Entradas etiquetadas como ‘Navidad’

Receta de galletas de Navidad para hacer estos días con los niños

El puente de diciembre marca en muchas casas el comienzo de la Navidad. Sí, eso que en los escaparates empieza un mes antes y en las estanterías de los supermercados casi cuando acaba el verano y los primeros turrones se asoman a las estanterías.

Pero más allá del cansino tema de si cada año comienza o no antes la Navidad, el caso es que estos días festivos y sin cole pueden servir para, además de poner el árbol y demás, cocinar juntos en casa. ¿Las típicas galletas con formas navideñas? Por ejemplo. Son muy fáciles, perfectas para que los más pequeños ayuden con la masas y los cortagalletas y, en definitiva, para pasar una mañana o tarde entretenidos. En el fondo, de eso se trata muchas veces.

De las decenas de recetas y variaciones posibles, nos hemos quedado con la más sencilla y que normalmente hacemos en casa y quedan bastante bien.

Ingredientes

(Para unas 15 galletas)

  • 450 gramos de harina de trigo
  • 100 gramos  de azúcar
  • 200 gramos de mantequilla
  • 1 huevo
  • 100 gramos de miel
  • Una cucharada (15 gramos) de canela
  • Una cucharadita (5 gramos) de jengibre molido

Preparación

La gracia de estas galletas es que no tienen ningún misterio. En realidad son las típicas galletas de mantequilla, solo que aquí le damos el punto de canela y jengibre por aquello del ambiente navideño.

Empezamos batiendo el azúcar y la mantequilla, que deberá estar templada, con textura tipo pomada. Sacarla una hora antes de la nevera será suficiente. También la podemos calentar un poco, pero ojo porque no queremos que esté líquida. Si no tenemos varillas eléctricas, los niños nos pueden ayudar a mano.

Vamos añadiendo el huevo, la miel y la harina. Tamizada siempre queda un poco más fina, y es otra de esas operaciones en la que los pequeños pueden ayudar. Si no tenemos tamizador, un colador puede servir. Al final incorporamos la canela y el jengibre molido.

El objetivo es conseguir una masa bastante compacta, que dividiremos en dos bolas del mismo tamaño y dejaremos reposar unos 20 minutos tapado. Aprovechamos para limpiar la cocina y la harina que, seguramente, ya esté repartida por media casa.

Llega la parte divertida. Aplastamos con la ayuda de un rodillo o, si no tenemos, una botella vacía. Poner papel film encima y debajo de la masa es un buen truco para que no se pegue sin tener que añadir más harina al rodillo o la mesa. También funciona, pero puede acabar dando mucho sabor a harina a las galletas, y no queremos eso.

Toca volver a esperar un poco, Aquí es cuando les explicas a los niños que en la cocina la paciencia es fundamental y la hora que la masa tiene que reposar en la nevera se les hará eterna.

Pasado ese tiempo, con un cortapastas con la forma que queramos -muñequitos en este caso- vamos cortando las galletas. Si no tenemos, un cuchillo y un poco de maña también puede servir. Mientras tanto, el horno ya debería estar calentándose a 180 grados.

Como nos irán sobrando descartes de masa, juntamos todos de nuevo, los volvemos a estirar y seguramente de ahí saldrá alguna galleta más. 15 minutos en el horno serán suficientes para que nuestras galletas estén listas.

Cuando se hayan enfriado, llega la segunda parte más divertida: decorarlas. Podemos usar fondant -fácil, pero no deja de ser azúcar con colorantes- o improvisar una glasa casera. Es muy fácil: 250 gramos de azúcar glas por cada 40 gramos de clara de huevo y unas gotitas de limón.

Batimos como para hacer un merengue normal, incorporando el azúcar en tres o cuatro veces y el limón, hasta conseguir una crema bien integrada y densa que nos permita decorar con una manga pastelera o, si no tenemos, una bolsa de plástico a la que le cortaremos una pequeña punta.

Estos son los productos que más han subido de precio estas Navidades

Pese a que las de 2020 están siendo unas fiestas de gastos contenidos y donde los precios de la comida se han disparado, en general, mucho menos que otros años, sigue habiendo ingredientes que no entienden de años horribilis o Navidades especiales: si los quieres, en diciembre tendrás que pagar por ellos mucho más que hace solo unas semanas.

Así lo demuestra el clásico estudio de mercado que por estas fechas hace cada año la OCU para comprobar la evolución de los precios de los alimentos. Según explican, aunque durante todo diciembre los precios habían experimentado pocos cambios, 10 días antes de Nochebuena comenzó el festival y se produjo una subida media del 7,5% de los precios.

Pese a ello, se trata de un aumento inferior al habitual, y muchos productos incluso han reducido sus precios.

Otros cumplen los tópicos navideños y disparan sus precios antes del 25 de diciembre. De nuevo, el pescado y el marisco son los que más responden a esta tónica: el besugo ha subido casi un 69% a lo largo de diciembre, los percebes han incrementado su precio más del 40% en pocos días, e incluso la más modesta merluza cuesta ahora un 23% más que a principios de mes.

En las carnes las subidas han sido bastante más moderadas pero no han fallado los dos clásicos: el cordero y el jamón, que en los 10 días previos a Navidad han subido un 5% de media.

El consejo es el de cada año (comprar por adelantado lo que se pueda y congelar) aunque es verdad que esta vez lo de hacer planes por adelantado resultaba más complicado que nunca.

En todo caso, y para quienes quieran buscarle algo bueno a este 2020, ahí queda el dato: al menos no nos han tomado tanto el pelo con la cesta de la compra navideña.

Estos son los productos que más suben de precio en Navidad

Es una de las quejas habituales cada año: en cuestión de semanas, algunos de los productos más tradicionales en las comidas y cenas de Navidad incrementa notablemente su precio. Algo que suele afectar sobre todo a productos frescos (marisco, cordero, pescados…), que la segunda quincena de diciembre y hasta que pasan los Reyes se disparan en los mercados.

¿Pero es realidad o una de esas leyendas urbanas que repetimos año tras año? Para comprobarlo, la OCU cuenta con un observatorio de precios que controla la evolución de año en año y durante el mes de diciembre usando como referencia 15 productos entre frescos, tradicionales de Navidad y algunos de gama premium.

Y lo cierto es que las cifras dejan poco margen a las dudas: en solo dos semanas se ha producido una subida media del 6% en los precios. Tal y como señalan, hay productos que no cambian (cordero) o incluso moderan su precio (jamón ibérico de cebo), pero en otros el incremento roza lo escandaloso: las almejas casi un 30%, los percebes un 25%, el besugo un 17% e incluso la popular merluza se ve afectada con una subida del 15%.

Aunque habrá que ver qué pasa en los próximos días, la cosa no pinta nada bien, porque el año pasado este mismo estudio de precios reflejó un incremento de solo el 2% respecto al 6% de este 2019.

De hecho, una visión más amplia de la evolución de los precios navideños a lo largo de los últimos años dibuja un panorama terrible. Sobre todo si nos fijamos en el precio de pescado y marisco, las principales víctimas de esta terrible costumbre para la economía doméstica.

Lee el resto de la entrada »

Ideas para regalar en Navidad a amantes de la cocina y el diseño

Llevar el diseño a la cocina no siempre es fácil. Muchos de los objetos de nuestros sueños tienen precios que no siempre es fácil digerir. Así que, un año más, vamos a darte unas cuantas ideas para que puedas hacerte con algún que otro diseño de esos asequibles -unos más que otros- y lucirlos en tu cocina o en tu mesa desde ya.

7 objetos de deseo, un par de regalos frikis y un capricho al alcance de unos pocos. Saca papel y boli que ha llegado la hora de escribir la carta a los Reyes Magos.

1- Botella Sowden, de Hay

A estas alturas todo el mundo debería tener más que aprendida la lección de «Plásticos No». Si es así, seguro que ya tienes tu botella rellenable. Pero si aún no te has hecho con una o quieres distinguirte del resto (todo el mundo parece haberse comprado la misma), la botella Sowden será tu mejor aliada. Diseñada por la reconocida empresa danesa Hay, está fabricada en acero inoxidable y plástico, y tiene un diseño funcional perfecto para contener bebidas frías y calientes. Está disponible en varios colores por 31€ en Domestico Shop.

2- Infusor de té You

Si te gusta el té y, además, eres un romántico, te encantará este infusor de té diseñado por Miriam Mirri para Alessi. Su forma cónica y alargada facilita el llenado y vaciado del contenido, además de permitir su uso en cualquier taza. Lo encontrarás en la tienda de Alessi por tan solo 20€.

3- Cubertería de estilo nórdico

El estilo nórdico ya hace tiempo que llegó a nuestras casas y no tiene ninguna intención de irse. Si aún se te resiste, ¿por qué no le das una pequeña oportunidad con esta cubertería? Con mango de cerámica esmaltado en verde y cubiertos de acero inoxidable brillante, esta cubertería llenará de estilo tu mesa y será la envidia de todos tus invitados. El conjunto de cuchara, tenedor, cuchillo y palillos está disponible en Fancy por unos 17€.

4- Juego de tablas de cortar de Index Bamboo

Este juego es una nueva versión de las icónicas tablas Joseph Joseph, pero ahora presentadas en un juego de tres tablas de madera. Cada tabla está hecha de bambú resistente y natural y presenta una pestaña que indica para qué tipo de alimento se debe usar: carne cruda, comida cocida o vegetales. Las tablas vienen junto a un soporte de metal que cuenta con pies antideslizantes. Por algo más de 100€, será el regalo perfecto para los que más cocinan, ya que ayuda a evitar la contaminación cruzada de diferentes tipos de alimentos.

5- Vasos de aperitivo L’apéro

Diseñado por DOIY, este original conjunto de vasos de cristal traslúcido le dará un nuevo sentido a tus vermuts. Una pieza que, además de decorativa, es absolutamente funcional: apilados forman una botella y, por separado, un kit perfecto para disfrutar del vermut. Disponible en verde y ámbar, lo encontrarás por 45€ en Doméstico Shop.

6- Bandeja ilustrada, de Depeapa

Y para redondear tu momento vermut, qué mejor que una bandeja a la altura. Diseñada por Depeapa, esta bonita y divertida bandeja marcará de nuevo la diferencia en tu mesa. Fabricada a base de capas de abedul y con superficie de melamina, la tienes en versión redonda y rectangular. 34€ en Luanord.

7- Vinilos que alegren la cocina

Decorar las paredes de la cocina con un vinilo en una buen manera de darle un toque diferente. Aquí encontrarás varios estilos y de tamaños y precios diferentes. Puedes personalizar incluso el color o añadir el nombre de la persona agraciada. De entre todos, sin duda, nosotros nos quedamos con el de la foto…

8- Moldes para galletas tecnológicas

Aquí viene el primero de los regalos frikis. Se trata de unos divertidos moldes de acero inoxidable para fabricar tus propias galletas tecnológicas en forma de smartphone o con un punto retro y forma de casette. Sin duda, el regalo perfecto para el repostero de la casa, el más goloso o, por qué no, para el más techie. Los encontrarás aquí por 9,90€ cada uno.

9- Taza para vagos

Y para acompañar las galletas, nada mejor que una buena taza de café. Si entre los destinatarios de tus regalos hay algún vago, este regalo será lo más. Y es que esta taza remueve el café sola, sin necesidad de usar cucharilla. Tan solo hay que apretar un botón y ella hará todo el trabajo por ti. Y no solo es práctica para el café, también lo es para aquellos -raros- que quieran tomarse un Cola Cao sin grumos o incluso para preparar una sopa instantánea. En cualquier caso, un regalo divertido que puedes encontrar aquí por 19,90€.

10- El regalo definitivo: Foodini, la impresora de comida

Foodini es el primer electrodoméstico de cocina que acelera el proceso de cocinar platos con ingredientes frescos. ¿Cómo? Mediante la impresión 3D con cápsulas de alimentos. Sí, has leído bien: Foodini es una impresora de comida. Mediante conexión a Internet, permite preparar comidas caseras con una sola impresión. Creada por la empresa Natural Machines, Foodini es una pequeña fábrica de comida pensada para el uso diario y cuyo objetivo es mejorar nuestra alimentación. Vaya, que el futuro ya está aquí, aunque su precio aún nos aleje un poco de él. Por si alguien se anima a meterlo en su lista, podéis encontrarla a la venta aquí.

La cerveza de turrón existe (y la hemos probado)

Las luces están encendidas, los escaparates decorados, los turrones desde hace semanas en los supermercados, así que ya no hace falta disimular más: la Navidad ya está aquí.

Y en Amstel este año se han venido muy arriba con eso de las ediciones especiales de cervezas y han lanzado una de turrón.

¿Cerveza de turrón? Sí, en serio. Si con la Cruzcampo de gazpacho o la Estrella Galicia de percebes o pimientos de Padrón pensábamos que ya se había llegado a lo más alto en este segmento, está claro que había margen para superarse.

Una edición especial de 150.000 botellas que promete combinar el frescor habitual de la cerveza con un toque de sabor navideño. ¿Pero de verdad sabe a turrón? Para comprobarlo, nos hemos visto obligado a ejercer de catadores de esta rareza.

Ojo que las cervezas de Navidad son algo más o menos habitual entre las artesanas y últimamente entre las industriales. También cervezas invernales, con calabaza, con especias e incluso con toques de chocolate o canela. Vaya, que los sabores dulces no son ajenos al mundo cervecero.

¿Pero turrón? Concretamente turrón de Jijona con un toque de miel, según leemos en la nota de prensa de Amstel. Evidentemente no se trata de echar un par de tabletas de turrón a la cerveza mientras fermenta, sino que aquí simplemente se añade aroma de turrón.

Lee el resto de la entrada »

Postre rápido para Nochevieja: ‘cheesecake’ de turrón en 15 minutos

Tras el menú de Nochebuena y Navidad toca pensar algo para Nochevieja. Porque sí, cada vez más gente se va fuera, pero todavía quedan muchos que lo celebran cenando en casa. Si eres de esos y andas buscando ideas para un postre resultón y fácil, aquí tienes la solución: la típica tarta de queso sin horno, pero con turrón y en formato individual, que siempre funciona muy bien. Una manera sencilla y navideña de despedir el año como se merece.

Y si necesitas más recetas para completar el menú, echa un vistazo a nuestras propuestas de entrantes y aperitivos navideños fáciles y resultones, y a unos cuantos consejos de última hora para triunfar estos días a la hora de preparar un menú. Y atentos porque también tenemos unos cuantos cócteles interesantes para animar un poco la última noche del año.

Lee el resto de la entrada »

Turrón sin azúcar: ni más sano ni ‘light’

Foto: GTres

Que la Navidad es una temporada muy dada a los excesos a la hora de comer no es ningún secreto. En realidad, se ganan menos kilos de los que se piensa y de los que algunas compañías y su discurso détox intentan hacernos creer cada mes de enero. Bastaría con un poco de sentido común y moderación para que estas dos semanas no acaben pasando factura.

Pese a ello, hay quienes han visto en productos como el turrón sin azúcar una posible solución para no renunciar a los caprichos navideños durante estas fechas, pero ingiriendo menos azúcar y calorías. ¿Pero realmente es así?

Dicho de forma rápida y sencillo: no. Así lo confirma Beatriz Robles, consultora de seguridad alimentaria, que ha comparado con todo lujo de detalles un turrón convencional con uno sin azúcar en un artículo que merece mucho la pena leer para acabar con unos cuantos mitos.

Lo primero: es importante tener en cuenta que los denominados turrones sin azúcar son en realidad “sin azúcares añadidos”. Es decir, contienen azúcares presentes de forma natural en los ingredientes utilizados, como las almendras.

Lee el resto de la entrada »

Ideas para regalar en Navidad: propuestas para gourmets

Si eres de los que, como nosotros, apuran casi hasta última hora la lista de regalos, o dejas alguna idea para los Reyes Magos, seguro que todavía hay sitio en la carta para incluir alguna cosa más. Si el otro día os hablábamos de propuestas para los amantes del diseño o del vino, hoy toca ocuparse de los que tienen el morro muy fino.

Ningún problema, porque tenemos una lista de dulces y salados apta para todos los bolsillos y gustos, y con la que acertaremos seguro. Menos pijamas y calcetines y más aceite, ibéricos y chocolate.

Los turrones más originales

Con los turrones ocurre algo curioso: cada año da la sensación de que ya está todo inventado, pero la Navidad siguiente aparecen sabores nuevos y con muy buena pinta. Que sí, que el duro y el blando están muy bien, pero puestos a regalar mejor ser un poco más originales y echar mano de las ideas de Albert Adrià, que ha vuelto a colaborar con turrones Vicens para idear sabores tan locos y ricos como un turrón de chocolate con churros, otro de cabernet sauvignon con especies, de pipas de calabaza… Cuesta elegir sólo uno, así que mejor montarnos nuestro propio pack con unas cuantas variedades.

Un té de Navidad

Una de las marcas más apreciadas por los amantes del té quiere celebrar la Navidad con una edición especial que, además, luce perfecta para regalar. Hablamos de Kusmi Tea y su nuevo té navideño de edición limitada Tsarevna. Aromas a naranja, vainilla y almendra aportan toda la dulzura a una base de té negro especiado, mejorado con un toque natural de regaliz dulce. Cuesta unos 26 euros y se puede encontrar en espacios gourmet y en El Corte Inglés, por ejemplo.

¡Menudo lomo!

Desde la dehesa extremeña llega la genial propuesta de Señoría de Montanera. Aunque sus productos ibéricos son ya motivo suficiente para tenerlos en cuenta, su campaña Menudo lomo añade un motivo más para incluir este estupendo lomo ibérico en la lista de regalos: todos los beneficios se destinan a la Fundación Menudos Corazones, una entidad sin ánimo de lucro cuyo objetivo es apoyar a niños y jóvenes con cardiopatías congénitas. Este lote tan especial incluye media caña de lomo de bellota 100% ibérico y un delantal único y exclusivo pintado a mano por niños y voluntarios de la Fundación. Cuesta unos 45 euros y se puede comprar en su propia tienda online.

Lee el resto de la entrada »

Recetas de Navidad: 5 entrantes y aperitivos fáciles y económicos

Nos encantan las luces, la familia, las comilonas, las buenas intenciones y las gambas. La Navidad está a la vuelta de la esquina, y para no acabar otra vez más encerrados en la cocina durante horas, protestando y asegurando que el próximo año encargaremos la comida fuera, hemos preparado una lista de aperitivos y entrantes que, además de ser económicos y sencillos, podemos dejar preparados el día anterior. 5 entrantes para no complicarnos y conseguir una mesa de lo más aparente sin dejarnos la paga extra en el carro de la compra.

Vasitos de crema de remolacha y manzana

No vale torcer el morro y empezar con que la verdura no pega en el menú navideño. Por supuesto que sí. Y más si es en forma de una crema diferente y muy colorida que gustará a todo el mundo. Si por algún motivo la remolacha no nos convence, tenemos otras opciones como esta crema de calabaza y tomate, esta más exótica de zanahoria al curry o una de coliflor que es de lo más navideña.

Ingredientes para 8 personas

  • 450 gr. de remolacha cocida
  • 1 cebolla mediana
  • 500 gr. de agua o caldo
  • 400 gr. de manzana
  • Aceite, pimienta blanca y sal

Picamos la cebolla y la pochamos en una sartén. Cuando coja color, añadimos los trozos de manzana y de remolacha que habremos cortado previamente en cubos de tamaño mediano. Rehogamos unos minutos, y añadimos algo de sal y pimienta blanca. Añadimos el agua o caldo, y lo dejamos unos minutos más. Retiramos del fuego y con una batidora o robot de cocina trituramos los ingredientes. Si queda demasiado espesa, podemos añadir agua, nata o leche evaporada que además suavizará el sabor. También es buena opción mezclarla con un poco de queso crema o yogur natural. Servimos en vasitos pequeños y decoramos con trocitos de manzana, germinados o frutos secos picados.

Huevos morados rellenos de hummus

Los huevos rellenos son uno de esos aperitivos de siempre que no deberían olvidarse. Fáciles, ricos y con muchas posibilidades, nos pueden solucionar los entrantes en un momento, y darle ese toque viejuno que toda comida navideña necesita. Para darles una vuelta y no rellanarlos de atún con mayonesa, esta vez hemos optado por hummus. Hemos preparado hummus “clásico” porque se hace en un momento, pero según lo animados que estemos podemos preparar el relleno con diferentes tipos de hummus, como de zanahoria o de remolacha. Hablando de remolacha, para acabar de triunfar en la mesa, nada como teñir los huevos con el sencillo truco que os explicamos.

Ingredientes para 8 personas

  • 8 huevos
  • 400 gr. de garbanzos
  • 30 gr. de Tahini
  • 1 diente de ajo
  • Zumo de un limón
  • Comino en polvo
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón de la Vera

Primero cocemos los huevos. Ponemos agua en una olla o cazo grande y cuando el agua empiece a hervir incorporamos los huevos con ayuda de una cuchara, y los dejamos 10 minutos. Los sacamos del agua y los dejamos en un recipiente con agua fría. Los pelamos, partimos por la mitad y sacamos las yemas, que podremos usar para otro aperitivo, ensalada, o rallarlas y usarlas para espolvorear. Si quereros hacer los huevos morados, los dejamos (ya hervidos y partidos por la mitad sin la yema) 12 horas, o de un día para otro, en la nevera sumergidos en un recipiente con caldo de remolacha, que podemos conseguir hirviendo unas remolachas o directamente usando el líquido de las remolachas que venden ya cocidas.

Pasamos a preparar el hummus. En el recipiente de la batidora ponemos los garbanzos, Tahini, el diente de ajo (podemos usar solo medio si lo preferimos más suave), el zumo de limón, comino al gusto, un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y sal. Trituramos todo y añadimos un poco de agua si queda demasiado espeso. Sólo queda servir. Rellenamos las mitades de huevo con el hummus ayudándonos con una cucharilla. Una vez estén todos rellenos, espolvoreamos con pimentón de la Vera y, si queremos, también con las yemas ralladas. El hummus sobrante podemos dejarlo en el centro y comerlo con tostadas, o palitos de verduras (apio, zanahoria…).

Lee el resto de la entrada »

¿Es obligatorio que la empresa dé cesta de Navidad a sus empleados?

Foto: El Corte Inglés

¿Eres más de cesta con jamón y vino del bueno, o de conformarse con alguna lata de melocotón en almíbar y alcohol de dudosa calidad? En cualquier caso, los lotes navideños son una tradición laboral suficientemente arraigada en España como para que la imagen del trabajador volviendo estos días a casa con una pesada caja -el contenido es lo de menos, la cuestión es que abulte- sea ya parte de las estampas navideñas.

A medio camino entre la tradición, la limosna empresarial -hay quienes dan a sus trabajadores una lata de piña como si su alimentación dependiera de eso- y los derechos laborales, la crisis desató hace unos años más de un conflicto cuando algunas empresas decidieron aplicar los recortes también a la cesta de Navidad.

Y, como todo el mundo sabe a estas alturas, los recortes que siempre se venden como puntuales y hasta que pase el chaparrón, raramente son así en realidad. De ahí que muchas cestas se hayan quedado en el camino, y haya empresas que cada año sean más reacias a seguir la tradición.

¿Pero realmente tienen obligación de entregar esta especie de regalo navideño a sus trabajadores, o está en su mano decidir si se hace o no? Una pregunta recurrente cuando se va acercando el día 24 y nadie parece ver ninguna caja por el almacén ni saber nada del tema. ¿Qué dice la ley al respecto?

«Hasta el año pasado la cesta de Navidad se consideraba como un acto de liberalidad por parte de la empresa, es decir, una suerte de donación o premio al trabajador que no implicaba ningún tipo de obligación», explica Alberto G. Moyano, abogado especializado en temas empresariales y laborales. De hecho, si el empresario decidía dársela a unos trabajadores y a otros no, en principio, y con la ley y la jurisprudencia en la mano, no había nada que hacer.

No obstante, una sentencia del Tribunal Supremo en 2016 cambió las cosas. «La Sala de lo Social dictó que se trata de una obligación por parte de la empresa incluso si atraviesa momentos de penuria económica. Es decir, se trata de un derecho adquirido por parte del trabajador y por tanto tiene que seguir aplicándose», apunta Moyano.

Lee el resto de la entrada »