BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Entradas etiquetadas como ‘nevera’

Ni la leche en la puerta, ni la verdura abajo. Cómo colocar los alimentos en la nevera

La típica nevera de postal en la que todo está mal colocado (Foto Gtres)

La nevera vacía es uno de los dramas habituales de la vuelta de vacaciones. La buena noticia -por decirlo de algún modo- es que podemos aprovechar la ocasión para empezar a ordenarla en condiciones y colocar cada cosa donde toca. Porque, pese a que parece algo bastante sencillo, es posible que, llevados por la inercia y la costumbre, llevemos toda la vida colocando las cosas mal.

Sí, ya sabemos que dan mucha rabia esas listas que enumeran nuestros errores, pero unos sencillos consejos pueden conseguir que la comida (cocinada o no) se conserve mejor y dure más tiempo en nuestro frigorífico, además de, por supuesto, ayudarrnos a evitar cualquier riesgo. Por eso le hemos pedido consejo a Lluís Riera, experto en seguridad alimentaria en la empresa SAIA, para que nos explique cómo ordenar correctamente nuestra nevera ahora que, posiblemente, todavía esté medio vacía.

La temperatura correcta. Nada de jugar con los mandos de la temperatura, calculando a ojo si es mejor más o menos frío. La temperatura correcta para la zona de la nevera es 4 grados y para el congelador 18 bajo cero. El frío “pesa” -nos explica Riera-, así que la zona inferior del frigorífico es siempre más fría que las baldas superiores. Un dato básico para pensar el orden de los alimentos. Por cierto, si la nevera ha estado apagada en vacaciones, mejor ponerla en marcha vacía 24 horas para que pueda recuperar su temperatura.

Crudos y elaborados. Teniendo en cuenta no sólo la temperatura, sino los riesgos de cada alimento, los productos crudos deberían estar en la zona inferior para evitar que al gotear contaminen el resto de productos. Los ya elaborados (yogures, quesos, comida preparada…) pueden estar en la zona superior sin problemas.

Lee el resto de la entrada »

10 productos que no deberías guardar en la nevera aunque sea verano

nevera

Llegar del mercado y descargar la compra en la nevera. Un clásico que, sobre todo en verano, nos lleva a pensar que absolutamente todos los productos están mejor en la nevera que en una despensa o armario. Se supone que se conservarán mejor en frío así que, ante la duda, todo a la nevera, ¿verdad?

Pues resulta que no, porque hay ingredientes a los que el frío y la humedad les sienta fatal y están mucho mejor lejos del refrigerador. En algunos casos es evidente que no hace falta nevera para nada (arroz, pasta, legumbres, conservas…) pero hay unos cuantos que siguen despertando dudas.

Así que, por mucho que el calor te haga pensar lo contrario, a partir de ahora revisa la bolsa de la compra y deja todos estos productos fuera de la nevera.

Tomates. Se ha repetido mil veces, pero seguro que las neveras del país siguen repletas de pobres tomates padeciendo a 5 grados. Si son de esos que no saben a nada casi da igual, pero si te has molestado en comprar unos buenos ahora en temporada, meterlos en la nevera es el camino más corto para convertirlos en tomates sin sabor y de textura correosa. El frío se lleva mal con esta verdura, así que lejos de la nevera y en un lugar lo más fresco posible. ¿Se pondrán malos antes? Claro, pero es que no tienen que durar dos semanas.

Plátanos. A estas alturas no debería hacer falta repetirlo porque es de sobra sabido, pero por si queda algún despistado, vamos allá: los plátanos nunca van a la nevera, porque se pondrán negros enseguida. En todo caso, un truco para retrasar este proceso es meterlos en una bolsa de plástico hermética con medio limón. Pero mejor si los dejamos fuera y para retrasar su maduración -un poco, no hay que esperar milagros- los dejamos en el racimo y cubrimos la zona de unión con un poco de plástico.

Lee el resto de la entrada »