Entradas etiquetadas como ‘Massimo Pignata’

10 pistas para reconocer un buen helado

Helados-delacrem-03

¿Sabrías distinguir un buen helado artesano de uno industrial? ¿Cómo tiene que ser la textura o el sabor de un helado en condiciones? ¿De verdad son italianas y artesanas todas esas heladerías que presumen de serlo en su cartel? ¿Hay que desconfiar de esas montañas de helado de colores intensos y coronados por alguna fruta que tanto se llevan en algunas zonas turísticas? ¿Barquillo o tarrina?

La lista de preguntas sobre el mundo del helado podría ser infinita, pero hemos seleccionado una decena de ellas para que uno de los heladeros de más prestigio del país nos saque de dudas y, sobre todo, nos ayude a identificar un buen helado artesano este verano.

Y es que Massimo Pignata no sólo ha conseguido convertir  la heladería Delacrem de Barcelona (Enric Granados, 15) en un referente del sector -las colas son habituales y despachan hasta 200 kilos al día- sino también contagiar su pasión por el buen helado.

Fruta, leche, azúcar y poco más. En realidad, el helado artesano no tiene ni mucho misterio ni necesita más que unos pocos ingredientes de máxima calidad y una elaboración casi diaria. De estos y otros detalles charlamos con él mientras visitamos su pequeño obrador -situado en la misma tienda- y probamos, claro, algunos de los estupendos helados que elabora.

Helados-delacrem-06

1. Vitrina o pozos. Lo habitual son las vitrinas de cristal donde se muestra el helado, aunque algunas se atreven con un sistema menos vistoso pero que ayuda a conservar mejor la temperatura: los pozzeti. No es que el helado de vitrina sea peor y el de este sistema de pozos típico de Italia mejor, pero las posibilidades de que el helado sea bueno se multiplican con este segundo método.

Helados-delacrem-15

2. Color natural. Directamente relacionado con la forma de exponer el producto está el color del helado. Aunque proliferan las heladerías en las que los sabores se traducen en colores intensos y casi fluorescentes, en realidad eso poco tiene que ver con el color natural que tendría sin colorantes. ¿Alguna excepción? Sí, las frambuesas -en la primera imagen- aportan un color bastante intenso.

3. Mejor huir de las montañas de helado. Está claro que antes incluso de probar un helado ya es posible hacerse una idea de lo que vamos a encontrar. Normalmente relacionado con esos colores intensos, otra pista para saber que es mejor cambiar de heladería es encontrarse con una de esas montañas de helado que, además, se coronan con una piña, un coco o la fruta que sea.

Lee el resto de la entrada »