Entradas etiquetadas como ‘Tío Pepe’

10 bodegas para visitar esta Semana Santa

Rutas-vino
¿Sin planes todavía para escaparse aprovechando las vacaciones de Semana Santa? Pensando en aquellos que no tienen demasiados días libres, presupuesto para irse muy lejos o, simplemente, les da pereza organizar un gran viaje, hemos recopilado una decena de bodegas que merecen una visita.

Distribuidas por toda la geografía del país para que a nadie le queden demasiado lejos -o sí, si la idea es aprovechar para hacer unos kilómetros-, el enoturismo es una excelente opción para estas mini-vacaciones primaverales.

1. López de Heredia, arquitectura en La Rioja

Lopez-Heredia

Aunque hablar de vino es mucho más que hablar de los rioja y sus bodegas, es verdad que esta Denominación de Origen es parada obligada en cualquier ruta de enoturismo. Son muchas las bodegas que ofrecen visitas y catas en La Rioja -la mayoría, de hecho- así que un buen criterio de elección es fijarnos en la apuesta que algunas de ellas han hecho por la arquitectura.

Marques de Riscal con su espectacular bodega diseñada por Frank Gehry -ojo a su hotel de lujo y a la cocina de Francis Paniego con una estrella Michelin- es posiblemente la más conocida. Pero nos vamos a detener en Haro para visitar la bodega López de Heredia cuya ampliación a cargo de la arquitecta iraní Zaha Hadid merece una visita. Y ya que estamos, habrá que probar su Viña Tondonia, ¿no?

2. Finca Antigua, muy cerca de Madrid

Finca-Antigua-14

Necesitamos menos de dos horas desde el centro de Madrid para plantarnos en esta bodega situada en los campos de La Mancha, entre Cuenca y Toledo. Un buen plan para una escapada de un día o, aprovechando la Semana Santa, pasar unos días por allí y desconectar entre viñedos y unas buenas dosis de campo y silencio.

Propiedad de Familia Martínez Bujanda, Finca Antigua cuenta con más de 400 hectáreas alrededor de su bodega, divididas en pequeñas parcelas en las que la uva cabernet sauvignon es la más abundante. Además de aprender a catar sus vinos o descubrir cómo se elaboran, resulta especialmente tentador visitar los viñedos e incluso poder almorzar en el campo.

3. Emilio Moro, de la barrica al Museo del Vino

Castillo-Penafiel

Viajamos hasta otra de las grandes Denominaciones de Origen del país (Ribera del Duero) para visitar las bodegas Emilio Moro, en Valladolid. Muy cerca de Peñafiel y su espectacular castillo que acoge el Museo Provincial del Vino, este monumento es también parte del plan que estas bodegas han diseñado para quienes se animen a visitarlos en Semana Santa.

La propuesta de Emilio Moro comienza con una visita completa a la bodega, seguida de un taller para descubrir mediante una cata muy especial la importancia de las barricas y el tipo de madera en el envejecimiento y carácter del vino.

El pack incluye una degustación de tres de las referencias estrella de Emilio Moro (el joven Finca Resalso, el buque insignia Emilio Moro y el vino de alta gama Malleolus) acompañados por un plato de ibéricos y una tortilla de patatas casera.

4. Tío Pepe. Vino, Jerez y caballos

Tio-Pepe

No es que necesitemos muchas excusas para irnos al sur, pero si la cosa va de vinos el plan gana todavía más puntos. Así que, quienes tengan pensado pasar unos días por Cádiz esta Semana Santa, seguro que tienen marcado en el mapa una parada en Jerez de la Frontera.

Y allí la visita a las bodegas Tío Pepe de González Byass es casi obligatoria. La historia del vino de Jerez -estamos en la que durante décadas fue una de las capitales mundiales del vino- pasa por este lugar en el que, además, durante Semana Santa, se ofrece una visita muy especial: un recorrido por la bodega, cata de dos vinos y un espectáculo ecuestre en la Real Bodega de La Concha.

Lee el resto de la entrada »