Entradas etiquetadas como ‘helados’

6 recetas de helados caseros para preparar este verano

Aunque este año ha sido, como mínimo, atípico y las vacaciones diferentes, nadie ha podido con nuestras ganas de comer helado a todas horas para sobrellevar un poco mejor las altas temperaturas.

Preparar helados caseros siempre es buena idea. Los ingredientes de los industriales no suelen ser los más aconsejables, y si los hacemos nosotros podemos adaptar o cambiar ingredientes como queramos. Incluso podemos preparar alguno de aquellos que hace décadas consiguieron que nuestros veranos fueran aún más inolvidables.

Desde algunos hechos solo con fruta y sin azúcar a otros dignos de estar en cualquier heladería, en esta lista de lo más fresquita hay helados para todos los gustos. Ya solo queda ponerse manos a la obra y tener siempre reservas en el congelador para disfrutar del verano.

Sandía helada

No es exactamente un helado pero sí una sandía que después de unas horas en el congelador y tuneada con chocolate se convierte en el postre o merienda perfecta para el verano.

Solo tenemos que cortar una sandía en triángulos, fundir nuestro chocolate favorito y decorar al gusto con un poco de gracia para que queden así de bonitas. El helado natural más sencillo de todos. Aquí te contamos cómo hacerlo. 

Helado de plátano (sin azúcar)

Y siguiendo con helados de fruta, fáciles de hacer y sin azúcar, no podía faltar el helado de plátano. Tan sencillo de preparar que, desde que lo descubrimos, forma parte siempre de nuestro menú semanal veraniego. En el vídeo, Iker os explica cómo preparar este helado que es la alternativa perfecta a los industriales.  

Y si nos cansamos del helado de plátano podemos seguir usándolo como base y añadir otras frutas. En este caso la combinación de fresa y plátano queda muy bien. Como podemos usar fresas congeladas para prepararlo, teniendo las dos frutas en el congelador estará listo en un momento. Aquí la receta paso a paso.

Helado de frutos rojos y yogur

Un helado casero muy rico y sano es este de yogur con frutos rojos. Podemos sustituir el azúcar por pasta de dátiles si queremos hacerlo más saludable, y usar una bolsa de frutos rojos congelados para agilizar más el proceso y tenerlo preparado en poco tiempo.

Si te animas, aquí tienes todos los detalles para prepararlo en casa.

Helado de galleta María

El helado de galleta María va dedicado a los más golosos. Aquí nos saltamos por completo la parte healthy que solemos buscar. ¿Y qué podemos decir? Ya desde la primera cucharada nos hizo suspirar.

Tenemos todo el sabor de las galletas María en versión helada, y ya que nos permitimos el capricho podemos incluso hacer un sandwich usando dos galletas. Riquísimo y muy fácil de hacer, como puedes ver aquí.

Polos de melón, lima y hierbabuena (sin azúcar)

Estos polos de fruta tampoco necesitan azúcar si nos hacemos con un melón bien dulce. La combinación de estos tres ingredientes es una de nuestras favoritas.

El clásico polo de hielo con sabor ácido pero totalmente casero y natural. No pueden faltar en el congelador. La receta paso a paso, aquí. 

Frigopie 

¿Y quien no tiene en su memoria el Frigopie? Aquel helado que la marca Frigo popularizó en los 80 y que tenía verdaderos adeptos.

La versión casera es muy fácil de hacer. La gracia está en hacernos con esos moldes con forma de pie tan característicos que no son difíciles de encontrar ahora. El resto no tiene ningún misterio. Aquí tienes todos los pasos.

Receta de helados ‘Calippo’ de lima y limón caseros

El Calippo es otro clásico de nuestros veranos ochenteros que sigue triunfando a día de hoy entre los pequeños y también adultos nostálgicos. Aunque ahora podemos encontrar de más sabores, en su origen, el sabor de lima y limón era el único que podíamos encontrar en los carteles del bar de la esquina o la heladería del barrio. Un tiempo después apareció el sabor a fresa, pero el primero ya había conquistado nuestros corazones para siempre.

Compartía protagonismo con otros iconos de la conocida marca Frigo, como el Frigodedo, Drácula, Capitán Cola (el cohete) o el Frigopie, del que también hicimos hace un tiempo la receta casera con un resultado buenísimo.

Los Calippo caseros son aún más fáciles de hacer, solo necesitamos, como su nombre indica, lima y limón además de agua con azúcar.

Opcionalmente, para que resulte más atractivo y se parezca más al original (no, la mezcla de lima y limón no da ese verde potente característico), podemos usar unas gotas de colorante verde o una mezcla de azul y amarillo. También necesitamos, claro, los moldes con la forma característica de este helado, que ya pueden conseguirse en muchísimos sitios.

Lee el resto de la entrada »

Sí, el helado de mahonesa existe

Cada verano encontrar el sabor de helado más extraño de la temporada es casi un reto. Y aunque pensábamos que el helado de kalimotxo que perpetran en Bilbao -y que probamos hace tiempo- era difícil de superar, en Escocia han ido un paso más allá y sirven helados de mahonesa.

Aunque es verdad que si hay helados de fabada o de chipirones, ¿por qué no de mahonesa? Buena pregunta, aunque el hecho de que la gente normal no coma mahonesa a cucharadas puede ser una buena razón.

En cualquier caso, la heladería Ice Artisan Ice Cream ha decidido probar con ese extraño sabor para un helado y parece que el experimento le ha salido bien: se ha convertido en un éxito en las redes sociales y muchos curiosos se han pasado por la población escocesa de Falkirk para probar la rareza del verano.

Lee el resto de la entrada »

El consumo de helados veganos se ha duplicado en los últimos años

Sabores más exóticos, recetas más saludables -o que al menos lo parezcan- y menos lácteos en los ingredientes. Así es como el mercado europeo de helados ha cambiado en los últimos años, según un reciente estudio de Mintel que analiza las ventas y tendencias dentro de este segmento a lo largo de 2016.

Y dentro de los cambios más relevantes de los últimos años, los helados veganos -sin lácteos ni ingredientes de origen animal- han mostrado un gran crecimiento, duplicando sus ventas de 2014 a 2016. Eso sí, por ahora siguen representando una parte muy pequeña del mercado: tan sólo el 4%.

Elaborados a base de frutas y sustitutos vegetales de la leche, su auge es especialmente significativo en Europa donde, según los datos de este estudio, el 60% de los nuevos helados presentados a lo largo de 2016 fueron veganos.

No obstante, a nivel global, las tendencias difieren bastante de unos países a otros. Así, mientras en occidente el consumo se ha ido reduciendo, países como India, Vietnam e Indonesia despuntan como los grandes nuevos aficionados al helado. De todos modos, China sigue siendo el principal mercado, seguido por Estados Unidos.

Lee el resto de la entrada »

Recetas de verano: sandía helada con chocolate

Fotos de Emma García para LaGulateca

Seguimos empeñados en que este verano os animéis a preparar helados caseros. Aunque puede sonar complicado, en realidad es muy fácil, así que tras aquel sanísimo helado de plátano, y los Frigopies del otro día, hoy vamos a probar con unos polos de sandía helada.

¿Dificultad? Cortar sandía, congelarla y tener un poco de gracia a la hora de decorarla. Así de complicado es preparar esta receta, perfecta para luchar contra el calor y para convencer a los más pequeños de que comer fruta puede ser muy divertido y rico. Y, por supuesto, para usar la sandía para algo más que hacer gazpachos postmodernos.

Lee el resto de la entrada »

El helado de kalimotxo existe. Y es de Bilbao, claro

Helado-kalimotxo

Hay un par de ideas que a estas alturas cualquier amante de los helados debería tener claras: se puede hacer helado de cualquier cosa y, por supuesto, eso de que los helados son sólo para el verano ya hace mucho que no se lleva.

Así que en septiembre por supuesto que se puede seguir hablando de helados. ¿Algo mejor para animar un domingo que para muchos será de fin de vacaciones? Sobre todo si hablamos de uno de los helados más peculiares que nos hemos encontrado últimamente: de kalimotxo.

Sí, esa mítica bebida a base de vino y cola que tanto se estila por el País Vasco también se puede consumir en forma de helado en Nossi-Bé, una de las heladerías más conocidas y populares de Bilbao. De hecho, su helado de kalimotxo, es desde hace años uno de los sabores clásicos de este local regentado por la maestra heladera Esther Ortiz López.

Y es que, como ya aprendimos en su momento, lejos de desconfiar de aquellos que ofrecen sabores diferentes, muchas veces es una pista para detectar una heladería en condiciones o que, al menos, elabora sus propios productos saliéndose de las recetas industriales.

El caso es que había que probar este helado de kalimotxo. Con una textura más cercana al sorbete que a un helado cremoso, el sabor es agradable, con un punto dulzón en el que se nota más el refresco de cola que el vino. Curioso y divertido como para probar un poco, aunque mejor con moderación porque cansa rápido.

Lee el resto de la entrada »

‘Frigodedo’, ‘FantasMiko’ y otros helados míticos de los 80

Helados-miticos-03

Por mucho que ahora sepamos cómo distinguir un buen helado artesanal y reneguemos del Pijama como postre festivo, todos tenemos -o teníamos- uno favorito en las cartas de helados industriales. Da igual los aromas artificiales, la lista de ingredientes con muchas E, o que dieran más sed que una ración de cortezas, porque en el fondo no hay forma más fácil de llegar al corazoncito de un niño de los 80 que hablarle de aquellos míticos helados de Frigo, Miko, Camy o Avidesa.

Y, como suele ocurrir con la nostalgia, son normalmente los helados que se quedaron por el camino los que ocupan un lugar destacado en este singular altar. ¿Quién no se acuerda de aquel Frigodedo de color rojo intenso? ¿O el Fantasmiko, con el palo de chicle que permitía que la inversión cundiera mucho más?

¿Y el mítico Frigurón de color azul? Fue uno de los primeros en caer, sin duda por la presión de las madres que consideraban aquel helado de hielo como un causante directo de anginas, gripe y cualquier otro mal. “De hielo no, que está muy frío” es, posiblemente, una de las frases más geniales del libro de consejos maternales de aquella generación.

Otros tal vez, porque fueron algo menos populares en su momento, han soportado peor el paso del tiempo y ocupan un lugar secundario en esta nostalgia heladera: Capitán Cola, aquel Miko Boy con forma de payaso que sigue dando mal rollo al verlo ahora, o el Mikobruja, que era un quiero y no puedo del Mikolápiz.

Lee el resto de la entrada »

El helado a la piedra de ‘Mistura’, uno de los mejores de Madrid

IMG_8290

Los helados nos gustan todo el año, pero hay que reconocer que es en verano cuando triunfan más. Muchos se conformarán con los helados industriales con simpáticas formas y colores pero, paseando por la Plaza Mayor de Madrid, hemos descubierto una singular heladería que sirve sus helados y sorbetes artesanales de una forma muy curiosa: a la piedra. Se llama Mistura y está en el número 6 de la pequeña calle Ciudad Rodrigo, en los arcos entre la plaza y el Mercado de San Miguel.

El concepto -importado de un viaje a la India de sus fundadores- se basa en un mostrador con una piedra a 20 grados bajo cero que funciona a modo de mesa de mezclas helada. Una vez escogido el sabor entre una selección tan exótica como natural (limón con albahaca, sandía, pera, maracuyá…) el helado pasa a esta mesa helada. Es aquí donde recibe un masaje con la espátula para darle más cremosidad y mezclarlo -si es el caso- con alguno de los diversos toppings naturales con los que se pueden combinar.

IMG_8298

IMG_8284

Lee el resto de la entrada »

Creamlapse, cómete el helado antes de que se derrita

 Por Iker Morán

Helado-video

Tenemos dos buenas noticias: no eres el único al que  se le derriten los helados en las manos montando un circo considerable -come más rápido, por dios- y ese clásico veraniego puede dar lugar a un vídeo tan espectacular como este creado por Mateo Cabeza.

Creamlapse, si titula este vídeo heladero creado a partir de unas 3.500 fotografías usando la técnica del time-lapse y en el que podemos ver, en versión acelerada, cómo se derriten unos cuantos helados, incluidos grandes clásicos como un Drácula y un Frigopie, que el calor afecta por igual a señoriales helados de cucurucho que a industriales best-sellers.

Recomendable, eso sí, tener un buen cargamento de helados en el congelador o a mano la dirección de nuestra heladería preferida, porque si ves este vídeo y no te entran ganas de zampar es que algo no va bien.

Helados para paladares valientes

Bacon_helado

El lunes os enseñamos un helado peculiar, ni más ni menos que un helado frito. Pero esta no es la única rareza congelada que os traemos esta semana, no. Hace unos días vimos en la heladería del barrio un curioso helado con sabor a “Bob Esponja” que, finalmente, resultó ser de decepcionante vainilla y sirope de fresa. El hallazgo hizo que nos preguntaramos: ¿cuál será el sabor de helado más extraño?

Lo primero que nos vino a la cabeza fue el helado “Pitufo”, esa pasta azul con un sabor difícil de descifrar. Luego pensamos en el “Tutti-Frutti”, un sabor con aroma viejuno, cuyo color y sabor dependen de la heladería en la que te encuentres. Pero no amigos, el helado ‘Pitufo’, el ‘Tutti-Frutti’ e incluso el de “Bob Esponja” quedan eclipsados por esta selección sólo apta para estómagos resistentes.
Lee el resto de la entrada »