Entradas etiquetadas como ‘tacos’

Tacos al pastor, el plato mexicano que vino del Líbano

La gente a veces se asoma y piensa que es un restaurante de shawarma, nos cuenta Almudena Olvera, responsable de La Güerita Mexicana. Ha abierto sus puertas hace unos meses en el barrio de Sant Antoni de Barcelona, abanderando un plato que todos los restaurantes mexicanos ofrecen pero que pocos -muy pocos- hacen como realmente toca: los tacos al pastor.

Aunque se trata de una de las versiones más populares de los tacos, a base de carne y piña, lo que es menos conocido es que su origen en realidad no está en México, sino en Oriente Medio. Concretamente en el Líbano, explican los responsables de este pequeño local.

A principios del siglo XX, los emigrantes de aquel país que llegaron a México instauraron la tradición de los rollos de carne asada mientras gira en vertical usados para los tradicionales shawarmas.

Las especias, claro, se sustituyeron, dejando paso a sabores y adobos mexicanos. El resultado de esa fusión árabe-mexicana fueron los famosos tacos al pastor, que comenzaron a popularizarse a partir de los años 60 y cuya fama dura hasta hoy.

Renato Guiomar es quien se ocupa de los tacos de La Güerita Mexicana y quien monta los trompos de carne. Todo casero, nos explica, a base de lonchas de cabeza de lomo de cerdo que, tras adobarse con una mezcla secreta (achiote, cebolla, chile seco, zumo de naranja…) durante 24 horas, él va insertando, loncha a loncha, hasta crear esta pieza de carne. 

Lee el resto de la entrada »

Tacos de carrilleras (o cualquier otro resto navideño)

P1210308

Hablar de dietas y recetas sanas en enero está muy visto. Además, el problema que ahora mismo nos quita el sueño, no es cómo compensar los típicos excesos navideños sino cómo deshacernos de todas esas comidas que sobraron y que nos tienen la nevera y el congelador hechos unos zorros.

Tenemos la solución. ¿Canelones? ¿Croquetas? Tampoco os paséis, que una cosa es no hacer dieta y otra celebrar el festival de la bechamel en enero. Unos sencillos tacos son la respuesta que andábamos buscando. En nuestro caso nos han servido para reconvertir unas estupendas carrilleras de cerdo que teníamos por ahí pero, lógicamente, podemos prepararlo con cualquier otra carne que haya sobrado.

Un poco de verde crujiente para aligerar, tortillas y listo, problema resuelto. Incluso si estamos animados podemos hacer las tortillas en casa que, aunque no quedarán tan perfectas, están mucho más ricas. Os contamos todo eso -y de paso cómo hacer unas carrilleras buenísimas- en nuestra primero vídeo-receta de 2015.

Ingredientes

Para las tortillas

· Harina de maíz “instantánea” (ya cocida). Unos 30-40 gr. por tortilla.

· Agua. Casi el doble que de harina

· Sal

Para los tacos

· La carne que queramos aprovechar

· Lechuga (o espinacas)

· Cilantro (y/o perejil, apio…)

· Tomate

· Cebolleta

· Lima

Para las carrilleras

· Carrilleras de cerdo (o ternera)

· Cebolla

· Ciruelas, pasas, orejones

· Vino decente

Elaboración

Las carrilleras es uno de esos platos mucho más fáciles de preparar de lo que pensamos. De hecho, sólo hace falta rehogar  una cebolla bien picada, añadir las carrilleras cuando haya cogido color y dejar que se doren un poco, incorporar las frutas y el vino. Lo dejamos cocer unas dos horas -hasta que la carne prácticamente se deshaga sola- y listo. Un platazo con una salsa de esas de llorar y acabar con todo el pan que haya por casa.

Estas carrilleras que hicimos en Navidad (siguiendo la receta de El Comidista con alguna pequeña variación) son la base de nuestros tacos. No obstante, podemos usar cualquier otro resto de asado o guisado que esté por la nevera. La gracia en este caso va a ser jugar con el punto un poco dulce de la salsa de la carne -es casi una compota de frutas- y contrarrestarla con un toque refrescante.

Pero antes del relleno, vamos con las tortillas para los tacos. En un apuro las podemos comprar hechas, pero realmente se preparan en un momento. Estas con harina de maíz instantánea -fácil de encontrar en el mercado- son muy sencillas de hacer. Tanto que incluso siguiendo el curioso proceso que sugería el envase de harina (primero el agua, luego la harina) nos han salido.

Usaremos unos 30-40 gramos para cada tortilla, una pizca de sal y algo más de agua que de harina, aunque sin llegar a doblar la cantidad. Mezclamos, amasamos, dejamos reposar 5 minutos y hacemos pequeñas pelotas que aplanaremos con la ayuda de papel transparente y un rodillo. Después las pasamos por la sartén a fuego fuerte.

Ahora sólo falta rellenarlas: lechuga, cilantro, tomate, cebolleta, un buen chorro de lima y la carne de las carrilleras que habremos picado o deshilachado antes un poco, como si fuera “ropa vieja”. Y, alehop, nuestro tupper olvidado en la nevera se acaba de convertir en una estupenda comida.