Entradas etiquetadas como ‘reciclaje’

Verde botella: una segunda vida de diseño

Las fiestas navideñas, además de unos cuantos kilos de más, también generan una gran cantidad de residuos. La palma se la llevan, sin duda, las botellas, lo cual seguro que es una buena noticia para Verde botella, un estudio de upcycling encargado de dar una mejor vida a esas botellas desechadas.

En Verde Botella son, ante todo, artesanos. Mediante técnicas y valores artesanales crean piezas únicas y de diseño contemporáneo, respetando siempre el medio ambiente y generando la menor cantidad de residuos posible. No en vano, todos sus productos están elaborados con vidrio 100% reciclado.

¿Y qué podemos encontrar en Verde botella? Pues desde vasos hasta pequeños huertos urbanos, pasando por lámparas o portavelas. Además, como no todas las botellas son iguales, tampoco sus diseños. Los hay de diferentes colores, desde el bonito verde botella hasta el transparente clásico.

También el acabado puede ser diferente, además del transparente, tienen productos con acabado mateado para conseguir una mejor difusión de la luz. Y todo esto sin hablar de la variación en las formas de sus diseños, ya que, por ejemplo las lámparas, pueden estar hechas tanto con la parte superior de la botella como con la inferior.

verdebotella31

En cuanto a los precios, pues van desde los 14’50 euros que cuesta el pack de dos vasos hasta los 65€ de la lámpara Bulb-L. A nosotros nos encantan los pequeños huertos urbanos (18 euros) que, además, vienen con semillas de plantas aromáticas que varían en función de la época del año.

Todos sus productos se pueden comprar online y, además, ofrecen la posibilidad de que cada uno decida cómo lo quiere. Escoges la botella que más te gusta, decides en qué quieres convertirla y ellos te crean tu propio diseño personalizado.

Así que ya sabes, si tienes por casa alguna botella especial de la que no quieres deshacerte, ha llegado el momento de que le des una segunda y más que digna vida.

Bebidas diferentes en envases reutilizables

ApfelschorleMarcharse a pasar un tiempo fuera de nuestras fronteras es un arma de doble filo para cualquier cocinillas. Por un lado, la nostalgia gastronómica no tarda en aparecer: que si el yogur no sabe igual, que si las patatas son más dulces y no queda bien la tortilla… Por otra parte, es también una oportunidad para descubrir nuevos sabores, preparaciones, productos y formas de hacer.

Y en esas estamos, en concreto en Alemania, como Pepe. En pocos días, ya hemos empezado a indentificar algunas cosas que no nos pitufan demasiado en los supermercados de Munich. Por ejemplo, que la variedad de productos precocinados y salsas preparadas es prácticamente infinta y eso se traduce en que mucha gente dedica no más de dos minutos a prepararse la comida: abrir, calentar y servir.

Por otro lado, hay cosas que bien podríamos importar. Hemos descubierto, por ejemplo, un sistema bastante extendido para tener bebidas y refrescos en casa, cuidar el medio ambiente y, además, ahorrar.

Se trata de las bebidas que ofrece desde hace varias décadas la cervecera Brauerei Rapp. Disponen de una amplia variedad de cervezas, refrescos, zumos y aguas minerales envasadas en botellas de vidrio de medio litro.

La gracia de estas bebidas es múltiple. Por un lado, están muy ricas, tienen sabores de refrescos a los que no estamos acostumbrados: lima, mandarina, naranja y limón, Apfel-schorle -una especie de refresco de manzana y agua con gas o limonada- o la clásica limonada. Todos ellos hechos con zumo de frutas, agua mineral, poco azucarados y con burbujas muy finas.

Además, te las traen a casa, el precio es razonable (entre 6,5 y 9 euros la caja de 20 botellas) y las botellas tienen un aire retro muy molón. Puede parecer muy de comodones suscribirse a un servicio de bebidas a domicilio y, en cierta manera, lo es pero tiene más ventajas que la de no tener que cargar con las botellas hasta casa.

Lee el resto de la entrada »

Soluciones ingeniosas para hortelanos urbanitas

No hay mayor drama para alguien con alma de hortelano que vivir confinado en un diminuto piso en una gran ciudad. Desengañemonos, la mayoría de lo que hemos visto para huertos urbanos sólo tiene sentido si disponemos de espacio en una terraza grande y soleada. Y, en fin, no todos los pisos reunen este requisito.

¿Qué hacer si el nuestro es uno de esos minipisos o un piso sin terraza o con terraza pero sin sol?  Pues para estos casos desesperados hay quién ha ideado soluciones bastante ingeniosas más allá de plantar en algún pequeño tiesto.

Lee el resto de la entrada »