Entradas etiquetadas como ‘recetas en vídeo’

Receta en vídeo: parmigiana de coliflor y sardinas (de lata)

P1210416

Qué mejor forma de despedir el invierno que se acaba de ir que con una receta a base de una de las verduras más típicas de esta temporada: la coliflor. Sobre todo teniendo en cuenta que de una reciente visita a la ribera de Navarra nos trajimos de recuerdo una coliflor de más de 6 kilos. Y claro, algo había que hacer con ella.

Agotadas las recetas clásicas -como esa crema de coliflor que preparamos para Navidad– tocaba improvisar algo más. Y para ello, nada mejor que recurrir a algunos de nuestros trucos favoritos cuando se trata de cocinar rápido, rico y muy bien de precio: una parmigiana y unas sardinas de lata.

Con pocos ingredientes, y en un momento, podemos preparar este platazo que, además, lleva verdura y pescado en conserva. Para colmo está rico y queda muy bonito en la mesa con sus cazuelitas y todo. ¿Qué más se puede pedir?

Ingredientes

  • Coliflor
  • Sardinas en lata
  • Salsa de tomate
  • Queso parmesano

Preparación

Aunque las recetas fáciles son las especialidad de la casa, ésta se sale. De hecho, si estamos un poco vagos y recurrimos a una salsa de tomate ya preparada -que sea de las buenas, eso sí- podemos dejarlo resuelto en unos 15 minutos.

Lo primero es cocer la coliflor. Teniendo en cuenta que después va a ir un poco al horno, la idea es dejarla bastante tiesa. Además, por aquí somos de los que preferimos las verduras un poco duras antes que pasadas y blandurrias. Podemos cocerla en agua con sal, al vapor o al microondas.

Queda muy bien y se hace en un momento, tanto en uno de esos recipientes de silicona como en cualquiera apto para microondas. 5 minutos a potencia máxima (800W en nuestro caso) fueron suficientes para dejarla al dente. Antes de prepararla, claro, la habremos limpiado, troceado, añadido un chorro de aceite de oliva, un poco de sal, pimienta y un poco de agua.

P1210398

Reservamos la coliflor y picamos un poco las sardinas de lata o, como en nuestro caso, las sardinillas. En este caso, hablar de cantidades es un poco absurdo porque dependerá del protagonismo que queramos darle a la coliflor. Nosotros hemos usado una lata de sardinas por cada bol de coliflor de los que se ve en la imagen.

Poco más trabajo hay que hacer aunque, puestos a lucirse, preparar una salsa de tomate casera siempre funciona. De hecho, podemos tenerla lista por adelantado y rescatarla del bote o del congelador. Montamos en cazuelitas si lo queremos hacer en plan fino o individual, o en una bandeja más grande.

P1210427

En la base, una capa de salsa de tomate. Después las sardinas, un poco más de tomate y la coliflor que habremos picado un poco. Así vamos completando capas hasta montar nuestra parmigiana, intercalando también un poco de queso entre capa y capa para que se funda y quede más rico. Por supuesto, si queremos que sea más sana, añadimos menos queso y listo.

Rematamos con una última capa de tomate y queso. Podemos usar cualquiera que funda bien aunque, por aquello de la italianidad de la receta, un parmesano iría muy bien. Con el horno precalentado, gratinamos durante unos 10 minutos o hasta que veamos que se funde y empieza a dorarse la parte superior.

Ya sólo nos queda servir, comer y presumir del recetón a base de verdura que hemos hecho en unos minutos. Y ahora sí, que comience la primavera.

Receta en vídeo: ramen (a nuestra manera)

P1210385

Seguimos soperos y exóticos. Si la semana pasada aprendimos a hacer un caldo estupendo con jengibre y té en sólo 10 minutos, ahora ha llegado el momento de pasar al siguiente nivel: ramen. Esta sopa oriental de origen chino, pero que ahora identificamos más con Japón, no sólo está de moda sino que -y esto es lo que nos interesa- está buenísima.

Aunque podríamos usar perfectamente el caldo del otro día como base, esta vez vamos a improvisar uno con verduras y miso. A partir de ahí, no tiene mucho misterio: unas algas, panceta que hemos macerado antes en soja, huevo cocido y fideos de arroz. Sí, esto es un ramen a nuestra manera así que posiblemente si algún japonés nos oye llamar a esta cosa “ramen” le entrarán ganas de hacerse el harakiri.

Pero oye, a nosotros al menos nos sirve para quitarnos ese mono que de vez en cuanto nos entra cuando no tenemos tiempo o ganas de aguantar la cola del Ramen-ya Hiro, considerado por muchos el mejor lugar para comer ramen en Barcelona. El nuestro no está a la altura, pero lo tenemos en casa y se prepara así de fácil.

Lee el resto de la entrada »

Dedos de zombie, una receta fácil para Halloween

IMG_0577

Por Carolina Denia y Juan Castromil

Ya, que vosotros sois más de castañada, de dulces tradicionales, de huesos de santos, de buñuelos -atentos que esta semana también tenemos de eso- pero resulta que os han invitado a una fiesta de Halloween. Te da pereza porque estas modas yanquis son una tontería, pero como habrá alcohol vas a ir. Y además resulta que tienes que llevar algo de comer acorde con la temática. Por suerte, aquí está La Gulateca para ayudarte con el asunto y que tu plato sea el más terrorífico. O al menos el más resultón y fácil de hacer: estos dedos de zombie o zombie hot dog.

Si tu economía no está para derroches, el coste de este plato te encantará: menos de 0,25 euros cada unidad (aproximadamente 0,075 cada salchicha y 0,15 cada panecillo). Con esto podrás alimentar a un regimiento de zombies aunque, eso sí, el ketchup va a parte.

La clave de este plato no reside tanto en su elaboración como en la selección de los productos y su presentación. Las salchichas tipo Frankfurt son idealmente pequeñas -del tamaño de un dedo- y su color también ayuda a conseguir el efecto final deseado. El panecillo simplemente ha de ser de un tamaño acorde.

Comenzamos friendo las salchichas hasta que el exterior quede dorado e incluso ligeramente chamuscado. Con un cuchillo bien afilado cortamos por un extremo simulando la forma de una uña y, antes de terminar, realizamos tres o cuatro cortes, en grupos de dos, a lo largo de la salchicha para similar los nudillos.

Ya solo quedan los últimos toques de presentación. Poner la salchicha en el pan sobresaliendo por el extremo de la uña y abusando bien de ketchup en el panecillo, dejándolo caer como gotas para que parezca sangre.

Hummus de zanahoria

 Por Iker Morán

HummusZanahoria

Con esto de los calores estivales hemos decidido soltarnos la melena -ejem- y probar a hacer una receta delante de la cámara. Y nos estrenamos con una versión del tradicional hummus en la que hemos sustituido los garbanzos por zanahoria. ¿Pero se puede hacer eso? Pues claro. Queda estupenda y es muy fácil de hacer. Dentro vídeo…

Lee el resto de la entrada »