Entradas etiquetadas como ‘ensaladilla rusa’

Receta vegana: rollitos de ensaladilla rusa

Un momento, ¿pero la ensaladilla rusa no es siempre vegana? Veamos: atún, mahonesa… efectivamente, no lo es. Pero podemos hacer de forma muy sencilla una versión apta para quienes siguen este tipo de dieta cambiando o adaptando algunos de los ingredientes tradicionales, como por ejemplo haciendo una mahonesa vegana.

Una receta clásica ahora que llega el calor y que, además, en este formato de rollitos funciona estupendamente como aperitivo para comer con las manos. Los ingredientes se pueden ajustar a los gustos de cada uno, pero nosotros hemos apostado por darle un toque muy fresco usando encurtidos y unas hojas de menta.

Lee el resto de la entrada »

Receta de verano: una ensaladilla rusa tan buena como la de tu madre

ensaladilla2

La ensaladilla rusa no sólo es uno de los platos clásicos del verano, sino también una de esas recetas que cada cual prepara a su manera. De ahí que sea un tema de discusión perfecto para amenizar las sobremesas estivales: que si hay que echarle guisantes pero no de lata, que si aparto esos pimientos rojos de mi ensaladilla, pica más la patata, la mía sin zanahoria… Y así.

Pero, en el fondo, la mejor ensaladilla rusa es la que prepara tu madre. Y estás de suerte, porque no sólo tienes la receta -eso a veces tampoco sirve de mucho- sino que, hace ya tiempo, en La Gulateca publicamos la guía definitiva para poder descifrar ese lenguaje con el que tu progenitora habla de sus platos. Una serie de artículos en los que la ensaladilla rusa tiene, claro, un lugar destacado.

Por eso, además de recomendar la lectura de aquel divertido artículo, ahora recuperamos la receta en versión más práctica y reducida para que hoy mismo -¡ahora mismo!- te puedas poner manos a la obra y preparar una ensaladilla tan buena como la de tu madre. O casi. Y, si como nos tememos, esta receta no coincide con la de vuestra familia o con las instrucciones de la Santa Cofradía de la Ensaladilla, no dudéis en tirarnos de las orejas en los comentarios.

Ingredientes

  • 3 patatas grandes enteras
  • 2 zanahorias
  • 2 huevos
  • 1 bote de guisantes (pero de los buenos)
  • 2 latas de atún (el mejor que podamos comprar)
  • Aceitunas y pimientos del piquillo para decorar
  • 1 huevo, 1 vaso de aceite de girasol y vinagre para la mahonesa

Preparación

La ensaladilla rusa es un plato muy fácil de preparar. De hecho, la única complicación está en la mahonesa pero, ya puestos, hemos decidido hacerla casera. Si usas de bote no se lo diremos a nadie -bueno sí- pero con la hecha en casa la ensaladilla gana muchos puntos. ¡Y lo que vamos a poder presumir, además!

Lo primero, ponemos a cocer las patatas sin pelar y las zanahorias en una cazuela con agua y sal. En unos 20 minutos aproximadamente estarán, pero mejor probar con un cuchillo que no estén muy duras. Mientras tanto, en otra cazuela cocemos los dos huevos. 10 minutos desde que el agua empiece a hervir.

Dejamos que se enfríe y pelamos las patatas y los huevos. Mientras, nos preparamos para la operación mahonesa que, por cierto, podéis ver también en este vídeo cómo la preparamos en un momento. No tiene ningún misterio aunque es verdad que la primera vez parece magia y todo.

Se trata de poner el huevo, la mitad de un vaso de aceite (girasol y oliva suave, depende de lo fuerte que os guste), un chorrito de vinagre y una pizca de sal en el vaso de la batidora y batir hasta que la mezcla emulsione. A partir de aquí iremos añadiendo el aceite que queda, poco a poco y continuamente, mientras movemos la batidora de abajo a arriba muy suavemente hasta acabar el aceite.

Y esto casi ya está. Picamos las patatas, el huevo y la zanahoria, añadimos los guisantes y el atún, y mezclamos todo con la mahonesa. El tamaño de las patatas y la cantidad de mahonesa ya va a gustos, porque hay quienes prefieren una ensaladilla casi untable y otros prefieren que no haya demasiada mahonesa. Para decorar, unas tiras de pimiento del piquillo y unas aceitunas es algo muy de madre, así que nos decantamos por eso.

¿Qué quiere decir tu madre con “eso tú ya lo ves”?     Lección 3: Ensaladilla rusa

ensaladilla2

Aunque los fenómenos metereológicos de estas últimas semanas evidencien lo contrario, el verano está a la vuelta de la esquina. En un abrir y cerrar de ojos estaremos en la gloriosa época de los picnics al aire libre y las barbacoas infinitas en las terrazas de amigos con pisos más molones que el tuyo.

Sí, amigo, pronto te encontrarás con un mail-invitación a una barbacoa con una frase final del tipo: “que cada uno se traiga algo para picar”. Hace un tiempo quizá te hubieras decidido por llevar unos Doritos con churretones de queso por encima o, mejor, los susodichos Doritos con un bote de guacamole envasado. Podrías incluso haber comprado un bote de hummus y pan de pita para dártelas de exótico pero hoy eres un cocinillas y se espera de ti algo mejor.

“¡Ya lo tengo! -piensas- una ensaladilla rusa”. Ciertamente es un plato adecuado, a casi todo el mundo le gusta y es perfecto para este tipo de ocasiones. De pronto recuerdas que tu último intento no tuvo demasiado éxito y, sinceramente, te cuesta entender el porqué: seguiste a rajatabla las instrucciones de la bolsa de ensaladilla congelada y, aún así, no sabía como la de tu madre. “¡Eureka! -exclamas- una llamadita a mamá y triunfo seguro”. Olvidas, amigo, que tu madre tiene una forma particular de contar sus recetas pero, tranquilo, estamos aquí para ayudarte.

Lee el resto de la entrada »