Entradas etiquetadas como ‘Teka’

¿Se puede cocinar bien un chuletón en un horno casero? Lo probamos

Para algunos, intentar cocinar un chuletón en casa es sencillamente imposible. Otros se conforman con algún que otro apaño en la plancha. Pero en lo que coincide la mayoría es que nada puede igualar a una buena brasa a la hora de cocinar carne.

Así que, quienes no tenemos a mano una barbacoa, solemos entrar en verano en un periodo complicado cuando entra el antojo de alguna carne a la brasa. O pescado o verduras, que esto no va solo de carnívoros.

De ahí que como buenos vascos, y tras haber tenido la suerte de poder probar en nuestra vida unos cuantos muy buenos txuletones -tenemos que escribirlo así-, al oír hablar por primera vez de un horno doméstico con una función específica para cocinarlo se dispararan todas nuestras alarmas.

Es verdad que en Estados Unidos se estila bastante lo de cocinar este tipo de cortes de carne al horno tras sellarlas en plancha. Pero por aquí no es habitual, y hay una separación muy clara entre asar al horno y cocinar a la parrilla o brasa.

Al menos hasta ahora. O eso es lo que aseguran en Teka con su SteakMaster, un horno que, como su propio nombre permite adivinar, está pensado para ser una especie de barbacoa casera en la que cocinar carne a la brasa. Para ello cuenta con dos herramientas únicas: un grill capaz de alcanzar los 700 grados y una plancha de hierro forjado sobre la que se cocinará la carne en cuestión de minutos.

El grill permite alcanzar los 700 grados

 

La verdad es que la teoría y los vídeos oficiales son, como siempre, muy prometedores y los resultados apetecibles. Pero, ¿y la realidad? Hemos tenido ocasión de verlo en acción y cocinar nosotros mismo un chuletón en él para comprobar qué tal.

La técnica es de sobra conocida: buena carne, atemperada antes de cocinarla y temperaturas muy altas durante poco tiempo. Lo de la calidad del producto queda en manos de cada uno, pero el resto del proceso es muy sencillo y guiado paso a paso en pantalla. Hay que elegir el grosor de la carne, el punto deseado entre tres ofrecidos y listo.

El atemperado dura 20 minutos, en los que la carne está a 40 grados. Evidentemente, si ya está a temperatura ambiente -ojo con estas cosas en verano que los expertos en seguridad alimentaria nos tiran de las orejas-, nos lo podemos saltar con el modo manual.

Tras este paso hay que sacar la carne (la plancha de hierro se queda dentro) para que empiece el precalentamiento serio hasta alcanzar los 700 grados con el grill especial superior. Tarda 15 minutos. Cuando está listo, con guantes (incluidos) y mucho cuidado, se deposita la carne en la plancha y, cuando avisa (5 minutos), se da la vuelta otros 3 minutos. Y listo.

¿Sencillo? Mucho. No tiene más misterio de lo que hemos explicado y el resultado es muy bueno. Cierto, no como una parrilla con su carbón y tal, pero mucho mejor que lo que vamos a conseguir en una sarten o plancha en casa.

Lee el resto de la entrada »