Entradas etiquetadas como ‘Thermomix’

La cansina batalla judicial entre ‘Thermomix’ y ‘Lidl’ continúa

Hemos perdido la cuenta ya de la cantidad de artículos que hemos escrito sobre el que, sin duda, es uno de los culebrones más apasionantes en el mundillo gastro-judicial. Y es que confesamos que estamos realmente enganchados a esta pelea que desde hace ya años arrastran Thermomix y Lidl alrededor de sus respectivos robots de cocina.

Hace justo un año parecía que el tema estaba zanjado. La justicia dio la razón a Vorwerk y obligó a la cadena de supermercados alemanes a retirar su popular Monsieur Cuisine Connect por, según la sentencia, violar una de las patentes usadas por Thermomix.

El popular robot -que se agota cada vez que sale a la venta, un par de veces al año- desapareció del lineal y en su lugar estas Navidades Lidl vendió un modelo inferior que, por lo visto, no incluye las características “copiadas” a Thermomix.

Pero en un giro inesperado de los acontecimientos -en realidad la sentencia estaba recurrida y ahora la justicia se ha pronunciado-, la Audiencia de Barcelona ha anulado el anterior dictamen y fallado a favor de Lidl.

Los detalles se pueden leer aquí, pero básicamente la patente de Vorwerk en la que se sustentaba el caso ha quedado anulada en España por, al parecer, fallos en la forma de la tramitación y en lo que se incluía y no en esa patente. De hecho, en su momento, Thermomix ya perdió un juicio contra un robot de cocina de Taurus.

A la espera de ver si realmente la cosa se queda aquí o el caso tiene más recorrido, llegados a este punto y pese a las pérdidas que este año haya podido tener Lidl por las unidades no vendidas de su robot -algo nos dice que sobrevivirá a esta minucia-, no deja de sorprender el empeño de Vorwerk con este tema.

Lógicamente, a nadie le gusta que le copien una tecnología inventada por ellos. Si es que ha sido el caso. Pero, llegados a este punto, cuesta entender en qué benefician a Thermomix estos años de titulares en su enfrentamiento con Lidl .

Una estrategia con la que consiguen precisamente lo que deberían evitar: que su máquina pueda ser comparada con un aparato que cuesta cuatro o cinco veces menos y que, por tanto, juega en otra liga.

Esa es, como hemos comentado ya muchas veces, la diferencia entre estos dos robots. Más allá de sus funciones y detalles y la recurrente comparación entre ambos, o aquello de llamar Thermomix de Lidl al Monsieur Cuisine Connect, la diferencia de precio se justifica en muchas otras cosas.

Empezando por el mercado de segunda mano que existe en Thermomix -pierde muy poco valor con los años-, la comunidad creada con sus usuarios y su uso habitual en muchas cocinas como un aparato excelente y duradero para hacer cremas y salsas.

Receta de pan de plátano (en Thermomix)

El pan de plátano (banana bread) es un bizcocho tradicional del norte de Estados Unidos que popularizó por estas tierras esa gran cadena americana de cafeterías con tazas grandes, precios altos y cookies gigantes. Desde entonces, es fácil encontrarlo en cualquier sitio y abundan las recetas para hacerlo en casa.  

Nosotros lo hemos preparado en el Thermomix porque se hace en un momentito, pero también podríamos prepararlo sin robot de cocina. Hemos usado compota de manzana para reducir la cantidad de mantequilla y en el relleno hemos puesto algunas nueces picadas.

A partir de aquí, se puede versionar al gusto: el plátano podemos triturarlo por completo o cortar una parte en trocitos pequeños para encontrarlo en el bizcocho, usar avellanas o trocitos de chocolate.

Como cualquier bizcocho, aguanta muy bien unos días a temperatura ambiente si lo envolvemos con un trapo limpio para que no se seque. Incluso podemos congelarlo cortando porciones individuales para tener un trozo siempre a mano cuando se nos antoje.

 Ingredientes

  • 4 plátanos maduros
  • 100 gramos de compota de manzana
  • 100 gramos de mantequilla (textura pomada)
  • 225 gramos de harina de trigo
  • 220 gramos de azúcar moreno
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharada de levadura química
  • 1 cucharada de bicarbonato
  • 50-70 gramos de nueces (opcional)
  • 50 gramos de leche entera
  • Una pizca de sal

Preparación

Precalentamos el horno a 180º. Forramos un molde alargado (plum cake) con papel vegetal.

Ponemos las nueces en el vaso del Thermomix y trituramos 2-3 segundos a velocidad 3. Las pasamos a un bol y reservamos.

Echamos en el vaso los plátanos partidos en dos o tres trozos, la leche y el azúcar. Trituramos 5 segundos a velocidad cuatro. Añadimos la compota, la mantequilla y el extracto de vainilla. Programamos 2 minutos a velocidad 4.

Programamos otros dos minutos a velocidad 6 y añadimos los huevos de uno en uno usando el orificio del cubilete de la tapa del vaso. Añadimos la harina, la levadura, el bicarbonato y la sal. Programamos 15 segundos a velocidad 6.

Echamos las nueces picadas al vaso y mezclamos con la espátula. Pasamos la mezcla al molde y la repartimos para que quede uniforme.

Horneamos 40-45 minutos. Si vemos que la parte superior se está dorando demasiado, la cubrimos con papel de aluminio para evitar que se queme.

Sacamos del horno. Dejamos templar sobre una rejilla y desmoldamos. Dejamos enfriar el bizcocho y listo para comer.

Thermomix abre su propio restaurante en Madrid

El robot de cocina más conocido del mercado cumple medio siglo. Hace 50 años llegó al mercado el famoso Thermomix, y desde entonces ha sido parte de la cocina de muchas casas, codiciado producto en el mercado de segunda mano, e instrumento imprescindible en muchos restaurantes. Cinco décadas, eso sí, y seguimos sin saber que se dice el Thermomix y no la Thermomix.

Y para celebrar su aniversario, Vorwerk -la empresa detrás de este robot- ha decidido abrir Cincuenta, su propio restaurante en Madrid. “El único del mundo -señala la compañía- en el que se cocinará solo con Thermomix“.

Pero no entra en los planes de Thermomix pasarse a la hostelería, porque Cincuenta es un restaurante efímero que solo estará abierto durante seis días. Concretamente del 21 al 26 de octubre en la calle Montesa 39 de la capital, donde se servirá un menú degustación en el que todos los platos se elaborarán con este aparato.

Un menú que, además, quiere ser un recorrido por la gastronomía de las cinco décadas de historia de Thermomix a través de platos que enlacen con el recetario de aquella época y también diferentes decoraciones acordes con cada una de estas décadas.

“De los platos con nombres cortos a los que no caben en un tuit”, reza uno de los lemas de presentación de este restaurante efímero en el que también prometen tener mucho protagonismo los diferentes modelos del Thermomix que se han ido presentando a lo largo de los años.

En total se han presentado un total de 10 versiones hasta la actual TM6. De todos modos, aunque la primera se presentó en 1961, a España este invento no llegó hasta la década de los 70.

Receta de helado ‘cheesecake’: así de fácil es preparar un helado de tarta de queso en ‘Thermomix’

Inauguramos oficialmente el verano con la primera receta de helado de la temporada. Pero no es un helado cualquiera, es un helado con sabor a tarta de queso. Y sí, realmente sabe a cheesecake con  toda la textura de un buen helado cremoso.

Esta vez hemos dejado de lado los polos sanos de fruta que tanto nos gustan y nos hemos ido de cabeza a por este helado que, no nos vamos a engañar, debería llevar la advertencia de “coma con moderación, es su responsabilidad”. Pero está tan rico, que va a quedarse en nuestro recetario para días especiales.

Con el Thermomix se prepara muy rápido porque en el mismo vaso podemos triturar los ingredientes, montar nata y triturar de nuevo todo junto para conseguir una cremosidad que es difícil de conseguir sin robot de cocina. Queda perfecto y sale cantidad para 8-10 raciones.

Ingredientes

  • 6 huevos
  • 600 g.  de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 400 g. de nata (35% materia grasa)
  • 150 g. de azúcar
  • 5 ml. de esencia de vainilla
  • 3-4 gotas de limón
  • 200 g. de mermelada de frutos rojo
  • 150 g. de galletas de mantequilla (estilo bretonas) o tipo Digestive

Preparación

Ponemos en el vaso del Thermomix los huevos, el azúcar, el queso crema, la esencia de vainilla y las gotas de limón. Programamos 8 minutos a 90º y velocidad 5.

Pasamos la mezcla a un recipiente alargado o bandeja alta para que no tenga más de 2-3 centímetros de altura. Alisamos con una espátula, tapamos y congelamos un mínimo de 4 horas (o de un día para otro). Lavamos el vaso.

Cuando tengamos previsto sacar el helado del congelador, preparamos la nata montada. Ponemos el accesorio mariposa en el vaso del Thermomix. Echamos la nata y la montamos programando la velocidad 3.5 sin tiempo porque iremos vigilando.

Tras un par de minutos comprobamos si está montada. Si le falta un poco, seguimos haciendo tandas de 20 segundos y comprobando. Es importante no pasarnos porque se acabaría separando la nata del suero. El tiempo suele rondar los 3 minutos si la nata estaba en el frigorífico que es lo ideal (también puedes poner el vaso vacío en el frigorífico 30 minutos antes de montar la nata para que suba mejor).

Retiramos el accesorio mariposa del vaso. Sacamos el helado de queso del congelador y con un cuchillo lo cortamos en trozos.

Añadimos los trozos de helado al vaso con la nata montada y trituramos 30 segundos a velocidad 7. Comprobamos la textura del helado y hacemos tandas de 30 segundos hasta conseguir una textura cremosa pero firme.

Servimos raciones individuales con un par de cucharadas de mermelada y una galleta bretona de mantequilla. Podemos trocear más galleta para acabar de decorar.

Cómo hacer mantequilla casera en Thermomix en 3 minutos

Llevamos toda la vida comprando mantequilla industrial porque no teníamos ni idea de lo fácil que es hacerla en casa. Y ahora, después de comprobar que en el Thermomix podemos hacerla en menos de 3 minutos, no volveremos a ponerla nunca más en la lista de la compra.

El proceso es muy sencillo. Simplemente necesitamos nata con un buen porcentaje de grasa -35%, la que se usa para montar- para poder separar el suero de leche (que podemos aprovechar para repostería) de la parte sólida, que será la mantequilla. Un colador, un poco de sal y un rato en el frigorífico para que tenga consistencia.

La ventaja de hacer la mantequilla en casa es que podemos ir probando versiones, añadir más o menos sal, algunas hierbas aromáticas, especias o ajo. Fácil, rápido y todo en el vaso del Thermomix sin tener que ensuciar nada más. Lee el resto de la entrada »

La guerra de los robots de cocina. ¿Es el de ‘Lidl’ una copia del ‘Thermomix’?

Si hace unos años nos llegan a decir que en 2020 comenzaría una guerra de robots, seguramente no habríamos imaginado que la batalla sería en la cocina. Pero así es, y tiene pinta de que será larga y, no sabemos si sangrienta, pero sí bastante cara. Al menos eso es lo que pretende Vorwek, la compañía propietaria de Thermomix, que reclama a Lidl un 10% de todos los beneficios obtenidos con la venta de su exitoso Monsierir Cuisine Connect.

¿El motivo? Es evidente. No solo porque la noticia ha aparecido en todas partes, sino porque el robot de cocina de marca Silvercrest es popularmente conocido como el Thermomix de Lidl.

Parecidos más que razonables, una diferencia de precio abismal y un éxito abrumador cada vez que se pone a la venta son argumentos que explican de sobra por qué esta historia ha acabado en los tribunales.

Los propietarios de Thermomix acusan a la cadena de supermercados alemana de violar una de sus patentes, y eso es precisamente lo que el tribunal tendrá que decidir.

Por ahora la cosa promete ser un auténtico culebrón porque, en el primer día de juicio, la discusión estaba en el tema del pesado y mezclado simultáneo, una característica que Thermomix defiende como propia y única y a lo que desde Lidl se contraargumenta asegurando que su dispositivo ofrece botones separados para ambas funciones.

Lee el resto de la entrada »

Cómo deshuesar cerezas con el Thermomix en 5 segundos

Estamos en plena temporada de cerezas y hay que aprovecharla al máximo porque es corta. Se nos acumulan las ideas y las recetas para hacer helados, postres, batidos y mermeladas pero, como siempre, nos falta tiempo para ponernos manos a la obra.

Una buena solución para disponer de cerezas todo el año es congelarlas y tenerlas siempre a mano cuando se nos antoje preparar, por ejemplo, una cheesecake de cerezas a mitad de febrero.

El problema es que esta fruta que tanto nos gusta tiene un tamaño pequeño y un hueso que es necesario quitar para preparar postres.  Y, como ya sabrán quienes lo hayan hecho, deshuesar medio kilo de cerezas a mano lleva su tiempo y suele dar bastante pereza.

Aunque usemos el truco de usar una pajita (mejor de metal, por cierto) el tema no mejora demasiado. Pero si en casa tenemos un robot de cocina como el Thermomix, tendremos las cerezas sin hueso en pocos segundos.

Hay que tener en cuenta, eso sí, que si usamos el robot de cocina para deshuesar, la carne de las cerezas va a quedar machacada, por lo que no sirve para recetas en las que queramos dejar la cereza entera o partida por la mitad.

Para todo lo demás, es el método que más nos ha gustado y el que vamos a usar a partir de ahora. Hacerlo es así de fácil:

  1. Lavamos bien las cerezas o picotas, y si tienen rabito lo quitamos.
  2. Ponemos las cerezas en el vaso del Thermomix y tapamos con el cubilete.
  3. Trituramos 5 segundos a velocidad 4 para que los huesos y la carne de las cerezas se separen.
  4. Pasamos el contenido del vaso a un plato o tupper.
  5. La mayoría de los huesos habrán quedado sueltos o prácticamente sueltos. Ya solo tenemos que separarlos y quedarnos con las cerezas deshuesadas para hacer la receta que queramos.

¿Te espía tu robot de cocina? Escándalo por el micrófono encontrado en el ‘Monsieur Cuisine’ de Lidl

Todo empezó como una broma: desmontar y hackear el popular robot de cocina Monsieur Cuisine de Lidl para poder instalar videojuegos. Y lo consiguieron: el vídeo del popular Doom en la pantalla de este robot de cocina low cost no tardó en dar la vuelta al mundo y arrancar una sonrisa entre los cocinillas más frikis.

Pero las risas se terminaron cuando, al desmontarlo, descubrieron que entre los componentes del aparato había una función no declarada en su hoja de especificaciones: un micrófono. Inactivo, según explican los compañeros tecnológicos de Clipset, pero ahí estaba sin que se informara de ello en ningún lado.

Y, claro, se desató la histeria. Al menos en el mundo de la tecnología, más consciente de que lo que se puede hacer con un micrófono y, lo que tal vez es más preocupante, un aparato conectado a Internet y basado en una versión obsoleta del sistema operativo Android.

La explicación dada por la compañía es la más lógica y posiblemente cierta: ese micrófono está ahí pensando en futuras versiones que permitan el control del aparato por voz. De hecho, por eso también cuenta con un altavoz -tampoco especificado por ningún lado- que sería la otra mitad de ese futurible sistema para manejarlo con órdenes de voz en vez de con la pantalla táctil.

¿Está espiando ahora mismo Lidl tus conversaciones mientras preparas la masa para un bizcocho o buscas alguna receta para dejar programada? ¿Está la ya no tan simpática Monsieur Cuisine grabando archivos de voz con todas tus intimidades culinarias o de lo que sea que hables en la cocina?

Lee el resto de la entrada »

Histeria con el robot de cocina de Lidl. ¿El fin de la era Thermomix o no hay para tanto?

Había 25.000 unidades y duraron pocos minutos en las más de 700 tiendas donde Lidl puso a la venta su ya famoso robot de cocina. Aunque no es la primera vez que se desata la histeria alrededor de un producto de esta cadena de supermercados –su panificadora también es un top ventas-, en este caso puede que sorprenda más, porque estamos hablando de un electrodoméstico de más de 350 euros.

Así que la pregunta que muchos se estarán haciendo a estas horas es si está justificado tanto interés e incluso las colas que se formaron desde la madrugada para hacerse con uno de estos robots de cocina, o simplemente en Lidl son muy buenos en esto de gestionar su stock y crear mucha expectación.

De entrada, hay que situarse, porque esos 359 euros son casi una ganga si se compara con otros robots de cocina, incluido la incuestionable estrella del sector: el Thermomix. Sí, ya hemos explicado unas cuantas veces que se dice “el” y no “la” Thermomix.

Más de 1.000 euros frente a unos 400 suena bien, pero ¿hasta qué punto son productos comparables por mucho que algunos vean en este robot de marca Silvercrest el Thermomix del pueblo?

La verdad es que a la vista del diseño y funciones la cosa promete. La pantalla táctil de 7 pulgadas, la conexión Wi-Fi para descargar recetas o las más de 200 recetas preinstaladas son un buen comienzo. En el caso de Thermomix, más allá de las recetas incluidas, el resto son de pago.

También la potencia (1.200 W), las 10 velocidades que ofrece y la lista de funciones entre las que está el peso integrado -muy cómodo-, cocer al vapor, amasar, batir, emulsionar…

La capacidad del recipiente principal es de 3 litros, aumentando considerablemente respecto a las versiones anteriores de este Monsier Cuisine Connect. Lee el resto de la entrada »

Thermomix TM5, la Thermomix digital a prueba

Thermomix-TM5_2Mucho se ha hablado de la nueva Thermomix. Sí, esa con pantalla táctil y recetas digitales almacenadas en una pastilla redonda que se conecta magnéticamente con el cuerpo de la batidora calefactora más famosa del mercado.

Pero ¿hasta dónde ha mejorado la Thermomix TM5 respecto de su predecesora? ¿Realmente aprovecha las ventajas de la tecnología con estas recetas digitales guiadas? Para descubrirlo, nada mejor que ponernos manos a la masa y comprobar qué ha cambiado y cómo es eso de cocinar con la nueva Thermomix.

El resultado de este análisis es un aprobado alto en lo que a cocinar se refiere. Realmente el ADN de Thermomix está presente en la calidad de construcción, la resistencia de los elementos y, en general, en el buen funcionamiento. Pero esa misma herencia es la que arrastra a la TM5 a una limitación que resultará ilógica para muchos usuarios. Y es que, pese a disponer de recetas digitalizadas que se cargan automáticamente en la Thermomix, estas recetas no se pueden modificar ni compartir.

Por supuesto tampoco se pueden descargar de Internet, ni pagando ni de ninguna otra forma. En resumen, facilitan el proceso de elaboración de cada plato, pero no aprovechan las verdaderas ventajas de disponer de toda la información digitalizada. Algo que parece estar ideado para preservar el negocio basado en la venta de libros de recetas de la propia marca pero que limita el auténtico potencial de este nuevo modelo.

En conclusión, la Thermomix TM5 es más segura, más silenciosa y tiene más capacidad (un 10% más). Sin duda también es más sencilla de manejar si se usa con el modo de recetas digitales preprogramadas, pero ojito, porque su precio de 1.100 euros la sitúa muy por encima de la competencia. Que sí, que no se apellidan Thermomix, pero en tiempos de crisis estos detalles son cada vez más importantes.