Entradas etiquetadas como ‘nata montada’

Trucos para conseguir la nata montada perfecta

Hay muchas formas de preparar y comer las fresas. Solas, en recetas dulces o saladas, como parte de un pastel… Pero, sin duda, una de las primeras cosas en las que pensamos al oir hablar de esta fruta es la nata montada. Fresas con nata, un clásico de esos que siempre funcionan.

Así que ahora que las fresas están en temporada y que posiblemente más de un día haya en casa antojo de acompañarlas con nata, vamos a repasar algunos trucos para que montarla no sea una especie de misterio o ejercicio de fe.

Claro, también podemos comprarla ya montada, pero comparar esas de chorro -incluso la mejor de ella- con la que podemos preparar en casa es ridículo. Así que, saquemos nuestra varillas de batir y al lío.

Nata con mucha grasa

La diferencia entre los dos tipos de nata líquida (cocinar y montar) que encontramos en las tiendas es el porcentaje de grasa de cada una de ellas. Además de elegir la segunda -sorpresa, la mejor nata para montar es la que aparece identificada así- es importante fijarse en la cantidad de materia grasa.

Lo ideal sería alrededor del 40%, pero no es fácil encontrar de este tipo en supermercados, así que podemos conformarnos con alguna que tenga más del 35%. Los de Central Lechera Asturiana han sido muy ágiles, y su nata de montar se presenta con un 35,1 % que la ha convertido en la que todo cocinillas recomienda.

Todo muy frío

Otro truco bastante conocido pero que hay que tener presente para conseguir una nata montada perfecta: necesitamos frío. No sólo la nata tiene que estar muy fría (de la nevera del día anterior o incluso 15 minutos en el congelador antes de montarla) sino también los utensilios que vamos a usar.

Fotos de Emma García para La Gulateca

El bol (mejor metálico, que aguanta bien el frío) también debería estar en el congelador un rato antes de empezar, y exactamente lo mismo con las varillas de batir. Sobre todo si estamos en verano y hace calor en nuestra cocina. Así, además, nos ahorramos lo de colocar un bol con hielos debajo mientras batimos.

En realidad nada de esto es ningún secreto e incluso en la citada nata líquida aparecen destacadas estas recomendaciones.

Lee el resto de la entrada »