Entradas etiquetadas como ‘delivery’

Fabada, alubias de Tolosa y otros grandes cocidos que ahora puedes pedir en casa desde cualquier lugar

En cuestión de meses hemos pasado de identificar la comida a domcilio con el trío pizza-hamburguesa-chino a descubrir que es posible disfrutar desde casa de casi cualquier plato o cocina que se nos ocurra. Incluyendo Estrellas Michelin -hasta hace poco era una rareza- y también algunos de los mejores cocidos y platos de cuchara del país.

Ya, pero solo si están en tu ciudad o zona de reparto, pensarán quienes ahora mismo se zamparían encantados una fabada o unas alubias de Tolosa. Pues tenemos buenas noticias: es posible y desde cualquier lado, porque algunos de los cocineros del país que mejor bordan estos platos ya ofrecen la opción de enviarlo a donde sea.

Estos son cuatro buenos ejemplos. Para que luego no digamos que todo lo de 2020 es malo.

La famosa fabada de Casa Gerardo

La de Marcos Morán en el restaurante Casa Gerardo (1 Estrella Michelin) tiene fama de ser la mejor fabada del mundo, así que su incorporación a la La Gran Familia Mediterránea es una estupenda noticia para los amantes de este plato. La amistad de Morán con Dani Garcia, impulsor de esta variada oferta de comida a domicilio, ha sido la excusa perfecta para llevar la fabada más aplaudida del país fuera de las fronteras asturianas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @lagranfamiliamediterranea

Disponible por ahora en Madrid, Barcelona y Marbella, la ración de esta codiciada fabada asturiana (300 gramos, con hambre no te quedas) cuesta 15,50 euros.

La mejor alubiada de Tolosa

Hasta ahora solo había una manera de disfrutar de las mejores alubias de Tolosa: plantarse en esta localidad guipuzcoana, llegar a la bodega Hika y, allí, dejarse llevar por Roberto Ruiz y sus pucheros.

Cuando se pueda, es una excursión y una experiencia de lo más recomendable pero, mientras tanto -o si Tolosa nos queda muy lejos-, recientemente el cocinero se lanzaba a esto del delivery. Y a lo grande, puesto que cuatro de sus menús se pueden encargar desde cualquier lugar del país, incluyendo sus famosas alubias.

Lee el resto de la entrada »

Un dos Estrellas Michelin en casa (y más económico de lo que imaginas)


Estamos comiendo snacks que podrían estar perfectamente en aquel El Bulli al que no llegamos a ir -de hecho los firman tres de sus jefes de cocina- y platos del que, según 50 Best, está entre los 10 mejores restaurantes del mundo. Y todo eso en casa. Cosas de este 2020 en el que también los grandes restaurantes se han apuntado al delivery.

Disfrutar es uno de los últimos de una larga lista. Han tardado meses pero está claro que los han dedicado a pensar en cómo adaptar su cocina y algunos de sus platos a las exigencias de este nuevo guión. Porque, evidentemente, no se trata de empaquetar lo que sirven en su restaurante con dos Estrellas Michelin y reconocido como uno de los mejores del país. Eso ni funciona ni es posiblemente lo que el comensal espera desde casa.

Tuve la suerte de comer en Disfrutar pocas semanas antes de aquel fatídico mes de marzo en el que descubrimos que 2020 no iba a ser un año más. Una despedida por todo lo alto de los restaurantes durante los meses de confinamiento de aquella primera ola.

Ahora me reencuentro con la cocina de Mateu Casañas, Oriol Castro y Eduard Xatruch en el salón de casa. No es lo mismo, claro. Ni pretende serlo. La experiencia de Disfrutar, el nivel de la cocina que se realiza allí -una de las pocas vanguardias que siguen en marcha en el país-, es difícil de reproducir e imposible de transportar.

En su lugar, lo que los repartidores llevan a domicilio son platos aparentemente más sencillos pero donde está toda la técnica de estos tres chefs. ¿Un ejemplo? La paletilla de cordero en salmorejo que llega con una ensalada de lechuga, hierbas y patatas asadas -y que se sirve con tortillas, para quien se anime a comerlo como tacos- es, posiblemente, uno de los mejores corderos que hemos probado en años.

Lee el resto de la entrada »

La marca de caldos que ahora también sirve sopas a domicilio

Ocurre algo curioso con las sopas en España. Pese a haber muchas en el recetario tradicional, pocos -poquísimos- son los restaurantes que, a diferencia de lo que ocurre en otros países de Europa, han decidido especializarse en este plato. Bueno sí, los restaurantes de ramen, claro.

Por eso nos ha llamado mucho la atención el último estreno en el revolucionado mercado de la comida a domicilio: SuperSups. No solo porque se trata de un restaurante a domicilio que ofrece solo sopas, sino porque detrás del proyecto está una marca que ha decidido pasar del estante de los supermercados a la restauración en modo delivery: Aneto Natural.

Muy conocida por sus caldos -de precio más alto que la competencia, pero una calidad muy buena-, el paso parece lógico desde un punto de vista estrictamente gastronómico. Si ya tenemos un buen surtido de caldos, casi más de la mitad de la sopa está resuelta.

En realidad, faltan otras partes importantes, como los ingredientes de cada receta y, sobre todo, la logística para conseguir que una sopa llegue en condiciones a casa. Hemos podido probar un par de ellas de la carta y la verdad es que el sistema está muy bien pensado. Y el resultado muy rico.

Lee el resto de la entrada »

‘La gran familia mediterránea’: así es la apuesta de Dani García por la comida a domicilio

Delivery es posiblemente una de las palabras más repetidas este 2020 en el mundo de la gastronomía. En algunos casos ha sido algo casi improvisado, para salir del paso entre tanto cierre, confinamiento y malas noticias. Pero en otros casos, la dichosa pandemia parece haber sido el empujón que hacía falta para poner en marcha un plan mucho más ambicioso.

Y si hay un cocinero que parece tener las ideas muy claras en este terreno ese es Dani García. La decisión de cerrar su tres Estrellas Michelin poco después de conseguirlas y apostar por un modelo de negocio más diversificado, accesible y fácil de replicar por todo el mundo le ha llevado a crear el delivery gastronómico con nombre propio más potente del país.

Se llama La Gran Familia Mediterránea, está operativo ya en en Madrid, Barcelona y Marbella, e integra una oferta que comprende nada menos que 8 especialidades.

Algo así como 7 restaurantes y una coctelería bajo un mismo proyecto. Y de la mano de Just Eat, que se encarga del reparto “cumpliendo la legislación laboral”. No lo decimos nosotros, que también, lo recordaron los impulsores de este proyecto durante su presentación oficial hace ya algunas semanas.

Así que, aprovechando su reciente estreno en Barcelona, hemos querido probar en primera persona cómo es esto de poder tener en casa algunos de los platos más populares de los restaurantes de Dani García. Sí, los riquísimos brioches de rabo de toro están en la carta y, además, se sirven de dos en dos y con su salsa bull, así que una gran idea y por partida doble.

Lee el resto de la entrada »

‘GourMeet’, por fin un delivery en el que importa cómo se entrega y quién reparte

Durante el confinamiento descubrimos que el envío de comida a domicilio podía ser mucho más que pedir una pizza o unos platos al chino. Ante las complicadas circunstancias, restaurantes de todo tipo, también los llamados gastronómicos, se apuntaron a esta vía de negocio que, es verdad, muchos ya llevaban tiempo tanteando. Esta fue la mejor excusa para lanzarse a probarlo.

Y en este master acelerado sobre delivery que ha vivido en apenas dos meses todo el sector -críticos hablando de comida a domicilio, hace cuatro meses era impensable- hemos aprendido que, más allá de la calidad de los platos que llegan, hay muchos más factores a tener en cuenta.

Por eso nos ha parecido tan interesante la propuesta de GourMeet, una asociación de más de una veintena de restaurantes que ponen el acento en esta nueva experiencia en casa. “El cómo, importa, y quién entrega la comida a las casas, también”, aseguran. Y solo con eso ya nos han ganado.

Porque si hay algo que a estas alturas cuesta entender es el silencio de una parte de la hostelería ante el tema de las plataformas de envío. Concretamente esas que, como dicen ya varias sentencias, pretenden mantener una relación laboral ilegal con sus repartidores, considerándolos como autónomos y no como trabajadores.

Es verdad que en tiempos difíciles las reivindicaciones suelen pasar a segundo plano ante la necesidad de poder facturar para mantener el negocio a flote. Pero es que tampoco las condiciones de Glovo y compañía -con comisiones de hasta el 45% del pedido- parecen un chollo para los restaurantes.

¿Qué sentido tiene cuidar el producto, el proveedor, la cocina, el punto de cocción o incluso el tuper biodegradable en el que se sirve la comida, si luego resulta que quien lo está repartiendo está siendo explotado?

Lee el resto de la entrada »

La hamburguesa que se acaba de cocinar mientras se reparte a domicilio

Si algo hemos aprendido durante los meses de confinamiento es que el delivery -el reparto de comida a domicilio, vaya- ha llegado para quedarse. Una tendencia instaurada desde hace tiempo en muchos países pero que aquí todavía tenía una presencia menor y asociada sobre todo a la comida rápida.

Una pizza o comida oriental eran opciones viables para pedir desde casa pero, hasta hace nada, a nadie se le pasaba por la cabeza que también un restaurante gastronómico o un menú del día se podían servir a domicilio.

Y ahora que todos los restaurantes se han volcado con esta nueva modalidad -y parece que muchos planean mantenerla pese a que se esté recuperando la actividad en el local- es el momento de intentar innovar.

¿Y qué se puede mejorar en el reparto de comida? Muchos lo tenemos claro: las condiciones de trabajo de las plataformas de reparto. Pero, por suerte, parece que la justicia poco a poco se va ocupando de eso. Otra vía de mejora: conseguir que la comida llegue lo mejor posible a su destino y -aquí la cosa se complica- en su punto.

Es ahí donde entra InMotion Food, que a través de sus cuatro conceptos pensados exclusivamente para reparto -¿podemos hablar de restaurantes si no hay local?- ha diseñado platos que, atención, se acaban de cocinar mientras van de camino a casa.

“Llegamos a la conclusión de que la inmensa mayoría de la oferta no se ha adaptado a las necesidades del canal, preparando comida como si fuese para su consumo inmediato y metiéndola en una caja. Y es aquí donde vimos que podíamos aportar valor”, nos cuentan Enrique Pérez-Castro y José Luis Domínguez de Posada, cofundadores de esta compañía que, por ahora, solo reparte en Madrid.

Lee el resto de la entrada »

El delivery ha llegado para quedarse: los restaurantes reinventan sus cartas, horarios y protocolos

Foto: @juangonzalezdelcerro

La pregunta no es ya cuándo abrirán los restaurantes, sino cómo. Y algo se puede dar por seguro: nada será como antes. Pero mientras ese momento llega y los debates sobre mamparas, terrazas y medidas de seguridad se repiten sin que haya ninguna pista clara sobre ese próximo futuro, son muchos los restaurantes que estas semanas han decidido dejar de esperar y poner en marcha sus servicios de comida a domicilio.

Una lista que crece día a día y que ha hecho que en esta última semana la oferta en ciudades como Barcelona se haya multiplicado. Hasta hace nada solo con opción de envío, pero desde hace unos días también con posibilidad de pasar a recoger por el local.

“Habrá que adaptarse a la situación y ahora esto es lo que toca”. Así de pragmática se muestra Ronit Stern, que desde hace más de una semana ha puesto en marcha el servicio de delivery de Auto Rosellón en Barcelona. La oferta es similar a la carta de este restaurante de cocina que ellos mismos definen como “sin etiquetas” y con inspiraciones de Oriente Próximo y Asia.

Su berenjena asada o su humus de remolacha son dos de los clásicos que no faltan en la oferta para casa, aunque algo es diferente: los platos llegan envasados al vacío y con algunos ingredientes por separado para que sea el cliente el que los acabe de montar y emplatar.

“Enviar el plato ya montado no me gusta. Ni un simple pan con tomate aguanta igual, mucho menos las avellanas que van encima del hummus y que llegarían reblandecidas”, explica Stern. Así que los platos o el menú del día que envían (a 13,90 euros) llega en bolsas selladas que se pueden guardar directamente en la nevera si no se quiere comer al momento. Todo con su fecha de elaboración y de caducidad etiquetado.

Lee el resto de la entrada »