Entradas etiquetadas como ‘Grecia’

Grexit, un vodka alemán para brindar por Grecia

Gresit-Vodka

No está muy claro si se trata de humor alemán, de oportunismo comercial o de un simple homenaje al pueblo griego en estos momentos en los que Europa en general, y Alemania en particular, están apretando al gobierno heleno para que acepte las condiciones impuestas por la Troika. Pero hay que reconocer que bautizar un nuevo vodka como Grexit tiene su aquel.

Sí, Grexit, que es el término con el que se conoce la supuesta salida de Grecia del Euro. Ese mismo es el nombre de la marca que el pasado mes de enero registró el empresario alemán Uwe Dahlhoff  y que, según explicaba recientemente a la prensa, dentro de nada se convertirá en un nuevo vodka.

Con una etiqueta en la que se muestran caricaturas de Tsiripas -Primer Ministro griego- y el popular ministro Varoufakis brindando bajo la atenta y preocupada mirada de Merkel rodeada de estrellas europeas, Dahlhoff asegura que su vodka con sabor a limón estará a la venta en cuestión de días. Como se puede apreciar en las imágenes, la bebida llegará en diversos formatos que, la verdad, no invitan a ser muy optimistas respecto a su calidad.

Para rematar el chiste, el vodka Grexit llega acompañado del lema en alemán sauer macht lustig, que viene a ser algo así como “incluso el fruto más amargo está bueno”. Aunque el autor asegura que más allá de la broma también quiere hacer reflexionar sobre la crisis y la situación en el país, estaría bien saber cómo se tomarán los griegos este reparto de la jugada en el que el limón parece para ellos y el vodka para el mercado alemán.

Por lo visto, no es la primera vez que este ingenioso emprendedor germano juega a esto de la política en versión alcohólica. Según informa The Telegraph, en su momento ya lanzó Helmut’s Pear -un licor de melocotón dedicado a Helmut Kolhn- y otro (Erich’s Revenge) en honor del líder de la RDA Erich Honecker.

A la espera del estreno comercial del vodka y del referéndum en Grecia de este próximo domingo, una cosa se puede dar por segura: visto el formato chupitero y el precio del que se habla (60 céntimos la botella pequeña), estamos ante la próxima bebida de moda de los guiris alemanes que este verano invadirán Mallorca.

Gritos, casquería y kokoretsi. Una visita al mercado de Atenas

_EPM8144

Esa manía nuestra por visitar los mercados de las ciudades por donde pasamos a veces trae consigo gratas sorpresas. Porque cuando uno piensa en Atenas inmediatamente visualiza riadas de turistas peregrinando por los puntos más típicos de la espectacular capital griega.

Hay que visitar todos esos lugares que aparecen en cualquier guía de viaje, claro. La Acrópolis con su Partenón, el barrio de Plaka, la abarrotada plaza de Monastiraki, los evzones y su cambio de guardia ante el Parlamento en la plaza Syntagma… Todo eso está muy bien, pero si en nuestra lista de planes no figura el mercado central de Atenas nos estaremos perdiendo uno de los lugares con más encanto de la ciudad.

_EPM8191

_EPM8156

También conocido como Dimotriki Agora o Varvakios Agora, aparte de la espectacularidad del edificio, en realidad el mercado no debería sorprender a ningún visitante de la zona mediterránea. Así son también nuestros mercados. O, mejor dicho, lo eran. Tal vez ahí esté el truco: el mercado de Atenas nos recordó a lo que aquí eran hace tiempo, justo antes de convertirse en “mercados gourmets” pensados para visitantes, no para habitantes.

Lee el resto de la entrada »

Receta viajera: café frappé, un invento griego

_EPM8290

La primavera ya está por aquí -más o menos instalada según dónde- así que la temporada de cafés fríos puede quedar oficialmente inaugurada tras las vacaciones de Semana Santa. En realidad nosotros nos hemos adelantado unas semanas porque, durante una reciente escapada a Atenas, el café frappé se convirtió en nuestra bebida oficial. Y no somos los únicos porque resulta que junto al típico café griego -hermano del café turco- este café frío batido es casi la bebida nacional griega.

¿El café frappé un invento griego? Pues sí. Aunque ahora es ya algo muy internacional entre el Nescafé Frappé de los 90 –“el frío negro contra la sed”– y los frapuccinos de Stacbucks y compañía, cuenta la leyenda que la idea surgió en 1957 cuando un representante de Nestlé, en una feria, no encontraba agua caliente para prepararse un café instantáneo y optó por probar con agua fría y una coctelera. Y el experimento, claro, salió bien.

_EPM8255

Un frappé en una terraza de Atenas

Más allá de la versión oficial -que aparece en la Wikipedia y todos repetimos- lo cierto es que en esta historia radica uno de los secretos del frappé y que, a diferencia del shakerato italiano, no se prepara con café expreso sino con café instantáneo. Precisamente es el uso de este tipo de café lo que permite crear una espuma tan densa, abundante y duradera.

Prepararlo es muy sencillo y de cara a los meses de cafés fríos y terrazas que están a la vuelta de la esquina puede ser una buena alternativa al más tradicional café con hielo. Sólo necesitaremos café instantáneo, agua fría, azúcar, leche -opcionalmente, claro- y una coctelera o batidora.

Podemos usar cualquier café instantáneo aunque, por lo visto, la receta original usaba Nescafé Classic. Lo que sí es cierto es que hemos probado en casa varias veces y no hemos conseguido un sabor tan intenso como allí, incluso aumentando la cantidad de café, con lo que eso de que el Nescafé comercializado en Grecia es más fuerte puede que sea cierto.

_EPM8259

La clave está en la espuma, que se consigue con café instantáneo

En cualquier caso ponemos una cucharada de café instantáneo, una de azúcar -o más o menos según nuestras preferencias- y agua fría, pero sólo un poco, hasta cubrir la mezcla. Ahora tenemos que agitar bien esta combinación con una de esas típicas batidoras pequeñas, o mejor en una coctelera. En pocos segundos tendremos una espuma muy densa, casi sólida.

Vertemos la espuma en un vaso alto, añadimos 2 o 3 hielos y más agua fría hasta completar el vaso. También se puede añadir un poco de leche a la mezcla, como en el caso de los que aparecen en las fotografías. Se remueve y se sirve con una pajita.

¿Y si preparamos el café normal y lo batimos con hielos en la coctelera? También funciona y tendremos mucha espuma, aunque quedará más aguado -los hielos se desharán-, la espuma no será tan compacta y durará menos. Así que mejor probar la receta original griega.

Por cierto, si vais allí, recordad: se puede pedir sin azúcar (skétos), medio (métrios) o muy dulce (glykós).  Y aunque en cualquier bar o cafetería se puede encontrar, una última recomendación: Metamatic:taf, en pleno centro histórico pero sin demasiados turistas, y con un estupendo frappé para pasar la tarde en su peculiar terraza.