Entradas etiquetadas como ‘mercado’

Lúcuma, tumbo, camu camu y otras frutas que hemos descubierto en los mercados de Perú

Frutas-Peru-05

Si acercarse al mercado es algo muy recomendable cuando se anda de visita por una nueva ciudad o país, en el caso de Perú es obligatorio. Es, además, la mejor forma de comprobar que la impresionante riqueza de productos que siempre abandera este país no es un farol, sino algo que se puede ver, tocar y comer en cada puesto.

Así que nada más aterrizar en Lima nos fuimos directos al mercado. El de San Isidro -en la municipalidad con el mismo nombre- es uno de los más visitados por los turistas, pero quienes prefieran uno más popular y visitado por locales pueden acercarse al del Surquillo, por donde también tuvimos ocasión de dar un paseo.

Aunque los puestos dedicados a las papas -hay miles de variedades de patatas en Perú- son también espectaculares, posiblemente son las fruterías las primeras que sorprenden al visitante. Por su colorido, por el tamaño de algunos de los productos conocidos (las granadas o las chirimoyas son enormes por allí), por el sabor de otros que también tenemos en los mercados de aquí (nada que ver la piña, la papaya, el mango…), pero sobre todo por todas esas que no teníamos fichadas.

Frutas-Peru-06

Por eso nos acercamos al puesto de Pedro Ortiz, para que nos presentara algunas de las frutas más exóticas y curiosas del país. Muchas de ellas, claro, no son exclusivas de Perú y pueden encontrarse en otros países de centro y Sudamérica. De hecho seguro que también pueden encontrarse a este lado del Atlántico, o van llegando poco a poco.

Lee el resto de la entrada »

El menú del día más barato del país: así se come por 3 euros en Málaga

Menu-Malaga-10

Los bares de los mercados a veces deparan sorpresas agradables. En el caso del Mercado de Huelin -un barrio de Málaga- más que una sorpresa esconde lo que casi parece un milagro: un menú del día de 3 euros. Pese a que la ciudad pasar por tener los menús del día más económicos del país, éste ofrecido por el bar con el mismo nombre que el mercado y el barrio rompe todos los records.

El más barato de España, nos confirma Adrián desde el otro lado de la barra cuando le contamos que hemos llegado hasta allí por el chivatazo sobre un menú muy económico. Llevan ya casi 4 años ofreciéndolo, así que -nos explica- es uno de esos secretos a voces en la ciudad, y que incluso ha salido en la tele.

Es algo más de la una y algunos de los habituales ya ocupan su silla para asegurarse de que no se quedan sin su plato favorito de este menú que empieza a servirse a partir de la una y media. La clientela es variada: vecinos del barrio, gente que trabaja por la zona, trabajadores del mercado, o personas mayores que tienen que hacer malabarismos para llegar a fin de mes con su pensión y, por 3 euros, comen y a veces cenan, porque -nos explican los responsables del bar- las raciones son abundantes y pueden llevarse el segundo plato a casa si quieren.

Menu-Malaga-09

Primero, segundo, postre o café, bebida y pan por 3 euros. Lo que cuesta una caña en el centro de Madrid y Barcelona si te despistas un poco y acabas en algún lugar para turistas, por tirar de la comparación fácil. Efectivamente, la crisis económica fue el motor de esta idea con espíritu de mercado y de barrio. Han pasado ya años y aunque hace tiempo que se escucha la palabra recuperación y crecimiento -más en los números macroeconómicos o en las cuentas de las grandes empresas que en los hogares-, la idea es mantenerla. Algo que invita a pensar que, aunque pueda parecer imposible, los números salen en este bar del mercado de Huelin.

Lee el resto de la entrada »

Los turistas de Praga no vienen aquí

DSCF1125

Febrero, martes por la tarde y el Puente Carlos de Praga repleto de turistas. ¿Habrá algún rincón de esta ciudad al que no lleguen los turistas?, nos preguntamos mientras ejercemos como tales y sacamos la misma foto que todo el mundo apuntando hacia el llamado Castillo de la capital checa.

Al día siguiente temprano obtenemos la respuesta: los turistas no van al mercado Holešovická tržnice. Según nos cuentan desde Prague Food Tour -con los que hicimos una visita guiada que ya os contaremos- es el más importante de la ciudad y el único que se mantiene de forma permanente durante todo el año. A partir de primavera también se organizan diversos mercados al aire libre con productos de agricultores locales, mucho más vistosos y a los que los visitantes sí se acercan.

DSCF1195

DSCF1109

Pero este es, por usar esa terminología que tanto gusta a los viajeros, más auténtico. Se encuentra a una media hora caminando del centro histórico, o  a sólo unas pocas paradas de tranvía para quienes prefieran ahorrarse el paseo. La zona y edificios que ocupa son bastante coloridos y curiosos, sobre todo si tenemos en cuenta que hasta 1983 allí estaba el matadero.

La verdad, no es que sea un mercado con mucho ambiente. De hecho, según nos explicaron nuestros anfitriones, no hay demasiada cultura de ir al mercado en esta ciudad y, en cualquier caso, nada que ver con el resurgir de los llamados mercados gastronómicos en muchas capitales europeas. Ellos lo decían con gesto un tanto compungido. A nosotros no nos parece tan mala noticia.

Lee el resto de la entrada »

Visiones de mercado

Hace unos años dedicar la mañana a ir al mercado era algo que sólo hacían asiduamente las madres. Hoy cualquier cocinillas que presuma de serlo visita regularmente la plaza más cercana. El mercado está de moda -esto es así- y como cualquier tendencia que se precie tiene su parte negativa.

El particular lastre de la nueva era mercadil son los llamados puestos gourmet. O, mejor dicho, algunos puestos gourmet. Sí, aquellos que uno se encuentra nada más entrar por la puerta y que provocan un efecto hipnótico parecido al que las estatuas humanas de La Rambla producen en los turistas con bermudas y camiseta imperio. Esos puestos que tienen infinidad de productos presuntamente ecológicos o supuestamente exclusivos. Todos hemos caído en la tentación de comprar en ellos y quien diga que no, miente como un bellaco.
Lee el resto de la entrada »