Entradas etiquetadas como ‘crema de cacao’

La nocilla realfood o el timo de hacer creer que una crema de cacao puede ser saludable

¿Para cuándo la Comtessa Realfood?, tuiteó algún gracioso -yo- en plena polémica entre Carlos Ríos y los nutricionistas que se atrevieron a puntualizar algunas cosas de su ya famosa crema de cacao.

Sí, el señor realfooding, que hace poco gritaba ultraprocesado a unos cuantos alimentos, ha sacado al mercado una crema de cacao.

¿Una nocilla saludable? ¿Es eso posible? ¿Por qué a nadie se le había ocurrido hasta ahora? ¿Nos está engañando la malvada industria alimentaria y Ríos por fin ha venido a rescatarnos y permitir que los míticos sandwiches de nocilla -en minúsculas, para que quede claro que es un genérico, no una marca- podrán ser detox?

Bromas al margen, da la sensación de que a estas alturas todo el mundo está al tanto de la bronca. Pero pensarlo sería un error. En realidad, el 99% de la población no tiene ni idea de que va la pelea, posiblemente tampoco conocerá a Carlos Ríos y, sobre todo, le importará bien poco el asunto.

Y precisamente ahí radica parte del problema. No en no conocer a Ríos y su negocio, evidentemente, sino en que lo único que sabrán es lo que verán en el supermercado. Y será una crema de cacao que hace alguna que otra trampa en su etiquetado y que presenta como saludable un producto que hasta ahora asociábamos automáticamente con algo poco recomendable desde el punto de vista nutricional.

No vamos a volver sobre el asunto del etiquetado -la gran Beatriz Robles lo ha explicado muy bien- o sobre si es un ultraprocesado o no, porque de eso se ha encargado también otro de nuestros nutricionistas de cabecera: Juan Revenga. En sus respectivas redes sociales lo explican con todo lujo de detalles.

¿La respuesta de Ríos? Echarse al monte y decir que todo es algo así como una conspiración. O comulgas con su discurso y sus productos o es que estás en nómina de Nestlé. Curiosamente, con esta crema es él quien está cayendo de lleno en las prácticas de esa industria a la que se supone que criticaba.

Lo del hummus ya hizo saltar las alarmas. El hummus preparado es, en general, saludable. Podemos discutir calidades, sabores y, sobre todo, reivindicar hacerlo en casa porque es facilísimo. Eso es, seguramente, lo que se esperaba de Carlos Ríos: contra los ultrapreocesados, más ir al mercado y más cocinar. Pero, claro, eso no da mucho dinero y lo de vivir solo de libros es complicado.

Pero vaya, que su hummus era impecable, aunque insinuar que los demás no lo eran ya chirriaba. La cosa se ha complicado con la crema de cacao “sin azúcares añadidos”. A estas alturas ya hemos aprendido que un reclamo de este tipo es justo lo que usan los malos productos para tomarnos el pelo.

El asunto hace días que se fue de madre. No solo por los insultos de Ríos a quienes han cuestionado su producto, sino porque en esa deriva sectaria del asunto no ha dudado en hablar de propiedades cardiosaludables de su producto y en hablar de una ración recomendaba de entre 2 y 4 cucharadas al día.

Repetimos: el gurú de la comida real está recomendando tomar hasta 4 cucharadas de una crema de cacao al día. Si esto no hace saltar todas las alarmas, suponemos que habrá que esperar a esa Comtessa realfooder de la que bromeábamos.

En realidad, el problema es muy sencillo: hacer creer a la gente que un producto como una crema de cacao puede ser saludable es una pésima idea. Suponemos que un buen negocio, pero una estrategia peligrosa.

¡Pero es mejor que la Nutella!, gritan sus fans. Pues mira, igual tampoco. Porque cuando uno se zampa un bocadillo de Nutella o mete el dedazo en el bote de Nocilla es consciente de que no es sano ni lo pretende.

Un capricho puntual sin más aspiraciones y al que cabe exigir un etiquetado legal y todas las advertencias nutricionales y restricciones publicitarias para los niños. Frente a ello, hacer creer que una crema de cacao por mucho sello realfood que lleve puede formar parte de una dieta saludable es sencillamente absurdo.

Leche, cacao, avellanas y azúcar, pero de verdad. ‘Asturcilla’, la crema de cacao asturiana

¿Eres más de Nutella o de Nocilla? Una de esas cuestiones tan intrascendentes como divertidas por las opiniones irreconciliables que suele generar. Pero antes de elegir uno u otro bando vamos a incluir un tercer candidato bastante más cercano en esta guerra de las cremas de cacao: Asturcilla.

Como el simpático nombre permite adivinar, se trata de una crema elaborada en Asturias y a base de productos de la zona. ¿No se han enfadado los de Nocilla por el guiño en el nombre? “La verdad es que no tenemos ni idea”, aseguran los creadores de este producto.

Un proyecto colectivo en el que han participado muchas personas. “La idea de elaborar productos con avellana asturiana tuvo su origen en el  trabajo realizado por Gabitu, el Grupo de Trabajo sobre el Avellano del Centro de Desarrollo Rural El Prial. A partir de ahí, y después de hacer unas cuantas pruebas hasta dar con el sabor que deseábamos, empezamos a elaborarla un grupo de 4 personas, que luego nos unimos con el catering de comida ecológica Con-Fusión Comidas para formar la cooperativa que somos actualmente, Kikiricoop S. Coop Astur”.

Es decir, que la avellana asturiana es el origen de todo. Cada vez se consume menos pese a su calidad a causa de un precio algo más alto que la que llega de otros países. Y es ahí donde el cocinero Sergio de la Hoz -señalan los portavoces de esta cooperativa que se define como “neopaisana”- pensó en elaborar una crema de cacao.

Lee el resto de la entrada »

Receta: crema de cacao casera

IMG_20151115_082907-2

Seguro que todos recordamos aquel anuncio tan de los años 80: “Leche, cacao, avellanas y azúcar…”. Era cuando la sociedad aún no se había dividido entre Nocilla y Nutella, básicamente porque una era la de aquí y dominaba todo el mercado.

Aquello más que un anuncio parecía una receta cantada. Porque, efectivamente, las cremas de cacao –Nocilla, Nutella o la marca blanca de turno- llevan leche, cacao, avellanas y azúcar. Pero la proporción seguramente no es la ideal ni la que nos imaginamos. De hecho, la mitad de la crema es azúcar y además lleva algún que otro añadido. Por ejemplo una buena cantidad de aceite vegetal, que en el mejor de los casos se especifica como aceite de palma.

La buena noticia es que la maldita cancioncilla nos da la fórmula para hacer la crema en casa. No es exactamente igual que las comerciales -fanáticos de una y otra, abstenerse de probarlo en casa- pero sí que podemos conseguir una crema más sana y, de paso, experimentar con sabores y texturas. Os proponemos un par de recetas para conseguirla.

Lee el resto de la entrada »