Entradas etiquetadas como ‘meriendas’

Kaiserschmarrn con manzana y granada, un postre austriaco

P1020787
Ya sabéis que en La Gulateca nos gusta dárnoslas de internacionales y hoy, siguiendo esa línea, os traemos una receta austriaca con un nombre imposible: Kaiserschmarn. Este postre debe su nombre al emperador Franz Joseph I quien, según se dice, era muy aficionado a los dulces tipo “tortita” hecha con huevo.

Nosotros le hincamos el diente al Kaiserschmarrn hace unos meses al sur de Baviera, donde es un postre muy típico, y ahora nos hemos lanzado a hacer nuestra propia versión en casa. Es un dulce muy contundente así que lo hemos preparado para el desayuno dominical en lugar de reservarlo para el postre. Es fácil y relativamente rápido de hacer así que no hay excusa. Tomad nota.

Ingredientes

  • 150 gr. de harina
  • 100 gr. de azúcar
  • 2 cucharaditas de azúcar vainillada
  • 4 huevos
  • 125 ml. de leche
  • 50 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de pasas
  • 2 cucharadas de ron
  • 1 manzana
  • 1 granada
  • Azúcar glas
  • Canela
  • Sal

Elaboración

Lavamos las pasas. En un bol las mezclamos con el ron y las dejamos reposar. Separamos las cuatro yemas de las claras y en un bol mezclamos las yemas y tres cuartas partes del azúcar y el azúcar avainillado hasta que quede una crema espesa. Después añadimos la harina y removemos bien. Quedará una especie de pasta grumosa, será el momento de añadir la leche y batir con una varilla hasta que quede una masa homogénea.

Recuperamos las pasas y las añadimos junto a una manzana pelada y cortada en pequeños cubos. Mezclamos bien y reservamos. Montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal y las agregamos -poco a poco, para que no se bajen- a la mezcla anterior.

Una vez tengamos la masa lista, en una sartén ancha y con una cierta profundidad, ponemos la mitad de la mantequilla y calentamos. Vertemos la masa y dejamos que cuaje durante un par de minutos. Pasado ese tiempo añadimos el resto de la mantequilla cortada en trozos y espolvoreamos lo que nos quedaba de azúcar.

P1020792

Cuando haya cogido una cierta consistencia, toca destrozarlo. La idea es, con ayuda de una espumadera, partir el Kaiserschmarrn en trozos de unos 3 o 4 centímetros de ancho y después removerlos un poco como si se tratara de unos huevos revueltos. Dejamos que se doren todos los lados del postre y sacamos del fuego.

Ponemos los trozos de Kaiserschmarrn en una fuente y espolvoreamos azúcar glas y canela por encima. Para terminar añadimos la granada, que aportará un toque fresco a este contundente desayuno.

El Kaiserschmarrn debe comerse templado. En Baviera se come con mermelada de fresa, cereza o ciruela, o cualquier otra confitura que nos guste. Sea como sea, será un desayuno -o merienda- de campeones.

Cuscús dulce

Si la última receta era un gofre salado, por eso de darle la vuelta a lo habitual, esta vez la idea es dulcificar una receta normalmente salada. ¿Quién ha dicho que el cuscús es solo un plato principal? ¿Por qué no ponerlo de postre o incluso en una merienda? Es trigo, un alimento muy neutro. Así que hoy os presentamos una receta para sorprender y que además es increíblemente sencilla y rápida de hacer. Cuscús dulce con fruta y frutos secos.

La idea básica la sacamos de uno de esos libros de recetas temáticos que podemos encontrar a buen precio en cualquier librerí­a. Pero aquí lo realmente interesante es el concepto, no la receta en si. Cereal, fruta y aromas de canela y cardamomo, una combinación perfecta. Además este cuscús admite cualquier fruta y fruto seco que tengamos en casa. Nuestra propuesta particular es esta.

Lee el resto de la entrada »