BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Entradas etiquetadas como ‘recetas sin gluten’

Receta: panecillos integrales sin gluten

El tema del gluten es muy controvertido. Mientras unos han demonizado todo lo que lleve gluten, para otros es sólo una moda. En el punto medio, como siempre, hay muchos matices que a veces se olvidan. Empezando por la cantidad y calidad del producto. No es lo mismo un pan blanco de gasolinera que un pan de harinas de grano entero con masa madre y fermentación lenta.

Del mismo modo, tampoco es lo mismo un pan sin gluten comprado en el supermercado, lleno de almidones, gomas y grasas vegetales -muchas veces de palma, por cierto- que un pan sin gluten hecho con nuestra propia mezcla de harinas integrales y almidones ecológicos, fermentado unas cuantas horas y con aporte de fibra.

De todas formas, es verdad que hay gente a la que le sienta mal el gluten o es intolerante a esta proteína. Pero exceptuando estos casos, sería un error culpar automáticamente al gluten cuando algo nos siente mal. En muchos casos el problema puede tener más que ver con la alimentación general o los ritmos de vida que con el famoso gluten.

Pero dejando a un lado la polémica, hoy vamos a aprender a preparar en casa unos panecillos integrales sin gluten. No son complicados de hacer, y el resultado es un pan crujiente con una miga rica como la de los panes convencionales. Además, aguantan muy bien la congelación, con lo que podemos hacer unos cuantos para tener siempre a mano.

Por cierto, para quienes estén interesados en los panes caseros sin gluten y anden por Barcelona, el próximo viernes día 15 tenemos un curso dedicado al tema.

Lee el resto de la entrada »

La auténtica receta para un bizcocho sin gluten delicioso

¿No puedes comer gluten? No hablamos de apuntarse a la absurda moda del sin-gluten, culpando a esta proteína de casi todos los males posibles, sino de personas con enfermedad celiaca o intolerancia al gluten. Por suerte, cada vez es más fácil encontrar ingredientes sin gluten, incluyendo harinas aptas para que tampoco los postres y bizcochos se queden fuera del recetario.

Aunque hay muchas recetas y formas de preparar un bizcocho sin gluten, la idea es hacerlo lo más fácil posible y con ingredientes habituales. Por eso hemos recurrido al clásico bizcocho de yogur, pero adaptando el tipo de harina. Siempre sale bien y se prepara en un momento, así que no hay excusas ni pereza que valgan.

Aunque se venden preparados sin gluten ya pensados para repostería, en este caso hemos optado por harinas bastante fáciles de encontrar en el mercado: arroz y Maizena. Combinadas, y con algún otro pequeño truco, conseguimos una textura esponjosa y que quede sabroso.

Lee el resto de la entrada »

Receta sana para la vuelta al cole: coca de verduras con calabaza y ‘kale’

coca4
Se acerca el final del verano, toca volver al trabajo, a la rutina… Una buena razón para comer bien, o incluso mejor. No se trata de empezar con el discurso “detox” de septiembre -somos poco de eso- sino de preparar un plato rico, sano y lleno de vitaminas para afrontar este regreso con energía.

Además, se acerca el otoño y empieza a apetecer incluir en nuestra comida tonos anaranjados y ocres. El resultado de todas estas ideas es la receta que hoy os proponemos y que, aunque puede asustar un poco por el aparente exotismo de algunos ingredientes, es muy sencilla: una coca de trigo sarraceno y sésamo -por tanto apta para quienes tengan que comer sin gluten- con varias verduras: la ahora famosa col kale, calabaza para darle ese toque naranja y dulce, y alga arame, con su punto salado que pega muy bien con los otros ingredientes.

Todo ello lo hemos combinado con tres ingredientes que nos encantan: guindilla, jengibre y ajo. No sólo son aromáticos y animan cualquier plato, sino que además también son antiinflamatorios. Para completar esta receta -que además de sin gluten es vegana- vamos a preparar una salsa de semillas de girasol, champiñones y limón.

Un combinado lleno de vitaminas y que además es ideal para llevarse al trabajo pero, eso sí, con la salsa aparte. Se puede comer frío, aunque es verdad que un toque de calor le sienta también muy bien.

Lee el resto de la entrada »

Croquetas (veganas) de arroz y champiñones

croquetas4

¿Hay algo más típico y rico en el mundo de las tapas que las croquetas? Las hay de todos los sabores y tamaños y normalmente se hacen con una masa de bechamel espesa, añadiéndole el sabor y relleno que queramos para luego rebozarlas y freírlas. De la receta tradicional, incluso en versión madre, ya hemos hablado por aquí.

Pero las croquetas de la receta de hoy  son totalmente diferentes. Tanto que igual no son ni croquetas porque, para empezar, se cocinan en el horno y no llevan ni leche, ni huevo, ni -atentos los celíacos- gluten. Además, al estar hechas con el grano entero del cereal, hace que aprovechemos mejor los nutrientes y la fibra de estos. Pero lo más importante: están buenísimas y son perfectas para tomar frías o calientes.

Ingredientes

  • 150 gr. de arroces (3 partes de arroz redondo integral y 1 parte de rojo ecológico si es posible)
  • 250 gr. de champiñones
  • 1 zanahoria rallada
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Pipas de calabaza
  • Salvia fresca o seca
  • Pimienta
  • Levadura de cerveza nutricional
  • Harina de almendra para rebozar
  • Sal
  • 2 o 3 de cucharadas de harina de arroz integral
  • Salsa de yogurt: yogurt de soja, harissa, sirope de agave, zumo de limón

Preparación

Empezamos cociendo el arroz en proporción de 1 a 4 de agua, con un poco de sal o un poco de alga kombu (así aprovechamos y le aportamos minerales al arroz mientras lo cocemos) durante 40-45minutos. Primero esperamos a que de un hervor, y el resto del tiempo a fuego bajo para que el grano quede bien abierto y más blando y sea más fácil dar forma a las croquetas.

ingredientes

Por otro lado picamos todas las verduras. Ponemos una sartén al fuego con una cucharada de aceite y otra de agua, pochamos la cebolla y el ajo y cuando la cebolla esté transparente ponemos los champiñones y los cocinamos. Por último ponemos la zanahoria rallada y las pipas de calabaza y lo rehogamos 2 minutos. La zanahoria tiene que quedar al dente para dar textura a las croquetas.

En un bol ponemos el arroz cocido y escurrido, añadimos las verduras, pimienta recién molida y salvia picada fresca (o seca, la que tengáis a mano). La cantidad va al gusto, id añadiendo poco a poco hasta encontrar vuestro punto. Incorporamos 2 o 3 cucharadas de levadura de cerveza. Además de enriquecer el plato con vitaminas del grupo B, antioxidantes y oligoelementos, nos aporta profundidad de sabor a las croquetas. Por último echamos 2 o 3 cucharadas de harina de arroz integral y 2 o 3 cucharadas de agua para ligar la masa. Corregimos el punto de sal y mezclamos todo.

verdura

masa-croquetas

Ponemos a precalentar el horno a 170º y mientras tanto, con dos cucharas, damos forma a las croquetas, que rebozaremos en la harina de almendras. Pintamos la bandeja del horno con aceite y colocamos las croquetas en la bandeja, horneándolas unos 10 minutos por cada lado o hasta que veamos que están doradas.

Tampoco hay que pasarse porque, si saturamos el aceite natural de la harina de almendra, el plato resultará menos digestivo. Aunque al sacarlas del horno estarán un poco blandas, no pasa nada. Basta con dejarlas reposar un poco para que cojan cuerpo.

croquetasproceso

Para aderezarlas hemos hecho una salsa con 1 yogurt de soja, 2 cucharaditas de harissa (depende de lo picante que queramos la salsa), media cucharita de agave, pimienta negra, zumo de limón y sal. Y para acompañar, una ensalada de rúcula, cebolla macerada en sal y vinagre de arroz, y piña.

Pastel de castaña y almendra

pastelcastanya

Se nos viene el invierno encima y, ahora sí, los puestos de castañas encajan bien con el ambiente en general. Apetece coger un cucurucho caliente, aunque después nos tengamos que pelear con las cáscaras, intentar no tocar nada con las manos negras y acabar tirando una parte porque no están en condiciones.

Si esto último nos resulta demasiado engorroso, hay mil maneras más de consumir este fruto seco: guisos, sopas, cremas y, como no, dulces. Nosotros proponemos un pastel de los simples de verdad. En realidad se trata de una base que podemos acompañar con lo que nos apetezca, desde una crema inglesa hasta un puré de manzana o una reducción de moscatel. Además se trata de un dulce sin rastro de gluten ni lactosa, así que es muy interesante para celíacos e intolerantes a la leche.

Lee el resto de la entrada »