Entradas etiquetadas como ‘restaurantes temáticos’

Un restaurante para los nostálgicos de ‘Salvados por la campana’

Salvados-campana-cafeteria-02

Nostalgia y televisión es una fórmula que casi siempre funciona. Sobre todo si hablamos de una de esas series con la que muchos de los actuales treintañeros crecieron. Que sí, que por aquí también éramos más de Aquellos maravillosos años y las historias de Kevin y Winnie, pero hay que reconocer que Salvados por la Campana también tiene un hueco en nuestra memoria televisiva de los 90.

Mientras empezamos a recordar la sintonía de la seria y las absurdas historias de Zack Morris, Kelly Kapowski, Screech, Slater y compañía en el colegio, seguro que a los fans de Save by the Bell  les encantará saber que esta serie ya tiene su propio restaurante temático.

Salvados-campana-cafeteria-03

Se llama Save by the Max (The Max era el nombre de la cafetería donde se reunían), y su apertura en Chicago ha sido un auténtico éxito. Tanto que aunque se planteo como un local efímero que sólo estaría abierto en junio, finalmente estará activo hasta, por lo menos, finales de agosto.

Lee el resto de la entrada »

Restaurantes y váteres: los locales más escatológicamente originales del mundo

Crazy_toilet_05

Que los restaurantes temáticos suelen ser un horror gastronómico es algo mundialmente conocido. Habrá excepciones, pero los locales dedicados a Hello Kitty, las cenas medievales, esos en los que los camareros son actores y, en general, este tipo de inventos, no suelen deparar muy buenas sorpresas para el paladar.

En la amplia lista de opciones, sin duda, aquellos que combinan el mundo de los inodoros con el de la comida son posiblemente uno de los más surrealistas. Comer y descomer, en realidad, están directamente relacionados, apuntará más de un aficionado a convertir este tipo de temas escatológicos en la conversación habitual en la mesa. Pero de ahí a montar un restaurante en un antiguo baño público, usar váteres como sillas, o servir en platos con forma de orinal hay un paso.

Eso es precisamente lo que ofrecen diferentes restaurantes alrededor del mundo. Y no tan lejos, porque en Londres, por ejemplo, hay unos cuantos restaurantes montados donde antes había urinarios públicos. Dicho así no suena muy bien, pero en realidad la correspondiente reforma los ha dejado convertidos en locales a la última y de lo más modernos. The Attendand o la coctelería Ladies and Gentleman son algunos ejemplos de esta curiosa tendencia que, una vez más, cuestiona eso de que todo está inventado.

Attendand_02

Sobre estas líneas The Attendand, en Londres. Debajo Crazy Toilet, en Moscú 

Crazy_toilet_01

El clave asiática, claro, la cosa se complica. Taiwan -paraíso de este tipo de restaurantes centrados en un tema- también tiene en su catálogo de excentricidades algunas opciones dedicadas a este curioso mundo de la caca a la hora de sentarse a la mesa.Modern Toilet es algo así como la meca de la escatología culinaria. Tres plantas y 260 metros cuadrados en Taipei en los que go pee-pee or go poo-poo es el lema de bienvenida, las sillas son retretes, y los cuencos para el ramen, váteres en miniatura.

El propietario, Wang Tzi-Wei, comenzó vendiendo helados de chocolate que, con la forma adecuada y servidos en pequeños váteres en miniatura, daban mucho juego. Después vino esta cadena de restaurantes con nada menos que 12 locales repartidos por Taiwan, restaurantes también en Hong Kong -éste se nos escapó en nuestra visita-, y planes para expandirse a Malasia y Macao.

Modern_toilet

Modern Toilet, en Taiwan, la meca de los restaurantes escatológicos (Foto de riNux en Wikipedia). Debajo, su versión rusa

Crazy_toilet_07

Buenas noticias para quienes tengan curiosidad por comer sentados en un váter o probar una sopa en un plato con forma de orinal: ya no hace falta irse hasta Taiwan, porque en Rusia acaba de abrir Crazy Toilet, claramente inspirado en las ideas de su colega taiwanés. Detrás del proyecto se encuentra Alexander Donskoi, que no sólo es alcalde de la ciudad rusa de Arkhangelsk, sino que también amagó con presentarse a la presidencia del país en 2007, aunque acabó en la cárcel…

Crazy_toilet_06

Crazy_toilet_03

Aquí, el humor de culo-caca-pedo-pis se eleva también a la vertiente gastronómica, con opciones tan sugerentes como unos profiteroles cubiertos de chocolate y servidos en un recipiente con forma de letrina, sopas con aspecto no demasiado apetecible cuando se ven en algo que parece un orinal, y la especialidad de la casa: salchichas enrolladas que recuerdan a ese emoticono de WhatsApp que todos queremos tanto.

La carta es realmente extensa -mención aparte al té servido en algo así como un pequeño urinario, destacan desde The Guardian– y la decoración también está a la altura de lo esperado, con sillas que, por supuesto, son bonitos tronos de loza, y cisternas como marco perfecto para una cena romántica.

Restaurantes en los que una crítica despedida del tipo “oiga, ¡esto es una mierda!” sería casi un cumplido. El chiste era inevitable.

Crazy_toilet_08