Entradas etiquetadas como ‘croquetas’

Ámsterdam, un paseo por sus mercados

¿Pero en Ámsterdam también se come? Pues sí. Aunque los productos más conocidos de esta ciudad sean de otro tipo, en una reciente escapada nos dio por recorrer algunos de sus mercados más tradicionales, empeñados en descubrir algo de la desconocida gastronomía holandesa.

Arenque, ese bocadillo de croquetas (broodje kroket) del que ya os hablamos el otro día, waffels rellenos de caramelo, el omnipresente queso Gouda… Entre las riadas de guiris y pastelitos condimentados, los mercados de Ámsterdam también merecen una oportunidad.

Tanto que hasta nos atrevimos a grabarlo en vídeo: LaGulateca on the road -el primero que diga lo de LaGulateca Viajeros se gana una con la mano abierta- ya está aquí. No seáis muy duros, que es el primero. ¡Y vedlo en HD, por el amor de Wes Anderson!

FEBO, el vending holandés de croquetas

DSC02252

¿Qué pasa si mezclamos comida rápida y una máquina de vending? El resultado puede sonar un tanto aterrador, pero resulta que en Ámsterdam esta fórmula es casi una institución. FEBO es una conocidísima cadena cuyos orígenes se remontan a los años 40 y que a día de hoy tiene  más de 20 locales en la ciudad y 60 repartidos por toda Holanda.

Así que, en una reciente escapada, no pudimos resistirnos a la llamada de sus carteles amarillos y su máquina automática para dispensar hamburguesas, pollo frito y, sobre todo, croquetas. En realidad la cosa es bastante menos cibernética de lo que puede sonar, porque una persona se encarga de ir reponiendo cada una de las celdas con comida. Introducimos el importe exacto -ojo, que no devuelve cambio- abrimos la trampilla y a disfrutar de la alta gastronomía holandesa.

Aunque también hay un mostrador donde pedir las bebidas, patatas fritas y algunos otros platos, puestos a experimentar nos decidimos por el sistema automático y por las croquetas (kroketten) que resultan ser uno de los platos típicos en Ámsterdam. Sueltas o en formato de bocadillo (broodje kroket) acompañadas de mostaza. La fórmula del bocata de calamares -fritanga entre pan y pan- pero en versión croquetil.

Lee el resto de la entrada »