Entradas etiquetadas como ‘street food’

“Los food trucks no son una moda como las hamburguesas o el Gin tonic”

Food-trucks_03

La comida callejera y el fenómeno de los food trucks -por una vez nos quedamos con el anglicismo frente a eso de gastroneta– han llegado a España con años o décadas de retraso respecto a América y Europa. Eso sí, han entrado con fuerza, especialmente en ciudades como Madrid o Barcelona, donde casi cada semana encontramos algún evento o reunión de camionetas, camiones, caravanas y otras formas de cocina móvil. Por si fuera poco, la moda de la cocina sobre ruedas incluso llegó a protagonizar un concurso de cocina en TVE.

Food-trucks_05Así que, aprovechando un fin de semana soleado, nos plantamos en Eat Street -uno de estos eventos foodtruckeros- y aprovechamos para hablar con Rosanna Carceller, periodista gastronómica y autora del primer libro sobre el tema que se ha publicado en España: Food Trucks, comida sobre ruedas (Librooks), un manual completo para emprendedores, y un buen recopilatorio de proyectos y cocinas sobre ruedas.

Cocina de calle (street food), sí, pero aunque estamos en un recinto al aire libre, es cerrado. Es uno de los grandes temas al hablar de este movimiento: “En las grandes y medianas ciudades sólo pueden ejercer su actividad en eventos privados, mercados, festivales de música…”, nos cuenta Rosanna.

La compleja legislación

Y es que la mayor dificultad con la que se encuentran los food trucks, más allá de permisos de circulación, adecuación de vehículos históricos, tener o no obrador, y decidir la oferta, es que hay que estudiar la normativa de cada ayuntamiento para saber dónde pueden ejercer. “Cada ayuntamiento tiene competencia para regular los food trucks en su espacio público, y cada ayuntamiento lo hace a su manera”.

Mientras que Street Food Madrid se ha erigido en lobby para hacer presión frente al ayuntamiento -sin resultados por ahora-, en otras ciudades más pequeñas está empezando a cambiar algo, nos cuenta la autora. “ En Las Palmas de Gran Canaria se han hecho dos concursos públicos para licitar lugares donde puedan establecerse las camionetas. En Sevilla, La Callejera ha conseguido permiso para instalarse en una docena de sitios diferentes de la ciudad, y en Málaga se aprobó una moción a propuesta del grupo municipal de Ciudadanos para regular los food trucks en la ciudad”.

Lee el resto de la entrada »

Así comen los modernos en el Primavera Sound: crónica gastronómica de un festival

DSC09022

La primera ley universal de la modernez asegura que ningún moderno puede reconocer su pertenencia a ese grupo. Modernos son siempre los otros, así que posiblemente eso también nos incluye a nosotros, que durante estos últimos tres días hemos estado por el festival Primavera Sound de Barcelona, epicentro mundial de lo hipster, desde el pasado jueves.

Además de intentar llegar a todos los conciertos, decir que tal o cual grupo antes era mejor y ahora se ha vuelto comercial, e intentar colar bebida en el recinto -deporte oficial de cualquier festival que se precie- frente a lo que cabría pensar, la gastronomía también tiene su espacio aquí. Algo tendrán que comer todos estos muchachos para aguantar tantas horas, más allá de lo que digan los tópicos sobre sustancias alternativas para mantenerse despiertos.

DSC09029

DSC08956

Es verdad que nadie viene al Primavera a comer y que a diferencia de lo que ocurre en otras citas -ya hay festivales que se definen como musicales y gastronómicos- aquí el tema alimenticio es muy secundario. Pero la evolución de la oferta gastronómica es muy evidente, hasta tal punto que, para sorpresa de muchos dentro, del Primavera se puede comer relativamente bien y a unos precios más o menos lógicos. Al menos si se compara con la cerveza vendida por hectolitros y a precio de sangre de unicornio.

Lee el resto de la entrada »

La comida que va a estar de moda en 2015

Año nuevo, moda y tonterías nuevas. Así que ahora que ya ha pasado la histeria navideña y que toca empezar a trepar por la cuesta de enero sorteando verduras y dietas absurdas para compensar los destrozos -recordad, el rollo detox es un cuento- nada mejor que asomarnos a los hits que se avecinan este año recién empezado.

Las hamburguesas, los cupcakes y los gin-tonic se resisten abandonar los titulares, por mucho que desde hace tiempo se diga que su tiempo ya pasó. Pero ¿qué toca ahora? Los zumos verdes, el vermut, la casquería en versión normal y marítima, el ramen, la cerveza artesana, la plaga de los mercados pijos gastronómicos…

DSC07164

El kimchi promete ser uno de los hits de 2015

En realidad, todo esto ya está aquí. Al menos en ciudades como Madrid o Barcelona, aunque tranquilos que acabará llegando a todas partes. Así que puestos a saber qué es lo que nos espera en 2015, qué tipo de locales abrirán, de qué se llenarán los menús o qué tipo de tonterías escucharemos en boca de los gurús gastronómicos de turno, mucho mejor asomarnos fuera para ver lo que viene. O no, que esa es la gracia de las predicciones.

· Coliflor y kimchi. ¿La coliflor de moda? Qué poco glamour, pensarán algunos. Pues da igual porque desde Reino Unido aseguran que esta verdura será uno de los hits de 2015. De todos modos, quienes busquen algo de nombre y origen más sofisticado -dicho con todo el cariño a la coliflor- que no sufran porque el kimchi vuelve a ser candidato a petarlo este nuevo año. De todos modos, hace ya tiempo que lo ingleses están muy pesados con esta col fermentada coreana -que está buenísima, ojo- así que mejor no empezar a comprar toneladas de latas por si acaso.

· Más amargo. Los alérgicos al fondant y demás excesos azucareros están de enhorabuena porque en 2015 nuestros paladares van a reclamar más amargo. En eso coinciden varios de los expertos en esto de la futurología gastronómica para este año recién estrenado. ¿Qué significa eso? De entrada, menos azúcar al café -lo que implica tener que mejorar el café, así que bien- chocolates más amargos y fuertes y bebidas en esta misma línea -viva el spritz y la cerveza artesana– son el menú. Y nos gusta. Por cierto, los ahumados y las comidas fermentadas -como nuestro querido kimchi-también suenan como candidatos a arrasar los próximos meses.

· Platillos. Opinan muchos -y con razón- que eso de los “platillos” es un buen truco para cobrar demasiado por raciones pequeñas. Pues bien, mejor tomárselo con filosofía porque se comenta por ahí que ésta será una de las tendencias en alza para este 2015. La idea es poder probar muchas cosas y compartirlas, basándose -eso dicen por ahí- en el concepto de las tapas españolas. Algo que, en cierto modo, tiene que ver con otro de esos conceptos que parecen sacados del Power Point de algún gurú vendehumos, pero que toca tener controlados porque oiremos hablar de él mucho: comfort food. ¿Qué es eso? Platos sencillos, con cierta historia y arraigo y que ahora saltan de la cocina de nuestra casa al restaurante y se presentan en este formato de picoteo.

_DSF8771

Un respeto a la coliflor que este año los modernos la querrán en todos sus platos

· Comer en una tienda. Otra moda que no es más que la evolución de algo que ya llevamos tiempo viendo: queremos comer en todas partes, no sólo en los restaurantes. O al menos eso dicen que queremos. Así que, tras los mercados gourmets, atención porque ahora llegan las tiendas donde también se puede comer. Pero no tiendas de alimentación donde degustar los productos que se venden, sino también en tiendas de lujo, que ofrecerán este servicio como parte de la experiencia de compra. De hecho, algo así ya existe, por ejemplo, en la tiendas de Ralph Lauren o Roberto Cavalli en Nueva York, y Armani tiene su propio restaurante.

· Corea y Vietnam. Ramen y ceviche han sido dos de los éxitos del pasado año y esperemos que tengan todavía mucho recorrido durante este 2015. Pero poniendo la vista en el próximo hit gastronómico, los expertos apuntan a Asia. Concretamente a Corea y a Vietnam. Igual por aquí no es algo que se perciba todavía, o puede que no acabe de explotar, pero al otro lado del Atlántico KFC y compañía ya han abierto Banh Shop, un local especializado en un tipo de sandwich de Vietnam. Y les ha quedado tan auténtico que hasta pidieron disculpas por el logotipo, un tanto comunista, que habían usado. Esperemos que cuando llegue aquí esta moda no sea en formato fast food.

 · Beber local. No, no se trata de apalancarse en el bar del barrio de toda la vida -que no estaría mal- sino en trasladar esa idea de  lo local al mundo de la bebida. Algo así como un “Km. 0” -otra de esas buenas ideas que se ha pervertido hasta dar un poco de risa- pero llevada al tema del bebercio. Algo que, pensándolo bien, tampoco es un ejercicio de futurología demasiado arriesgado: ¿Acaso no tiene ya cada pueblo, y casi cada calle, su propia cerveza artesana? ¿No hay casi una marca de ginebra por cada provincia del país?

· Street food, street food, street food… A veces, para hacer de adivinos, no hay que salir fuera del país, basta con asomarse un poco a la calle. Y es que la calle se perfila desde hace meses como una de las modas a la hora de comer. Dicho así no suena suficientemente moderno, pero si hablamos de street food todos los hipsters seguro que prestarán atención. Comida de calidad en camionetas que van allí donde esté la fiesta, el mercadillo o el festival de turno. Así de simple. Ahora sólo falta que en 2015 se deshinche un poco la burbuja de precios y la tontería que rodea a toda nueva moda y que se cree una regulación –inexistente por ahora en España, al menos de forma específica para estos nuevos negocios– para que este sector pueda despegar y demostrar su potencial.

La gastroguía viajera de LaGulateca: Londres, Amsterdam, Bilbao y Barcelona

Gastroguia2014

Gente que cuando viaja le da igual comer cualquier cosa. De esos que a los 10 minutos ya están entonando la copla de que como-en-España-en-ninguna-parte. Qué pereza de gente, oye. Pero como sabemos que vosotros no sois de esos, os gusta ir al mercado cuando visitáis una ciudad y saber qué se come y dónde en cada lugar, hemos recopilado nuestras recomendaciones viajeras por si este verano os pasáis por Londres, Ámsterdam, Bilbao o Barcelona.

Si es así, no dejéis de echar un vistazo a estos vídeos donde os contamos que en Amsterdam no os podéis perder su bocadillo de croquetas; dónde está la mejor comida callejera de Londres; las bodegas imprescindibles de Barcelona a las que los turistas no llegan y, por supuesto, los mejores pintxos clásicos de Bilbao.

Además, quienes se escapen a Nueva York deberían hacer un hueco en su ruta hamburguesera para descubrir Burger Joint y su peculiar localización. Algo más cerca queda Oporto, con dos recomendaciones: probar la francesinha y descubrir que se puede cenar a base de latas y patatas tan ricamente. Quienes pasen estos días por Florencia pueden huir de las manadas de guiris de los cruceros refugiándose en el mercado central para probar un bocadillo de callos junto a una Moretti en el Nerbone.

Así que tomad buena nota mientras hacéis las maletas.

Londres, street food de la buena. El antídoto contra todos esos enterados que dicen que en Londres no se come bien es llevarles de paseo por estos tres lugares que os proponemos para probar comida callejera de la buena.

Lee el resto de la entrada »

Comida callejera en Londres

Por Iker Morán

DSC02712

Por aquí eso de la street food (comida callejera) se perfila ya como el próximo hit gastronómico. Comida de calidad preparada en puestos y furgonetas y que, por ahora, sólo se deja ver en festivales o fiestas -es un sector aún por regular legalmente en España- pero que reclama su espacio y protagonismo.

Así que en una reciente visita por Londres, cámara en mano, nos decidimos a recorrer algunos de los lugares de referencia para los amantes de esto de comer por la calle. Podríamos pasarnos semanas enteras recorriendo la capital inglesa y sobreviviendo a base de street food, pero para empezar nos hemos quedado con tres recomendaciones: Borough Market, la siempre animada Brick Lane -con parada especial para probar los mejores bagels de la ciudad- y Broadway Market.

No es que sean los mejores -que igual también- pero sí nuestros preferidos y, en cualquier caso, lugares de visita obligada cada vez que nos escapamos a Londres. Hamburguesas, alitas, comida oriental, arepas, paella -sí, la comida española pega fuerte allí- ahumados… Quien diga que en Londres se come mal es que hace mucho que no se da un paseo por allí.