis elegir. De hecho, ya que te pones, ¿por qué no haces mitad y mitad y así triunfas el doble?

Ponemos la leche -o el vino- a calentar con una cucharadita de azúcar, una rama de canela y la piel del limón y la naranja. Lo dejamos un rato a fuego lento, pero sin que llegue a hervir. Si usamos leche, una gotita de licor tipo brandy no le va nada mal. Retiramos y dejamos que se temple.

¿Cuánta leche o vino necesitaremos? Pues lo suficiente para remojar todo el pan que ya tendremos preparado en una fuente honda.

torrijas2

Vertemos sobre el pan y dejamos que se empape bien pero sin pasarse, para que al sacar las rebanadas no se destrocen. Lo dejamos un rato en la leche o el vino y, mientras lo vigilamos, batimos un par de huevos y ponemos aceite de girasol a calentar en una sartén.

Lo más delicado será sacar el pan de la leche -una espumadera mejor que un tenedor-, escurrirlas un poco y pasarlas vuelta y vuelta por el huevo. Las freímos en el aceite caliente y las dejamos sobre papel de cocina para que suelten el aceite sobrante. Ahora sólo queda pasarlas por azúcar y canela para que el exterior quede bien bonito y sabroso.

Y ya lo tenemos, unas auténticas torrijas de Semana Santa tan buenas como las de tu madre y, además, en dos variedades. Ahora sí que pueden empezar las vacaciones, las procesiones o lo que haga falta.

Teletorrijas para merendar

Hoy en día es complicado encontrar un tipo de comida que no se sirva a domicilio. Desde una pizza grasienta a un auténtico menú delicatessen, con una llamada de teléfono podemos tener la cena en casa en menos de una hora.

Sin embargo, hasta hace un par de días nunca habíamos oído hablar de la Teletorrija. Una curiosa iniciativa con la que una marca de café se ha propuesto endulzarnos las tardes de Semana Santa. La Teletorrija se enmarca dentro de una campaña que la firma ha puesto en marcha para conservar aquellas tradiciones con aroma viejuno que no deberían abandonarse. El cocido hecho a fuego lento, el pan con chocolate al salir del cole o las mismas torrijas en Semana Santa.

Desde hoy y hasta el 4 de abril varios motoristas repartirán cafés y torrijas artesanas de la Confitería El Riojano, previo pedido gratuito en la página de Facebook de la marca. Eso sí, la zona de reparto se limita a la ciudad de Madrid. Lástima que los que vivimos en otras ciudades nos vayamos a quedar sin probarlas.