BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Entradas etiquetadas como ‘recetas para niños’

Receta para hacer con niños: cookie gigante de chocolate

Las vacaciones de Navidad son largas. Al menos las del cole, y tener a los niños entretenidos tantos días no es nada fácil. Además de actividades al aire libre, manualidades con rollos de cartón, mercadillos navideños, museos y parques, siempre es buena idea meternos en la cocina con ellos.

Y lo que sin duda va a encantar a pequeños y grandes es esta cookie tamaño gigante que además de estar riquísima, la podemos preparar en un momento. Una buena forma de hacer la espera de los Reyes Magos más llevadera -si les dejamos una esta noche seguro que triunfamos- y aprovechar este último fin de semana navideño.

Lee el resto de la entrada »

Galletas navideñas, una receta para niños de Christian Escribà

Por aquí siempre hemos animado a cocinar con los más pequeños de la casa. Y las vacaciones de Navidad -todavía quedan unos cuantos días por delante- son una época estupenda para poner en práctica algunas de las recetas que hemos ido compartiendo todos estos años.

Una lista a la que hay que sumar las que propone el famoso pastelero Christian Escribà en su libro La cocina de Peter Pan, un título que hemos incluido en la lista de ideas para regalar estas fiestas, y que ahora rescatamos para poner en práctica una de las muchas sencillas recetas que nos propone: galletas navideñas.

Lee el resto de la entrada »

Recetas veraniegas para entretener a niños de vacaciones: pan, pizza, pasta y otras masas

Recetas-ninos-pan

Meterse en harina y hacer pan puede parecer algo poco motivante con estos calores. Además, los panaderos más expertos nos dirían que las temperaturas de verano son un enemigo del matrimonio harina y levadura: en pocas horas podemos encontrarnos a la señora Masa instalada en casa y reclamando su sitio en el sofá.

Pero la verdad es que en verano tenemos algo que es básico en esto del pan: tiempo. No es necesario amasar dos kilos de masa y tener el horno encendido durante más de una hora para disfrutar y experimentar con los pequeños de la casa lo que son capaces de hacer las levaduras en una simple mezcla de harina y sal.

Y ya que estamos con harina, hay muchas más cosas que podemos hacer y que durante el año preferimos comprar en el supermercado. Aquí van cuatro ideas para que los pequeños aprendan en la cocina. Y sin cuadernos Santillana de esos.

panecillos

Lee el resto de la entrada »

Recetas veraniegas para entretener a niños de vacaciones: helados

Receta-helado-ninos

Agosto y aquí seguimos, al pie del cañón y firmes en nuestra voluntad de servicio público. En este caso, al rescate de familias que, en el segundo mes largo de vacaciones escolares, han agotado ya sus ideas y actividades. Así que ahí va la segunda tanda de recetas y experimentos para hacer en la cocina sin morir abrasados.

La semana pasada os hablábamos de gelatinas. Hoy es el turno de los helados, los reyes del verano. Aunque en general se asocie el helado con pasear o vaguear en una terraza, la verdad es que es posible, incluso recomendable, hacer distintos tipos de helados en casa. Con ellos podemos reciclar frutas algo maduras, controlar la cantidad de azúcar que ingerimos y, de paso, divertirnos y pasar un rato con los pequeños. Eso por no hablar del placer de comer algo hecho por nosotros mismos.

granizado1

Os proponemos diferentes fórmulas y recetas para conseguir varios tipos de helados en casa de forma bastante sencilla. Eso sí, los ingredientes son tan solo una idea, lo importante es el proceso. A partir de ahí las combinaciones de sabores son interminables.

Lee el resto de la entrada »

Recetas veraniegas para entretener a niños de vacaciones: gelatinas

Cocina-verano

Verano, la maldita e interminable ola de calor y, en muchos casos, los niños en casa. Además, agosto ya no es lo que era, y no todo el mundo puede o quiere irse de vacaciones en plena temporada alta. Así que toca aguantar el calor en casa e intentar mantener a los niños entretenidos. Y quién sabe si incluso unos minutos alejados del iPad.

Entrar en la cocina con ellos se asocia a días fríos y lluviosos, para preparar un bizcocho o unas madalenas. Pero aquí estamos convencidos de que en verano también se puede disfrutar de la cocina con los pequeños y sin pasar demasiado calor. Además, es una manera perfecta para que aprendan y se sorprendan con la transformación de los alimentos.

Por eso, y porque en La Gulateca también tenemos programación de verano -y mejor que la de la tele-, estrenamos una serie de 4 capítulos con experimentos comestibles para que los más pequeños pasen un buen rato cocinando.

Y empezamos con nada menos que tres recetas a base de gelatina. ¿Por qué gelatinas? Porque, en general, gustan a niños y a -muchos- mayores; porque son frescas, ligeras y muy aptas para el verano; y porque ver cómo una hoja quebradiza es capaz de convertir un líquido en sólido en pocas horas es, como mínimo, alucinante.

Lee el resto de la entrada »

Recetas para niños: galletas y compota de manzana

IMG_20150208_141056

La manzana es la reina de las frutas. La primera que se nos pasa por la cabeza, la primera que aparece en la Biblia y el primer contacto que tienen los bebés con la comida adulta más allá de la teta y el biberón. Seguramente por eso es también la fruta preferida de muchos niños y adultos.

Hay multitud de variedades, se encuentra en cualquier época del año y tiene mil posibilidades en la cocina. Por eso hoy rendimos un pequeño homenaje a la manzana con un par de recetas aptas para cocinar y comer con niños.

Para empezar, una básica, la compota. Ideal para aquellas manzanas que andan  muertas de asco en la despensa o en la nevera. Aunque no hay nada como la fruta fresca, una compota es mucho más digestiva, viene de perlas para ciertos trastornos intestinales y puede sacarnos de la monotonía de la manzana a secas. Además, es un buen fondo de nevera para complementar desde carnes asadas a un yogur, y se mantiene durante semanas en buen estado.

compota-esp

La compota se puede preparar con niños y es un buen modo de que aprendan cómo se transforman los alimentos. En este caso, para ver como un componente de la manzana, la pectina, es capaz de gelatinizar y provocar un cambio de textura espectacular.

Para la segunda receta aprovechamos esta compota para hacer unas galletas sencillas. En caso de que no tengamos, un buen sustituto de la compota es un puré de fruta con plátano, pera o incluso piña en almívar.

Son unas galletas tan simples que no requieren ni de cortapastas. A los niños les encantan las galletas con formas pero puede que no tengamos el equipo completo de repostería infantil. Además, es una receta rápida y fácil -con ingredientes muy comunes- con la que improvisar una merienda.

En verdad se trata de una adaptación de las galletas de caramelo del libro de repostería sueca de Ikea.

Ingredientes

100 gr. mantequilla (mejor a temperatura ambiente)

100 gr. azúcar glas (o normal si no tenemos)

250 gr. harina

1 cucharada de miel

1 cucharadita de levadura química

2 cucharadas de compota

4 gotas de extracto de caramelo (totalmente opcional)

Preparación

Precalentamos el horno a 175º.

Mezclamos e integramos bien todos los ingredientes hasta que tengamos una masa suave. Esta parte es ideal para que los pequeños metan las manos (bien lavadas) en el bol, se manchen, pringuen toda la cocina y dejen un escenario digno de una guerra nuclear.

IMG_20150121_094053

Dividimos la masa en dos. Hacemos (o hacen ellos) dos churros de la largada de la bandeja de horno. Los aplastamos un poco y metemos al horno entre 17-20 minutos.

No van a quedar duras, la señal de que están listas es cuando empiezan a tener un tono tostado.

Sacamos las galletas del horno y con un cuchillo cortamos en diagonal con el grosor de un dedo. Dejamos enfriar y ya podemos separar las galletas. Van a volar seguro, pero en caso de que sobren se conservan perfectamente en un bote de cristal bien cerrado.

Tronco de Navidad, la versión fácil y apta para niños

Tronco de NavidadEn menos de una semana puede que estemos hartos de comilonas, que aborrezcamos los dulces, la familia, los villancicos y cualquier elemento rojo y dorado. Puede que incluso estemos deseando volver a la aburrida rutina de los días laborables y escolares.

Pero aún quedan vacaciones navideñas por delante y la ilusión de los pequeños de la casa por sus nuevos juguetes aguanta lo que duran las pilas de los chinos.

Así que, si los pequeños son de los que se presentarían a un cásting de MasterChef, tenéis dos opciones: esperar a que lleguen los Reyes con uno de estos cachivaches cocinillas para ellos o bien ponerles un mandil y un gorro y llevaroslos a la cocina.

Para la segunda opción tenemos la propuesta perfecta: un tronco de Navidad. Aunque a primera vista pueda parecer una obra de ingeniería al alcance de mentes privilegiadas, es mucho más sencillo de lo que parece, tal y como os demostramos en uno de nuestros estupendos gráficos con todos los ingredientes y pasos de la receta. Además, es un postre genuinamente navideño y muy divertido de preparar: los churumbeles van a tocar masas, chocolate, rellenos, formas…

TroncoNavidad

Sobre el tiempo de preparación, lo importante es pasar un rato con los pequeños, sin prisas, así que con la tarde por delante sacad boles y batidoras, preparad el quitamanchas para después y vamos a por este tronco de chocolate relleno de crema de queso y chocolate blanco, también conocido como “la bomba”.

Antes de empezar un par de aclaraciones. Si a pesar de todo tenéis prisa u os da pereza, podéis simplificar el relleno con una buena nata montada. Eso sí, no tiene la misma gracia. Y segundo, el tronco aguanta muy bien el congelado, así que, en caso de empacho pastelero, podéis guardarlo para daros una alegría dentro de unas semanas.

Crema de calabaza y tomate, la fórmula infalible

CremaCalabaza-2¿Existe alguna diferencia entre las recetas para niños y para adultos? En un mundo ideal no debería, pero en el real los padres nos encontramos a menudo con negativas rotundas, y de esas complicadas de entender, frente a nuestros mejores platos. “¡Pero si ayer te gustaba la sopa, ¿por qué no hoy?”. “No me gusta, no quiero”. Y punto.

Conseguir que un niño coma de todo suele ser bastante desesperante y quien afirme lo contrario, o tiene mucha suerte o miente. Pero a veces algunas ideas pueden ayudar a variar el menú habitual y a que prueben nuevas cosas. Ese es el objetivo de esta nueva serie de recetas pensadas para los más pequeños -o para los padres cocinillas, mejor dicho- y que además presentamos de forma gráfica y muy sencilla para que siempre salga perfecta.

Eso sí, aunque hablamos de recetas para niños, nada de caras dibujadas con comida: tal y como reivindicamos en el blog de origen de esta idea, somos más partidarios del camino largo y difícil.

CremaCalabaza-3

Y para estrenar sección vamos a actualizar, en plan otoñal, una de las recetas del blog. Los calabacines ya no están en su momento así que hemos optado por su parienta la calabaza que, junto con el tomate, da una crema con mucho sabor y un color espectacular. Será porque el dulzor de la calabaza se equilibra con la acidez del tomate o por el color de la crema, el caso es que este plato 100% vegetal es de los que mi hijo come con devoción.

Además el coste es muy bajo y la preparación no tiene dificultad, como mucho no cortarse al pelar la calabaza. Las cantidades son para familia numerosa -o muy numerosa- pero también resulta muy útil preparar de más y congelar.