Entradas etiquetadas como ‘pescado’

Fraude global con el pescado: casi un 40% de los productos están mal etiquetados

Se vende como pargo en pescaderías, supermercados y restaurantes pero, en un 36% de los casos, en realidad no es pargo, sino alguna especie de pescado similar y más económico. Es solo un ejemplo de lo que ocurre en todo el mundo con el pescado, según denuncia The Guardian tras un exhaustivo análisis de más de 40 estudios realizados en diferentes países y más de 9.000 especies.

Las conclusiones dejan poco margen a las dudas de que estamos ante “un fraude a escala global”, tal y como lo califica el propio rotativo británico. Varían los lugares, tipos de pescado o cadenas de distribución, pero la historia es similar en todos los casos: variedades más económicas que se hacen pasar por otras más caras.

A simple vista y a los ojos de la inmensa mayoría de los consumidores -mucho más si el producto ya está cocinado- cuela, pero los análisis de ADN revelan estas escandalosas cifras de engaño.

A veces, el pescado simplemente ni está -en Singapur se han detectado preparados de gamba hechos en realidad con cerdo- o se vende algo diferente a lo que se publicita.

Sin ir más lejos, hace unos meses en España, la Universidad de Oviedo descubrió que la inmensa mayoría de las supuestas zamburiñas en el mercado en realidad no lo eran. Tampoco es nada nuevo: ya en 2011 se alertaba sobre la merluza: casi un 10% del pescado que se vendía con esta denominación no era merluza.

Otro clásico -explican en The Guardian– es hacer pasar el panga o especies similares que llegan del Sudeste asiático como bacalao o productos mucho más caros.

Lee el resto de la entrada »

50 céntimos en lonja y 6 euros en pescadería: el vergonzoso arranque de la costera de la anchoa

La abismal diferencia entre el precio que se paga al productor y el que acaba abonando en tienda el consumidor no es nada nuevo. Pero la situación creada por la cuarentena parece haber hecho más evidente aún que algo falla en este mecanismo de comercialización en el que los dos extremos -productor y consumidor- pagan la factura y alguien en medio está ganando más de lo habitual. O lo mismo de siempre, solo que ahora es más escandaloso.

Hace unas semanas eran los pescadores los que daban la voz de alarma: los precios en lonja eran tan bajos que no merecía la pena descargar el pesado, y los números no daban ni para cubrir gastos. Ahora más que nunca –comentábamos– es el momento de ir al mercado y pescaderías y consumir pescado fresco.

El problema es que, una vez allí, algo no cuadra. La merluza, el pescado más consumido en España y siempre un buen termómetro de los precios, anda estos días entre los 12 y los 15 euros en un mercado de Barcelona.

Merluza de palangre gallega y estupenda de calidad. Pero precios más de Navidad que propios de un momento en el que se supone que hay genero al que hay que dar salida y que, por eso, a los pescadores se les paga a una miseria.

Es verdad que algunos pescados más especiales, y que posiblemente tienen su mercado habitual en la hostelería, han moderado su precio, pero el inicio de la costera de la anchoa en el Cantábrico ha demostrado que son solo una excepción: en la primera jornada en lonja se ha pagado una media de medio euro por kilo de bocarte.

¿Y qué ocurre en las pescaderías? Sorpresa: esa caída en los precios en origen no se traduce en precios más moderados y, nos confirman desde varios puntos de Euskadi, la anchoa en tienda anda entre los 5 y los 7 euros el kilo. De medio euro a 6 euros de media significa multiplicar por 12 el precio.

Lee el resto de la entrada »

‘Seaganism’, necesitamos una nueva palabra para los veganos que comen pescado

¿Pescáganos? ¿Seaganos? ¿Marganos? La verdad es que suenan terriblemente mal todas las opciones que se nos ocurren, pero el caso es que necesitamos un nuevo palabro para traducir seaganism, el concepto que define una dieta vegana a la que se le suma el pescado.

Ya, eso no es vegano. La verdad es que no, pero la idea no es nuestra sino de Amy Cramer y Lisa McComsey, que hace ya unos años acuñaron este concepto en su libro Seagan Eating.

Y según The Guardian, esta va a ser una palabra que vamos a escuchar mucho próximamente porque apunta maneras como una de las tendencias para 2020.

Según el informe anual de la cadena de supermercados Waitrose, esta nueva dieta, algo más permisiva que la vegana, parece estar en alza con productos como la denominada charcutería marina, es decir, embutidos producidos a partir de proteína de pescado. Algo que, por cierto, lleva años haciendo Ángel León para alta cocina y que se supone que en breve comercializará en formatos más populares y asequibles.

Lee el resto de la entrada »

En España se come mucho pescado, pero cada vez menos

Consumo-pescado-01

Más de 42 kilos al año por habitante. Ese es el consumo medio de pescado y marisco en España según las estadísticas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Una cifra que pese a situarse muy por encima de la media mundial (menos de 19 kilos al año) y copar el tercer puesto en Europa, sólo por detrás de Portugal y Noruega -eso sí, somos líderes en consumo de carne-, sigue cayendo de forma imparable desde hace 4 años.

Así lo apunta un reciente estudio del Consejo de Productos del Mar de Noruega que recoge una caída de 1,7 kilos anuales por habitante durante esos últimos años. Pese a esa caída registrada, esta instantánea del mercado español realizada a partir de casi 3.000 encuestas por todo el país, sigue reflejando la importancia del pescado en la dieta habitual de los españoles: el 70% asegura que lo come dos veces por semana, y el 90% al menos una.

Consumo-pescado-03

Pese a que el consumo es muy equilibrado por toda la geografía del país, es en la zona nordeste (Galicia y Asturias) y centro (Madrid, Castilla La Mancha y Extremadura) donde se come un poco más de pescado que en otras regiones. Por géneros, los hombres son consumidores más habituales, según este mismo estudio.

La merluza es la reina absoluta de las pescaderías españolas (150.000 toneladas en 2015), situándose muy por delante de cualquier otra especie, pese a que su consumo también se ha moderado en los últimos años en favor del salmón, que ha conseguido adelantar al bacalao. Pese a que este pescado es uno de los más tradicionales del recetario del país, la comodidad a la hora del consumo parece primar en la elección.

Consumo-pescado-05

Así lo certifican los datos que manejan estas encuestas y donde se asegura que el consumidor español, a la hora de elegir uno u otro pescado, se guía por la relación calidad-precio (45%), seguido muy de cerca por otro argumento que demuestra que somos un poco vagos a la hora de comer: el 44% asegura que elige el pescado teniendo en cuenta si es ofrecido sin espinas. Desgraciadamente, criterios más interesantes como el origen o el tipo de cría o pesca figuran muy por debajo en este ranking.

Lee el resto de la entrada »

Pescadilla con gambas, ajos y almendras

pescadillaLa receta que os traemos hoy es uno de esos platos maravillosos que surgen para aprovechar lo que tienes en casa. En este caso una pescadilla y unos cuantos gambones que sobraron de otro plato. ¡Cocina de aprovechamiento power!

No, no es el plato más innovador del mundo, pero el resultado es delicioso y muy resultón. ¡Y polivalente! Puedes servirlo en una cena con amigos y quedar mejor que Isabel Preysler o hacértelo para comer cualquier día que te sientas inspirado.

A pesar de lo que pueda parecer, se tarda poquito en prepararlo y su elaboración es bastante sencilla. Así que si eres de los que cree que comer pescado es aburrido, esta receta es para ti. El contraste entre la ternura de la pescadilla y las gambas y el crujiente del ajo y las almendras te harán cambiar de opinión. Toma nota.

Lee el resto de la entrada »

Trucha al horno con espinacas

Cuando oímos trucha inmediatamente nos viene a la cabeza la típica receta rellena de bacon y al horno. Pero si queremos huir de la comida viejuna y hacer algo ligero, ideal para una cena ahí esta idea. Con unas espinacas y un poco de tomate nos arrancamos con un plato completo, sano y sobretodo escandalosamente fácil.

Ingredientes (para 2 personas)

  • 2 truchas limpias
  • 1/4 kg. de espinacas frescas
  •  4 o 5 lonchas de bacon
  • Un par de tomates
  • Pasas y piñones

Preparación

Lo primero es pedir al amable pescatero (o pescatera) que nos quite las espinas del pescado y nos deje unos filetes limpios. Ya que estamos mejor poder comer el pescado limpio sin estar pendientes de cuando nos tragaremos la espina.

Salteamos las espinacas con el bacon – no lo metemos dentro la trucha pero tenemos cierto respeto por las recetas tradicionales, así que estar tiene que estar -, unos piñones y unas pasas.

En una fuente para el horno ponemos las espinacas, uno de los filetes de trucha – con sal y  unas gotas de limón-, encima unas rodajas de tomate y el otro filete para recomponer el pescado.

Al horno a temperatura media se hace en un plis. Si encima lo emplatamos y servimos con un mínimo de gracia el plato luce. Y no es más que trucha al horno.