Entradas etiquetadas como ‘huevo cocido’

¿Cómo y cuánto hay que cocer un huevo? Trucos para conseguir el huevo cocido perfecto

Cocer-huevo-07

Todo el mundo sabe cocer un huevo. Y es que se trata de algo tan elemental como dejar un huevo durante un rato en agua hirviendo, sacarlo, pelarlo y listo. Hasta quienes pasan por ser un cero a la izquierda en la cocina seguro que pueden presumir de hacer unos huevos cocidos comestibles.

Pero más allá de esta tarea básica, cocer un huevo también tiene sus pequeños misterios. Empezando por el tiempo que hay que dejar el huevo cociendo para obtener una yema más o menos cuajada. Sí, 10 minutos es el tiempo estándar estipulado para cocer un huevo al punto, pero más allá de este tiempo hay un abanico de posibilidades que pueden ser muy útiles cuando no se trata de comer un huevo cocido sin más, sino del huevo cocido perfecto. O, mejor dicho, un huevo cocido tal y como nos gusta a nosotros.

Para salir de dudas, cronómetro en mano, hemos experimentado con media docena de huevos para comprobar los resultados con diferentes tiempos de cocción, desde 4 minutos hasta 12 minutos, desde el clásico huevo pasado por agua y pensado para comer la yema con cuchara (por debajo de 6 o 5 minutos) hasta ese huevo bien pasado –hard boiles egg, que dicen los ingleses- si nos pasamos de los 10 minutos.

Cocer-huevo-02

Más allá de los tiempos de cocción, hay algunos consejos y datos que merece la pena conocer cuando nos enfrentamos a la sofisticada labor de cocer un huevo.

¿Empezar con el agua fría o echar el huevo al agua hirviendo? Los expertos recomiendan empezar con los huevos en agua fría para cocciones largas (por encima de los 7 minutos). Es también una forma de que no se rompan al echarlos en agua ya hirviendo. De todos modos, dejar que el agua hierva primero y echarlos después es una forma más precisa de controlar el tiempo de cocción sin tener que estar observando para ver cuándo exactamente empiezan a cocerse. Y si vamos a cocerlos menos de 7 minutos no afectará a la textura final.

Lee el resto de la entrada »