Entradas etiquetadas como ‘curiosidades’

El mito del Gruyère: el queso suizo famoso por los agujeros que en realidad no tiene

Si fuera una pregunta de Trivial -que igual lo es- seguramente la mayoría meteríamos la pata. Porque, contrariamente a lo que se cree, se lleva años repitiendo y se puede encontrar escrito en decenas de sitios, resulta que el queso gruyer –Le Gruyère, por la región suiza donde se elabora- no tiene agujeros.

¿Cómo? ¿Hemos vivido engañados toda la vida? Pues eso parece según lo que nos cuentan desde Quesos de Suiza que, oye, igual algo saben del tema.

“Al contrario de lo que dicta la creencia popular, Le Gruyère AOP no es sinónimo de queso con agujeros. En caso de presentarlos, siempre de forma escasa y dispersa, estos apenas miden el tamaño de un guisante”, explican.

Así que esas imágenes con el típico trozo de queso repleto de enormes agujeros no corresponden a esta variedad de queso. La confusión se remonta a cuando se llamaba gruyer a cualquier queso suizo, incluido el Emmentaller, que sí tiene esos característicos agujeros de un tamaño considerable.

El Gruyère no tiene agujeros, el Ementaller sí. Ahora ya lo sabes.

Misterio resuelto, aunque algo nos dice que costará mucho acabar con el mito que desde Le Gruyère AOP  han querido aclarar aprovechando que la denominación de origen cumple 20 años. El queso, evidentemente, tiene unos cuantos más: se cree que hace 900 años ya se elaboraba en esta región de Friburgo, en Suiza.

De todos modos, tal y como ellos mismo reconocen, esta idea falsa ha conseguido convertir al Gruyère en uno de los quesos más famosos del mundo. Eso sí, quienes vayan al mercado buscando un queso con agujeros lo van a tener complicado para encontrar auténtico Gruyère.

Las variedades más habituales en el mercado español son el “clásico”, con una maduración de entre 6 y 9 meses, y el “reserva” que tiene al menos 10 meses. Y, como curiosidad, además de la elaboración artesanal que el sello AOP exige a la 160 queserías que lo elaboran, la leche que utilizan solo puede recogerse a un máximo de 20 kilómetros de donde se produce el auténtico queso gruyer.

‘Mayoreo’, ¿de verdad existe una mahonesa con sabor a galletas ‘Oreo’?

Tras descubrir que existe el bacon vegano, que las anchoas con leche condensada no combinan nada mal entre pan y pan, y haber probado el helado de kalimotxo, la verdad es que tendemos a no asustarnos por casi nada.

Somos la generación que juraba combinar chorizo y chocolate para merendar, o mojar patatas fritas en el Cola Cao. Así que cualquier mezcla loca de la industria alimentaria no nos va sorprender. ¿Mahonesa con sabor a galletas Oreo? Venga, adelante con ello.

Bautizada con el ingenioso nombre de Mayoreo, el supuesto invento de Heinz lleva unos días circulando por las redes. Y causando gritos de horror y aplausos casi a partes iguales. Lo más destacable, no obstante, es ver como la inmensa mayoría estamos convencidos de que algo así puede existir.

Pero lo cierto es que no, se trata de un montaje fotográfico que se ha convertido en el fake news salsero del momento. No existe -al menos por ahora- una mahonesa con sabor a Oreo dentro de la gama Mixed by de Heinz. Pero ahora que tienen la idea y el nombre, tal vez se animen con ello.

Lee el resto de la entrada »

Mageirocofobia, cuando cocinar provoca miedo y ansiedad

(Foto: Lasse Bergqvist – Unsplash)

¿Te gusta cocinar? Una pregunta de lo más recurrente que hasta ahora creíamos que solo contemplaba todo un rango de posibles respuestas entre el mucho y el absolutamente nada. Pero acabamos de descubrir que existen personas que no es que no les guste cocinar, es que les provoca auténtico terror.

Y como casi todos los miedos imaginables, esta curiosa patología -posiblemente no sea el término médico correcto, cierto- también tiene su propio nombre: mageirocofobia, del griego mageiros, que significa cocinero.

Además de ocupar un lugar de honor en todas las listas de fobias curiosas y puntuar doble como pregunta de Trivial, lo cierto es que se trata de un miedo con muchas posibles vertientes y que, eso sí, se suele calificar habitualmente como no muy grave y, de hecho, no tiene un tratamiento específico, sino basado en sus diferentes manifestaciones.

Más allá de la simple curiosidad, no se trata aquí de intentar hacer un tratado sobre un asunto que, como todas las cuestiones médicas, son suficientemente serias como para dejarlas en manos de especialistas.

Lee el resto de la entrada »

La vuelta al cole es un poco mejor con los platos que prepara esta madre japonesa

Hay incluso un nombre para definir el peor día del año (blue monday), y aunque por lo visto será el 18 de enero de 2021, seguro que muchos coinciden en señalar este lunes de septiembre como un firme candidato a ocupar ese puesto. Si la vuelta al cole y al trabajo ya suele ser un momento duro en general, este año la incertidumbre y el panorama de los meses que hay por delante hace que sea especialmente complejo.

Así que vamos a saltarnos el clásico debate sobre si se puede jugar o no con la comida o sobre si hacer dibujos y figuras con los platos para que los niños se la coman mejor es una buena o mala idea, para declararnos fans absolutos de lo que hace esta madre japonesa con los platos de sus retoños.

Aunque en Japón lo de presentar la comida con formas y dibujos de lo más entrañables no es nada nuevo, esta madre -desconocemos el nombre real de Etoni Mama, la firma en su cuenta de Instagram– acaba de situarse en lo más alto del gastrocuquismo.

Lee el resto de la entrada »

España entre los países del mundo donde beber alcohol es más barato

Sol y alcohol barato. Como lema es una auténtica birría pero, guste o no, es lo que durante muchos años algunos lugares turísticos de España han usado como reclamo para los visitantes.

Una de esas estrategias cortoplacistas cuyas consecuencias se siguen pagando hoy pese a que, en general, las cosas se hacen mucho mejor y aquello del turismo de borrachera y playa esté en retroceso. Porque lo está, ¿verdad?

Bueno, en realidad más que en retroceso ahora mismo todo el turismo está en punto muerto. Y precisamente esta situación y el verano con apenas visitantes extranjeros ha dejado margen para hablar y reflexionar mucho sobre el tema.

Que si la dependencia económica del turismo y sus peligros, que si hay que potenciar el turismo de calidad, que si la alta cocina sin turistas está condenada a pasarlo muy mal…

El caso es que un estudio del Banco Mundial que analiza los precios y niveles de vida en casi 170 países del mundo ha confirmado lo que posiblemente ya sabíamos: España es uno de los lugares del mundo donde beber alcohol resulta más barato.

Por cierto, como curiosidad, Bahrein es el país del mundo donde tomarse algo con alcohol sale más caro, seguido de las Islas Turcas y Caicos, e Irán en tercer lugar.  En Europa, Islandia y Noruega encabezan el ranking del International Comparison Program realizado con datos del periodo 2011-2016.

Y entre los más baratos en comparación con el precio medio a nivel mundial, España ocupa el puesto 150 de los 167 países según indican en The Gourmet Journal.

De hecho, un informe europeo de 2018 ya situaba a España como el más barato de la zona euro para beber alcohol y el sexto de entre países de la Unión Europea.

Lee el resto de la entrada »

Una bolsa de piel para llevar sandías: el complemento definitivo para este verano surrealista

Lo de ir a hacer la compra con nuestra propia bolsa se ha convertido en algo más o menos habitual desde que las bolsas de plástico han empezado a desaparecer. O, mejor dicho, desde que se cobran en las tiendas. Aunque cualquier bolsa reutilizable hace perfectamente la función, también en esto de ir a hacer la compra hay clases. Y modas.

Y si pensabas haberlo visto todo, el diseñador japonés Tsuchiya Kaban está aquí para demostrar que siempre hay margen para el surrealismo. Sobre todo en este 2020 en el que ya nada parece sorprendernos. Ni siquiera una bolsa artesana hecha en piel y pensada para transportar sandías.

Sí, esa es exactamente la propuesta de Kaban. No se trata de una bolsa de diseño para ir a la bolera y que algún gracioso ha decidido reutilizar para ir a la frutería, sino que su única función es ser el más chulo del barrio cuando se vuelve de la compra con una sandía.

Hecha de forma artesanas en piel y con un diseño que se adapta a diferentes tamaños de sandía, por suerte no sabemos el precio, porque algo nos dice que será de infarto.

Lee el resto de la entrada »

Florencia recupera sus “ventanas del vino”, usadas hace más de 400 años durante la peste negra

Durante las primeras semanas tras el confinamiento, algunos bares y restaurantes habilitaron pequeñas ventanas en las que poder recoger la comida minimizando el contacto. Una buena idea que, por supuesto, ya estaba inventada.

Y hace muchos siglos además, porque ya en el siglo XVII  se popularizaron en Florencia las llamadas buchette del vino (ventanas del vino) que, como su propio nombre indica, servían precisamente para eso: despachar vino a los clientes sin tener que estar cerca de ellos.

Un invento que se extendió por toda la Toscana en aquellos años de peste negra y peste bubónica, especialmente intensa en Italia en 1630. Posiblemente no lo llamarían así, pero lo que ahora conocemos como distancia social se volvió un requisito imprescindible para mantenerse a salvo.

Así que algunos se las ingeniaron para poder seguir comprando y bebiendo vino sin riesgo de contagio a través de estas pequeñas aperturas. Tenían el tamaño justo para una botella o garrafa de vino y contaban con una puerta de madera para poder dejarlas cerradas.

Durante siglos quedaron olvidadas hasta que, durante el confinamiento por el coronavirus, alguien se acordó de ellas y pensó que sería una buena idea recuperar su uso original.

Foto: Asociación ‘Buchette del vino’

Han pasado más de 400 años y ahora toca la Covid-19 en lugar de la peste. Y en vez de vino a granel se utilizan para servir copas de vino o un Spritz a la hora del aperitivo. Pero se mantiene el espíritu original tan italiano: que una maldita pandemia no nos deje sin algo rico para beber. La Dolce Vita en tiempos de pandemia.

Lee el resto de la entrada »

¿Comer o beber sin quitarse la mascarilla? Los creadores de estos inventos aseguran que es posible

Por si quedaba alguna duda de que tenemos por delante un verano en el que la mascarilla va a ser parte de nuestro vestuario habitual, desde hoy su uso es obligatorio en recintos públicos cerrados y en la calle si no e posible mantener la distancia de seguridad.

Algo que, lógicamente, no será aplicable en el caso de los restaurantes y bares que ya han vuelto a su actividad. Tanto ahora en modo terraza como cuando puedan abrir las zonas interiores. Para comer o beber habrá que quitarse la mascarilla por mucho que sea un espacio público cerrado.

Al menos eso creíamos hasta ahora, porque un par de inventos están dispuestos a solucionar este tema y hacer que la mascarilla sea compatible también con beber o con comer.

Para lo primero, la diseñadora Ellen Macomber ha tenido una idea para adaptar sus mascarillas a las ganas de fiesta que hay, según explica, en Nueva Orleans: un pequeño agujero que permite introducir una pajita y, por tanto, beber sin tener que quitarse o ni siquiera tocar la mascarilla.

Aunque no estamos muy convencidos de que Fernando Simon diese el visto bueno a este tipo de mascarilla tuneada, su creadora asegura que se trata de un orificio que nunca está totalmente abierto -solo al introducir la pajita- y que por tanto no debería dejar que el dichoso virus se cuele.

Un éxito de ventas en la zona, explica en The New York Post, si bien deja claro que ni ella es experta en salud -sorpresa- ni su mascarilla puede considerarse una forma de prevención. Pero la gente seguirá bebiendo junta, así que es mejor que nada, justifica.

Lee el resto de la entrada »

Una forma peculiar de combatir las avispas gigantes asiáticas: comérselas

Al oír hablar de avispas gigantes asesinas, cuesta imaginar que la primera reacción sea relamerse y no salir corriendo. Pero resulta que estas avispas que tienen atemorizado a medio Estados Unidos y cuya playa se ha sumado a la larga lista de noticias que están haciendo de este 2020 un año para olvidar, también tienen sus fans gastronómicos.

¿Las avispas se comen? Pues como ocurre con muchos insectos que por aquí no figuran en el recetario tradicional, hay lugares en los que son una delicia. Y ojo con torcer el morro, que seguro que nuestros caracoles, en muchos sitios, harán poner la misma cara.

Pero volviendo a las temibles vespa mandarinia, según leemos en The New York Times, en Japón tienen una técnica infalible para vengarse de este insecto que solo allí causa unos 50 muertos al año: comérselas. De hecho, en la región central de Chobu incluso hay un festival gastronómico en el que las avispas son las protagonistas.

Lee el resto de la entrada »

Tartas con forma de papel higiénico: el escatológico postre que triunfa en Alemania durante la cuarentena

Aunque ya se pasó la histeria de los primeros días de cuarentena, por lo visto lo de comprar toneladas de papel higiénico ante la llegada del fin del mundo no es algo que solo ocurra en España. Tampoco lo de cachondearse un poco del tema.

En Alemania han ido un paso más allá, y un pastelero ha creado unas tartas con forma de rollo de papel higiénico que se han convertido en un auténtico éxito. La idea es de Tim Kortuem, de la panadería The Schürener Backparadies, en Dortmund.

Según explica, al principio hicieron unas cuantas solo por la gracia, pero se convirtió en un éxito y desde entonces las 200 unidades que consiguen preparar cada semana se acaban en un momento.

Esta escatológica tarta que en algunos casos también incluye pegotes de chocolate para, ejem, darle más realismo, es un pequeño bizcocho marmolado que se cubre con una capa de fondant blanco que simula ser el papel.

Según podemos comprobar en la cuenta de Instagram de la pastelería, el éxito es tal que algunos incluso han convertido este papel higiénico dulce y comestible en su tarta de boda.

Pero, por lo visto, lo de las tartas de papel higiénico traspasa fronteras, como el dichoso coronavirus. Sin ir más lejos, el otro día una versión casera e irlandesa -más trabajada que la alemana en el detalle del papel, todo hay que decirlo- se hizo viral en las redes.

Dada la pasión de los japoneses por lo escatológico -tienen restaurantes temáticos sobre caca, para hacerse una idea-, estamos convencidos de que allí pueden conseguir sin ningún problema superar el nivel europeo en estos temas. Eso sí, posiblemente el papel higiénico ni se les agote -no se estila demasiado- ni les motive suficiente para una tarta graciosa en plena pandemia.