Entradas etiquetadas como ‘lidl’

Un roscón de Reyes con Estrella Michelin por 6 euros: probamos el de Carlos Maldonado para ‘Lidl’

A estas alturas seguro que lo has visto en algún sitio. Lidl ha hecho una campaña de publicidad bastante potente (este artículo no es parte de ella, por si a estas alturas hay que aclarar que aquí no jugamos a estas cosas) durante los últimos días, así que posiblemente ya sepas que su roscón está hecho con mantequilla, huevos de gallinas libres y lleva la firma del chef Carlos Maldonado y el pastelero Nicolás Espigares.

Hasta hace nada, Maldonado era simplemente un ganador de MasterChef con restaurante propio, pero ahora es también un nuevo flamante Estrella Michelin. Así que, bien jugado Lidl.

Roscón con Estrella Michelin, cubierta de chocolate rosa Ruby y bien de nata, que se vende por menos de 6 euros. Todo eso está muy bien, ¿pero qué hacemos hablando de roscones a mediados de diciembre cuando ni siquiera hemos acabado con los panettones?

Aunque somos muy de respetar la estacionalidad del asunto y aquí el roscón se come el día 6 por la mañana, la verdad es que nos podía la curiosidad. Y la reciente estrella de Maldonado ha sido la excusa que nos faltaba para probarlo y salir de dudas.

¿Puede un roscón industrial de 6 euros estar rico? No estar rico como un Bollycao -que, a ver, malo no está- sino ofrecer esa aparente calidad artesana que promete la publicidad.

Primera en la frente al acercarnos a comprarlo: el roscón se vende congelado. No pasa nada, pero es un dato que no parece comentarse en la publicidad. Tiene su lógica porque si el relleno es nata o algo parecido necesita refrigeración y la caducidad se presupone corta. Pero esto del formato congelado es un dato a tener en cuenta.

Tampoco nos espantaremos porque es un secreto a voces que muchos de los roscones de supermercado se hacen en primavera, se congelan y, cuando llega el momento, se resucitan y a los lineales. Sí, como algunos jamones ibéricos de precios imposibles. Pero ese es otro tema.

Dos datos a tener en cuenta con el tema congelación: ocupa bastante y son estas malas fechas para tener espacio en el congelador. Y, muy importante, la caja no es hermética, la nata es una grasa que actúa como esponja de olores así que ojo con dejar el roscón al lado de las gambas congeladas porque puede acabar dándole un gusto exótico y poco deseado.

Las instrucciones indican que en dos horas en la nevera está listo para comer. Nosotros lo pasamos del congelador a la nevera por la noche y un rato antes de desayunar, fuera para que no estuviera tan frío.

Lee el resto de la entrada »

La guerra de los robots de cocina. ¿Es el de ‘Lidl’ una copia del ‘Thermomix’?

Si hace unos años nos llegan a decir que en 2020 comenzaría una guerra de robots, seguramente no habríamos imaginado que la batalla sería en la cocina. Pero así es, y tiene pinta de que será larga y, no sabemos si sangrienta, pero sí bastante cara. Al menos eso es lo que pretende Vorwek, la compañía propietaria de Thermomix, que reclama a Lidl un 10% de todos los beneficios obtenidos con la venta de su exitoso Monsierir Cuisine Connect.

¿El motivo? Es evidente. No solo porque la noticia ha aparecido en todas partes, sino porque el robot de cocina de marca Silvercrest es popularmente conocido como el Thermomix de Lidl.

Parecidos más que razonables, una diferencia de precio abismal y un éxito abrumador cada vez que se pone a la venta son argumentos que explican de sobra por qué esta historia ha acabado en los tribunales.

Los propietarios de Thermomix acusan a la cadena de supermercados alemana de violar una de sus patentes, y eso es precisamente lo que el tribunal tendrá que decidir.

Por ahora la cosa promete ser un auténtico culebrón porque, en el primer día de juicio, la discusión estaba en el tema del pesado y mezclado simultáneo, una característica que Thermomix defiende como propia y única y a lo que desde Lidl se contraargumenta asegurando que su dispositivo ofrece botones separados para ambas funciones.

Lee el resto de la entrada »

¿Te espía tu robot de cocina? Escándalo por el micrófono encontrado en el ‘Monsieur Cuisine’ de Lidl

Todo empezó como una broma: desmontar y hackear el popular robot de cocina Monsieur Cuisine de Lidl para poder instalar videojuegos. Y lo consiguieron: el vídeo del popular Doom en la pantalla de este robot de cocina low cost no tardó en dar la vuelta al mundo y arrancar una sonrisa entre los cocinillas más frikis.

Pero las risas se terminaron cuando, al desmontarlo, descubrieron que entre los componentes del aparato había una función no declarada en su hoja de especificaciones: un micrófono. Inactivo, según explican los compañeros tecnológicos de Clipset, pero ahí estaba sin que se informara de ello en ningún lado.

Y, claro, se desató la histeria. Al menos en el mundo de la tecnología, más consciente de que lo que se puede hacer con un micrófono y, lo que tal vez es más preocupante, un aparato conectado a Internet y basado en una versión obsoleta del sistema operativo Android.

La explicación dada por la compañía es la más lógica y posiblemente cierta: ese micrófono está ahí pensando en futuras versiones que permitan el control del aparato por voz. De hecho, por eso también cuenta con un altavoz -tampoco especificado por ningún lado- que sería la otra mitad de ese futurible sistema para manejarlo con órdenes de voz en vez de con la pantalla táctil.

¿Está espiando ahora mismo Lidl tus conversaciones mientras preparas la masa para un bizcocho o buscas alguna receta para dejar programada? ¿Está la ya no tan simpática Monsieur Cuisine grabando archivos de voz con todas tus intimidades culinarias o de lo que sea que hables en la cocina?

Lee el resto de la entrada »

Histeria con el robot de cocina de Lidl. ¿El fin de la era Thermomix o no hay para tanto?

Había 25.000 unidades y duraron pocos minutos en las más de 700 tiendas donde Lidl puso a la venta su ya famoso robot de cocina. Aunque no es la primera vez que se desata la histeria alrededor de un producto de esta cadena de supermercados –su panificadora también es un top ventas-, en este caso puede que sorprenda más, porque estamos hablando de un electrodoméstico de más de 350 euros.

Así que la pregunta que muchos se estarán haciendo a estas horas es si está justificado tanto interés e incluso las colas que se formaron desde la madrugada para hacerse con uno de estos robots de cocina, o simplemente en Lidl son muy buenos en esto de gestionar su stock y crear mucha expectación.

De entrada, hay que situarse, porque esos 359 euros son casi una ganga si se compara con otros robots de cocina, incluido la incuestionable estrella del sector: el Thermomix. Sí, ya hemos explicado unas cuantas veces que se dice “el” y no “la” Thermomix.

Más de 1.000 euros frente a unos 400 suena bien, pero ¿hasta qué punto son productos comparables por mucho que algunos vean en este robot de marca Silvercrest el Thermomix del pueblo?

La verdad es que a la vista del diseño y funciones la cosa promete. La pantalla táctil de 7 pulgadas, la conexión Wi-Fi para descargar recetas o las más de 200 recetas preinstaladas son un buen comienzo. En el caso de Thermomix, más allá de las recetas incluidas, el resto son de pago.

También la potencia (1.200 W), las 10 velocidades que ofrece y la lista de funciones entre las que está el peso integrado -muy cómodo-, cocer al vapor, amasar, batir, emulsionar…

La capacidad del recipiente principal es de 3 litros, aumentando considerablemente respecto a las versiones anteriores de este Monsier Cuisine Connect. Lee el resto de la entrada »

¿El mejor chocolate?

Lindt“En una cata a ciegas en Madrid Fusión fué elegido como el chocolate de mayor calidad del mercado, superando incluso a Nestlé y Lindt”. Algo así decía la campaña publicitaria que hace unos meses lanzó Lidl para promocionar el chocolate J.D. Gross que distribuye en exclusiva.

La publicidad existe para vender, no para decir la verdad. Es algo que resulta tan obvio -aunque a veces lo olvidemos- que los publicistas y firmas llevan décadas buscando formatos en los que los anuncios no parezcan publicidad.

Ahora se llama branded content -que suena muy fino- pero en la facultad de periodismo siempre se le llamó publirreportaje. Ojo, que no tienen nada de malo. Al menos siempre que se identifique como lo que es: publicidad.

El caso es que la agresiva campaña chocolatera de esta cadena alemana de supermercados nos dejó intrigados. ¿Es tan bueno este chocolate Amazonas con un 60% de cacao y que se puede encontrar por algo más de 1,5 euros? Tan sencillo como comprarlo y probarlo. Sí, efectivamente está muy bueno.

Pero no se trata de eso. La publicidad de Lidl -con sus correspodientes post patrocinados y más o menos identificados en diversos blogs gastronómicos- destacaba que no es que su chocolate fuera simplemente bueno, es que había quedado “por encima de Lindt” en la susodicha cata realizada en Madrid Fusión en verano de 2012.

Releyendo lo publicado sobre aquella cata a ciegas y ante notario, comienzan los matices. Se trata de “chocolates de gran consumo y de tabletas adquiridas en grandes superficies”. Un detalle a tener en cuenta puesto que deja fuera a marcas de gama alta y obliga a entrecomillar mucho eso de “el mejor chocolate”.

Aunque se aportan datos sobre el panel de expertos y el procedimiento, se obvia un dato básico. ¿De dónde surge la iniciativa de la cata? ¿Las marcas participantes eran conscientes de ello? ¿Los ganadores podían usar los resultados para promocionarse? ¿De forma gratuita o pasando por caja?

Lee el resto de la entrada »