Entradas etiquetadas como ‘picante’

Espicy, la historia de la salsa picante española que más triunfa

Hay platos y pimientos picantes en España, claro. Esos callos con su punto de picante, los pimiento de Padrón que ya se sabe que a veces pican, el chorizo picante o las bravas, por supuesto, y las guindillas que animan en refrito tantas cosas. Pero es verdad que el picante tiene un protagonismo muy moderado en el recetario español, y pocos serían los que pensarían en este país al hacer una lista de cocinas picantes.

“España es un sello gastronómico, pero no había un sabor picante que representara esta gastronomía”, nos explica Juan V. Casanova. Con esa idea en la cabeza y junto a su hermano, en 2017 puso en marcha Espicy (Es por España, Spicy por picante), aunque la compañía y sus salsas no comenzaron realmente a moverse hasta 2019, recuerda.

La gran acogida de su primera salsa y el éxito de ventas en Amazon no pasó desapercibido y pronto saltaron a los titulares como la salsa picante que desde Murcia llegaba a todo el mundo a través del gigante de la venta online, y abanderando algo que sonaba singular y nuevo: picante y español.

¿Por qué Amazon? Porque es más democrático que las grandes superficies, donde es muy difícil entrar, defiende. “En Amazon pones a la venta un producto, y si gusta se ve rápidamente”, resume el responsable de la compañía.

Casi dos años después, su gama de salsas y condimentos ha crecido, la tienda online se ha convertido en su principal canal de venta, y la filosofía más cercana a una start-up tecnológica que a una compañía de salsas al uso hacen que sigan siendo un fenómeno de esos que seguro que se estudiarán en las escuelas de negocios. Si es que no se está estudiando ya.

¿Pero qué tiene de especial este picante made in Spain? De entrada, que promete -y cumple- con un punto de picante muy bien ajustado. No solo al paladar local, poco dado a excesos con el picante, sino también a platos que no consentirían que el picante les robara protagonismo o enmascarara su sabor.

Su salsa Hot, la más picante, no disimula su intención de convertirse en la sriracha española. Por el diseño, pero también por ese picor limpio y bien medido.

Es la más vendida, nos cuentan, aunque la Espicy Mayo -mahonesa picante- pega fuerte y, lo cierto, es que tiene todos los puntos para ser la preferida de la mayoría y la que mejor encaja con más cantidad de platos.

Muy interesante la Espicy Honey -recomendable atreverse a probar con dulces- y la última incorporación a la familia tras los condimentos picantes: la Spicy Truffle. ¿Trufa picante? Parece una combinación muy extraña, pero lo cierto es que en pre-venta (hasta finales de marzo toca esperar) ya han agotado casi existencias, así que parece que la idea ha gustado entre sus clientes. ¿O deberíamos hablar de fans?

Aunque el jalapeño, que es la base de sus salsas, viene de México, nos cuentan que están buscando y hablando con agricultores locales para ver si alguien se anima a plantar y suministrar la cantidad necesaria para abastecerles. En un par de años esperan que sea posible.

Sí es de aquí, de Teruel, la trufa que usan, y nos adelantan que andan con proyectos en los que el pimiento del piquillo será el protagonista. Así que lo de abanderar el picante español no es solo una cuestión de marca o de sabor, sino que también quieren que se note en la lista de ingredientes.

Una salsa española que no solo triunfa aquí, sino que se vende desde hace años en Estados Unidos, en México -eso son palabras mayores cuando hablamos de picantes-, en Nueva Zelanda e incluso un pedido reciente se ha ido a la isla de Guam, en medio del Pacífico, comentan divertidos.

Una cosa es segura: si también ha llegado a Inglaterra, posiblemente haya caído en alguna que otra paella. Después de todo, es la salsa española picante, ¿no?

El helado más picante del mundo

Helado y picante no parece una combinación muy habitual ni apetecible. Pero en Glasgow hay una heladería dispuesta a presumir de elaborar el helado más picante. Concretamente uno que, según explican sus creadores, es 500 veces más picante que el Tabasco.

Bautizado como “Respito del diablo”, quienes se animen a probar este helado tendrán que firmar antes un documento por el que asumen el riesgo del experimento y eximen a la heladería de cualquier responsabilidad. Algo que, teniendo en cuenta que recientemente una persona acababa hospitalizada después de probar uno de los pimientos más picantes del mundo, parece bastante lógico.

La historia y el nombre de este helado viene en realidad de Italia -al menos eso cuenta la leyenda- donde este helado se usaba para acabar con las discusiones entre los heladores más bravucones del lugar.

La misma receta de 1936 se ha utilizado ahora para esta versión escocesa cuyos elaboradores, por cierto, tiene que usar guantes para evitar la irritación que provocaría manipular ingredientes tan picantes.

Aunque cuesta imaginar algún motivo para querer probar algo así -más bien las reacciones de Quines ya se han atrevido-, está claro que la comida extremadamente picante siempre tiene sus adeptos.

De hecho, el pasado sábado la heladería convocó a los más valientes para que probaran de forma gratuita su creación. Después de firmar el correspondiente documento por si pasara algo, claro.

Por cierto, aunque el helado es uno de los mejores remedios para aplacar el picor, evidentemente una cucharada de éste no es una buena idea después de haber comido algo demasiado picante.

La comida picante refuerza el corazón y alarga la vida, asegura un estudio

Buenas noticias para aquellos que prefieren que los pimientos de Padrón piquen unos sí y otros también: hoy es vuestro día. Y es que el cuarto jueves del mes de febrero se celebra -al menos en Estados Unidos- el National Chili Day, o lo que es lo mismo, el día de la comida picante. Si absolutamente todo tiene su día, por qué no también las guindillas y compañía.

Y nada mejor para celebrar esta fecha que atiborrarse a platos de esos que dejan la lengua escaldada y los ojos enrojecidos con la certeza de que, además, resulta que son sanos. Al menos eso es lo que asegura un reciente estudio elaborado por la University of Vermont a partir de 16.000 historiales nutricionales y médicos entre 1988 y 1994.

Aunque siempre hay que desconfiar un poco de los estudios que atribuyen a ciertas comidas propiedades casi milagrosas, haremos una excepción para celebrar por todo lo alto el día más picante del año. Y también sano, porque según este análisis, la salud cardiaca y la longevidad podrían estar directamente relacionada con la cantidad de comida picante ingerida.

De entrada -apunta uno de los autores del estudio- la capsaicina presente en los pimientos y responsable de su picante se utiliza en diversos tratamientos para la artritis y el dolor, y también previene las inflamaciones. Algo que, aseguran, también está directamente relacionado con problemas vasculares y del corazón. Según los datos que manejan, la cifra de mortalidad se reduce del 34 al 22% entre los casos estudiados.

Lee el resto de la entrada »

Los mejores platos picantes del mundo

Picante_Lonely Planet_04

Una parte muy importante de nuestros viajes siempre es la gastronomía. Lo que se come y cocina dice mucho de un país, así que visitar los mercados, los puestos de comida, algunos restaurantes, y probar las recetas más típicas de la cocina popular forma parte siempre del guión cuando andamos fuera.

Picante_Lonely Planet_01En Lonely Planet -autores de algunas de las guías de viajes más populares del mundo- no sólo comparten esta filosofía sino que, pensado en los viajeros más intrépidos, han recopilado lo mejor de la cocina picante alrededor del mundo. Pero aquí no se trata de batir récords con el pimiento más picante del mundo para acabar todos llorando con la lengua escaldada, sino de recetas realmente deliciosas que tienen un punto de picante. Bueno, en algunos casos, bastante más de un punto.

La mejor comida picante del mundo (Editorial Geoplaneta) nos propone este viaje repleto de especias y sabores picantes. Un libro a medio camino entre una guía de viaje y un recetario, puesto que se incluyen un centenar de platos con las instrucciones para que los más valientes se atrevan a prepararlo en casa. Aunque, la verdad, de lo que da ganas es de coger el próximo vuelo y plantarse en alguno de los destinos que nos proponen sus autores.

Productos como las guindillas, kimchi, pimentón, mostaza, wasabi y otros ingredientes menos conocidos (el nam phrik de Tailantia, el muhammara de Oriente Medio, o la sambal ulek de Malasia) conforman esta singular vuelta al mundo.

Y como aperitivo de todo lo que se puede encontrar en sus más de 200 páginas, desde Lonely Planet nos proponen esta decena de platos picantes para ir abriendo boca. Eso sí, mejor tener a mano un vaso de leche -el remedio universal contra el picante- porque algunos tienen pinta de poner a prueba incluso los paladares más atrevidos.

Lee el resto de la entrada »