Entradas etiquetadas como ‘Somontano’

10 bodegas para visitar esta Semana Santa

Rutas-vino
¿Sin planes todavía para escaparse aprovechando las vacaciones de Semana Santa? Pensando en aquellos que no tienen demasiados días libres, presupuesto para irse muy lejos o, simplemente, les da pereza organizar un gran viaje, hemos recopilado una decena de bodegas que merecen una visita.

Distribuidas por toda la geografía del país para que a nadie le queden demasiado lejos -o sí, si la idea es aprovechar para hacer unos kilómetros-, el enoturismo es una excelente opción para estas mini-vacaciones primaverales.

1. López de Heredia, arquitectura en La Rioja

Lopez-Heredia

Aunque hablar de vino es mucho más que hablar de los rioja y sus bodegas, es verdad que esta Denominación de Origen es parada obligada en cualquier ruta de enoturismo. Son muchas las bodegas que ofrecen visitas y catas en La Rioja -la mayoría, de hecho- así que un buen criterio de elección es fijarnos en la apuesta que algunas de ellas han hecho por la arquitectura.

Marques de Riscal con su espectacular bodega diseñada por Frank Gehry -ojo a su hotel de lujo y a la cocina de Francis Paniego con una estrella Michelin- es posiblemente la más conocida. Pero nos vamos a detener en Haro para visitar la bodega López de Heredia cuya ampliación a cargo de la arquitecta iraní Zaha Hadid merece una visita. Y ya que estamos, habrá que probar su Viña Tondonia, ¿no?

2. Finca Antigua, muy cerca de Madrid

Finca-Antigua-14

Necesitamos menos de dos horas desde el centro de Madrid para plantarnos en esta bodega situada en los campos de La Mancha, entre Cuenca y Toledo. Un buen plan para una escapada de un día o, aprovechando la Semana Santa, pasar unos días por allí y desconectar entre viñedos y unas buenas dosis de campo y silencio.

Propiedad de Familia Martínez Bujanda, Finca Antigua cuenta con más de 400 hectáreas alrededor de su bodega, divididas en pequeñas parcelas en las que la uva cabernet sauvignon es la más abundante. Además de aprender a catar sus vinos o descubrir cómo se elaboran, resulta especialmente tentador visitar los viñedos e incluso poder almorzar en el campo.

3. Emilio Moro, de la barrica al Museo del Vino

Castillo-Penafiel

Viajamos hasta otra de las grandes Denominaciones de Origen del país (Ribera del Duero) para visitar las bodegas Emilio Moro, en Valladolid. Muy cerca de Peñafiel y su espectacular castillo que acoge el Museo Provincial del Vino, este monumento es también parte del plan que estas bodegas han diseñado para quienes se animen a visitarlos en Semana Santa.

La propuesta de Emilio Moro comienza con una visita completa a la bodega, seguida de un taller para descubrir mediante una cata muy especial la importancia de las barricas y el tipo de madera en el envejecimiento y carácter del vino.

El pack incluye una degustación de tres de las referencias estrella de Emilio Moro (el joven Finca Resalso, el buque insignia Emilio Moro y el vino de alta gama Malleolus) acompañados por un plato de ibéricos y una tortilla de patatas casera.

4. Tío Pepe. Vino, Jerez y caballos

Tio-Pepe

No es que necesitemos muchas excusas para irnos al sur, pero si la cosa va de vinos el plan gana todavía más puntos. Así que, quienes tengan pensado pasar unos días por Cádiz esta Semana Santa, seguro que tienen marcado en el mapa una parada en Jerez de la Frontera.

Y allí la visita a las bodegas Tío Pepe de González Byass es casi obligatoria. La historia del vino de Jerez -estamos en la que durante décadas fue una de las capitales mundiales del vino- pasa por este lugar en el que, además, durante Semana Santa, se ofrece una visita muy especial: un recorrido por la bodega, cata de dos vinos y un espectáculo ecuestre en la Real Bodega de La Concha.

Lee el resto de la entrada »

Escapada por el Somontano: un plan de vinos, gastronomía y naturaleza

DSC07998

Viaje, vino, gastronomía… Una combinación a la que es difícil resistirse y que en pocos lugares se conjuga tan bien como en la zona de Somontano, en la provincia de Huesca. Aunque a principios de agosto el Festival del Vino de Somontano, que se celebra en Barbastro, es la excusa perfecta para escaparse unos días por allí -nosotros lo hicimos el año pasado y pensamos repetir- cualquier fin de semana sirve para pasar un par de días perdidos entre bodegas, pueblos de postal, rutas para amantes de la naturaleza y una cocina a la altura de sus conocidos vinos.

Desde Barcelona, Zaragoza o Huesca existe la posibilidad de apuntarse a uno de los viajes que organiza Ruta del Vino Somontano para hacer una excursión de día en autobús, visitando algunas bodegas. Son menos de 3 horas desde la ciudad condal para hacerse una idea.

DSC07930

DSC07933

Pero como la idea era pasar por allí un par de días, para rematar el plan, nosotros organizamos una ruta a bordo del nuevo Nissan Pulsar que la firma nos cedió para la ocasión. Así que con unas cuantas cámaras en el maletero -sí, somos de esos que van cargados de trastos- emprendimos viaje desde Bilbao, donde estábamos esos días. Una ruta por la N-240 que merece la pena disfrutar con calma para fotografiar los paisajes alrededor del pantano de Yesa o los espectaculares Mallos de Riglos.

Las opciones son muy amplias, pero nosotros optamos por quedarnos en Alquézar, uno de esos pueblos de postal que, aunque de día está repleto de visitantes, por la noche resulta una auténtica maravilla para pasear por sus calles de piedra casi desiertas. Usar Barbastro como base de operaciones para moverse por la zona es también una excelente idea: menos pintoresco pero mejor situado para visitar la mayoría de bodegas, y con una oferta hotelera con precios muy correctos.

Lee el resto de la entrada »

Viñas del Vero Gewürztraminer, también es un perfume

Por Iker Morán

GPerfume-Veroewürztraminer. Cuesta pero a la tercera nosotros hemos conseguido decirlo medianamente bien. Tras ese nombre se esconde un tipo de uva que, proveniente de Europa central, ha conseguido implantarse en diversas zonas de España con notable éxito. Son bastante conocidos, por ejemplo, los blancos que en Somontano elaboran con ella.

Viñas del Vero tiene en su bodega unos cuantos vinos monovarietales -es decir, con un único tipo de uva- elaborados  a base de esta impronunciable Gewürztraminer. Dicen los entendidos que esta variedad tiene un cercano aroma a lichis, pero nosotros nos conformaremos con destacar su marcado punto afrutado y floral.

Pero hoy no vamos a hablar de vinos. Y es que hace unas semanas en la Feria del Vino de Somontano descubrimos que en esta misma bodega también existe un perfume hecho con esta uva,  y que presume de ser la primera fragancia basada en el aroma de vino.

Evidentemente el perfume Viñas del Vero Gewürztraminer no huele a vino, sino que se basa en el aroma y los matices de esta uva para trasladarlos a una fragancia femenina. Si notáis que en algún momento esto empieza a sonar como un blog de moda, avisadnos por favor.

Teniendo en cuenta que nuestras dotes olfativas ya van justas para el vino, mejor nos fiamos de la nota oficial de presentación para hablar de este perfume. Aseguran desde esta bodega afincada en Barbastro (Huesca) que la fragancia ha sido concebida por el perfumista escocés Jimmy Bol, que ha añadido a la uva esencias de bergamota, rosa, muguet y musk.

El perfume se lanzó a principios de año en edición limitada, pero todavía se puede encontrar en comercios especializados en vino o en la propia tienda on-line de Viñas del Vero. El precio del estuche junto a una botella de blanco Gewürztraminer Colección es de 49,90 euros.