Entradas etiquetadas como ‘cortado’

Nueva bronca gastronómica con Reino Unido por el café “the cortado”

La paella con chorizo, la tortilla española, hace nada las bravas -patatas con ketchup bromeaban desde Inglaterra- y ahora el café cortado. Está claro que el recurrente tema de Gibraltar no es el único conflicto pendiente entre España y Reino Unido. Y parece que el Brexit está sirviendo para animar estas pequeñas rencillas gastronómicas.

En este caso, más que la típica afrenta con una receta mal hecha o la manía de ponerle chorizo a todo, se trata de un amago de apropiarse de un invento patrio para convertirlo en el último hit cafetero en Reino Unido: the cortado. Al menos eso es lo que aseguran desde Costa Coffe, la cadena de cafeterías que en sus carteles apunta que esta preparación es “the next big thing” para los amantes del café. Vaya, la próxima moda.

The cortado” es, efectivamente, el cortado de toda la vida. Café y un poco de leche, servido con más o menos maña y calidad en los bares españoles desde hace décadas. Eso que resulta tan complicado de pedir cuando se viaja al extranjero, pero que en Costa Coffe han querido incluir en su carta.

Lee el resto de la entrada »

Un cortado no es un café con leche pequeño

Por Nápoles aseguran que en Roma -y no digamos más al norte- no tienen ni puñetera idea de preparar un café de verdad. En aquella ciudad italiana los cafés son cortos, densos y se toman en la barra de un trago.

Así que no quiero ni imaginar lo que opinarán los napolitanos de los brebajes que por norma general se sirve en los bares de tierras hispanas bajo el nombre de café. No lo digo yo en plan maestro cafetero a lomos de su caballo recorriendo las plantaciones colombianas de turno. Lo dice gente bastante más docta en la materia.

De hecho me contaba hace tiempo alguien que durante muchos años trabajó para una importante marca cafetera del país que lo del café de los bares españoles es puro terrorismo. Pese a ser un producto con un elevado margen de ganancia para la hostelería el desprecio hacia la calidad de su preparación es de juzgado de guardia.

Habría mucho que hablar y discutir sobre el tema. Pero se me ocurre que un buen comienzo sería convencer a los camareros de que un cortado no es un maldito café con leche pequeño. Me temo que es una guerra perdida de antemano, pero por intentarlo que no quede.

Tenemos decenas de nombres para denominarlo, pero en realidad da igual que pidas un cortado, un manchado o un espresso macchiato en plan guay. Si no estás atento para parar el estropicio o suplicas que echen poca leche (a veces ni así) acabarás con un puñetero café con leche en taza pequeña.

Tampoco es tan difícil, ¿no?