Entradas etiquetadas como ‘desayunos’

Desayuno con Audrey

Audrey-03

Las estrellas de cine también comen. Incluso a veces cocinan y tienen su propio cuaderno de recetas. Ese es el caso de Audrey Hepburn que, aunque no nos hemos resistido a colocarla frente al escaparate de Tifanny’s, no desayunaba con diamantes. Ella prefería las magdalenas, la jalea de membrillo y la mermelada de cerezas.

portada_audrey-en-casa_luca-dotti_201505211239“Al volver de algún viaje, o los domingos, honraba el día de descanso con un lujo poco usual en ella: desayunar en la cama (…) Cuando más disfrutaba era cuando la bandeja se llenaba de exquisiteces como magdalenas caseras, jalea de membrillo, mermelada de cerezas, además de tostadas, café, leche, mantequilla, y una rosa del jardín en un pequeño florero“.

Lo cuenta Luca Dotti, hijo de la actriz, en el libro Audrey en casa que acaba de ser publicado por Libros Cúpula, y que hará las delicias de cinéfilos y cocinillas. Y es que no sólo descubrimos las costumbres más caseras y cotidianas de Hepburn, sino también las recetas que ella misma iba anotando en su cuaderno de cocina y con las que podemos preparar una magdalenas o una mermelada como la que ella desayunaba.

Según explica el autor de este libro, un día apareció una carpeta repleta de hojas con anotaciones, recetas y apuntes escritos a mano por su madre y mezclados con recortes y notas. A partir de este hallazgo, Dotti ha elaborado una especie de cuaderno de recetas combinadas con anécdotas familiares y fotografías personales de la actriz, que permiten hacerse una idea de lo que ocurría en casa, detrás de las cámaras.

Lee el resto de la entrada »

Kaiserschmarrn con manzana y granada, un postre austriaco

P1020787
Ya sabéis que en La Gulateca nos gusta dárnoslas de internacionales y hoy, siguiendo esa línea, os traemos una receta austriaca con un nombre imposible: Kaiserschmarn. Este postre debe su nombre al emperador Franz Joseph I quien, según se dice, era muy aficionado a los dulces tipo “tortita” hecha con huevo.

Nosotros le hincamos el diente al Kaiserschmarrn hace unos meses al sur de Baviera, donde es un postre muy típico, y ahora nos hemos lanzado a hacer nuestra propia versión en casa. Es un dulce muy contundente así que lo hemos preparado para el desayuno dominical en lugar de reservarlo para el postre. Es fácil y relativamente rápido de hacer así que no hay excusa. Tomad nota.

Ingredientes

  • 150 gr. de harina
  • 100 gr. de azúcar
  • 2 cucharaditas de azúcar vainillada
  • 4 huevos
  • 125 ml. de leche
  • 50 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de pasas
  • 2 cucharadas de ron
  • 1 manzana
  • 1 granada
  • Azúcar glas
  • Canela
  • Sal

Elaboración

Lavamos las pasas. En un bol las mezclamos con el ron y las dejamos reposar. Separamos las cuatro yemas de las claras y en un bol mezclamos las yemas y tres cuartas partes del azúcar y el azúcar avainillado hasta que quede una crema espesa. Después añadimos la harina y removemos bien. Quedará una especie de pasta grumosa, será el momento de añadir la leche y batir con una varilla hasta que quede una masa homogénea.

Recuperamos las pasas y las añadimos junto a una manzana pelada y cortada en pequeños cubos. Mezclamos bien y reservamos. Montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal y las agregamos -poco a poco, para que no se bajen- a la mezcla anterior.

Una vez tengamos la masa lista, en una sartén ancha y con una cierta profundidad, ponemos la mitad de la mantequilla y calentamos. Vertemos la masa y dejamos que cuaje durante un par de minutos. Pasado ese tiempo añadimos el resto de la mantequilla cortada en trozos y espolvoreamos lo que nos quedaba de azúcar.

P1020792

Cuando haya cogido una cierta consistencia, toca destrozarlo. La idea es, con ayuda de una espumadera, partir el Kaiserschmarrn en trozos de unos 3 o 4 centímetros de ancho y después removerlos un poco como si se tratara de unos huevos revueltos. Dejamos que se doren todos los lados del postre y sacamos del fuego.

Ponemos los trozos de Kaiserschmarrn en una fuente y espolvoreamos azúcar glas y canela por encima. Para terminar añadimos la granada, que aportará un toque fresco a este contundente desayuno.

El Kaiserschmarrn debe comerse templado. En Baviera se come con mermelada de fresa, cereza o ciruela, o cualquier otra confitura que nos guste. Sea como sea, será un desayuno -o merienda- de campeones.

Crêpe de cerezas maceradas y yogur

crep

Las altas temperaturas están causando estragos en nuestra alma de cocinillas: las neuronas empiezan a secarse y las ganas de meterse entre fogones disminuyen a medida que avanza el día. Por eso andamos en busca de recetas ricas, sencillas y, sobre todo, rápidas.

Como no pensabamos renunciar a un buen desayuno dominguero diferente, esta semana nos lanzamos a reinventar un clásico: el crêpe. Uno de nuestros almuerzos favoritos que, además, es absurdamente fácil de preparar.

Hemos tuneado la masa con un poco de yogur natural cremoso y unas cerezas maceradas para darle un toque frutal y algo más ligero. Tomen nota.

Lee el resto de la entrada »