Entradas etiquetadas como ‘Coronavirus’

Polémica por las comidas servidas en el hospital Zendal de Madrid

Para algunos, la comida servida a los pacientes de un hospital es un detalle menor. Para otros, el menú es parte de la atención a los enfermos y juega un papel importante en su recuperación y salud. Nos apuntamos a la segunda: si nos pasamos el día hablando de la importancia de la alimentación, mucho más en el caso de personas enfermas.

Pese a ello, parece que no es algo que se esté cuidando demasiado en el nuevo hospital Isabel Zendal de Madrid, que suma una más a su larga lista de críticas desde que se inauguró: el lamentable aspecto de los menús que la empresa de catering contratada está sirviendo.

A falta de cocina propia en el Zendal, la Comunidad de Madrid ha recurrido a los servicios de la empresa Eurest para ocuparse de las comidas, la misma que lo hizo en el hospital de Ifema. En concreto, el contrato contempla un servicio de medio año con un coste de algo más de 1.160.000 euros.

Pero más allá de esta cuestiones, el caso es que las fotos compartidas por algunos de los ingresados no dejan en demasiado buen lugar la calidad de la comida servida.

Unos guisantes con muy mala pinta -y lo que podría ser moho-, lo que parece un caldo de aspecto poco sugerente, o una hamburguesa que tampoco luce nada bien son algunos de los ejemplos que durante los últimos días se han viralizado en redes sociales.

Tampoco unas natillas envasadas de postres o el desayuno a base de bollería industrial parece lo más adecuado para servir en un hospital donde se recuperan enfermos de Covid-19. En realidad, para ningún paciente. Tampoco para un hospital infantil, por cierto, tal y como por aquí denunciamos hace ya tiempo.

Lee el resto de la entrada »

“El coronavirus está en tu cabeza y la cerveza es el antídoto”. La surrealista respuesta de un bar a la críticas por los camareros sin mascarillas

Por lo visto, un millón de muertos en todo el mundo no son suficientes para que algunos entiendan que la Covid-19 no es un chiste y que su opinión sobre el uso o no de mascarillas da absolutamente igual cuando hay una normativa bien clara. Aunque es muy sencillo de entender, parece que algunos hosteleros prefieren ir por libre, envalentonarse y, eso sí, luego esconderse cuando llegan las críticas y las denuncias.

Así lo denunciaba hace unos días una clienta de la cervecería Mapamundi 2011 de Málaga. Pese a reconocer ser habitual del lugar y alabar la calidad de las cervezas belgas que sirven, señalaba que nadie del personal llevaba puesta la correspondiente mascarilla.

Una situación a la que seguro que todos nos hemos enfrentado estos meses de nueva normalidad, con mesas más pegadas de lo permitido, aforos que juegan con los límites y mascarillas por debajo de la nariz de quienes sirven. Es verdad que son excepciones y que en general se podría decir que la hostelería ha entendido que toca hacer bien las cosas.

No así en este local malagueño que, lejos de tomar nota de las críticas, decidió responder públicamente a esta clienta con un argumentario delirante. “La mascarilla no te va a salvar, el virus está en tu cabeza”, aseguraba el dueño del local antes de recomendar la cerveza -la belga y/o artesanal, más concretamente- como antídoto para este virus y animar a la protagonista de esta historia a que no volviera por su cervecería.

Lee el resto de la entrada »

Más del 80% de los clientes sienten ansiedad por el coronavirus al estar dentro de un restaurante, asegura un estudio en Estados Unidos

Si cada verano las terrazas se vuelven el lugar más codiciado de muchos bares y restaurantes -muchas veces inexplicablemente, porque se está mejor, más frescos y sin humos de fumadores dentro-, este verano tan raro, tener una gran terraza ha sido la salvación para muchos locales.

Y es que, efectivamente, el coronavirus y las cifras de contagio han convertido el interior de los restaurante en un lugar aparentemente peligroso para muchos comensales. Aunque es verdad que al aire libre el riesgo de contagio es menor, también es cierto que las imágenes que hemos visto de algunas terrazas estos meses no hacían pensar en un ambiente especialmente seguro.

Pero, es verdad, afortunadamente han sido las excepciones de un comportamiento más que correcto por parte de la hostelería. Sea responsabilidad o el hecho de que ser conscientes de que se la juegan y un nuevo cierre se llevaría por delante muchos negocios, tras haber visitado unos cuantos restaurantes este verano la sensación general es que las cosas se hacen bien: distancia, mascarillas, desinfección y cuidado de los protocolos.

Pese a ello, está claro que el miedo está instalado en muchos comensales. Al menos eso es lo que indica un reciente estudio de la consultora McKinsey&Company que asegura que más de un 80% de los clientes sienten ansiedad si tienen que estar dentro de un restaurante. Nada menos.

Lee el resto de la entrada »

Covid y alta gastronomía: el madrileño ‘Santceloni’, con dos Estrellas Michelin, aplaza sin fecha su reapertura

Tal vez no sea tan mediático ni conocido como otros restaurantes de la capital, pero Santceloni y su chef Óscar Velasco ocupan un lugar muy destacado en la alta gastronomía de Madrid.

Dos Estrellas Michelin y una de las mejores salas y bodegas de España -con David Robledo al mando- son parte de la tarjeta de presentación de este restaurante, ubicado en el hotel Hyatt Regency Hesperia Madrid.

Pero la excelencia no necesariamente implica inmunidad a los estragos económicos que el coronavirus está provocando en la hostelería. De hecho, todo parece indicar que en la larga lista de damnificados por la pandemia son precisamente algunos de los mejores restaurantes del país los que tienen por delante una temporada muy dura.

Y Santceloni es un buen ejemplo. Aunque su reapertura estaba prevista para el 17 de diciembre, en un reciente comunicado los responsables anunciaban que de momento permanecerá cerrado. “Se valorará una nueva fecha de apertura cuando el escenario sea más favorable respecto a la evolución de la Covid-19 en nuestro territorio”, explican.

Lee el resto de la entrada »

Los contagios se dan en los bares, no en las manifestaciones, asegura un informe en Estados Unidos

No llevan mascarilla, pero es una foto de stock, que no cunda el pánico (Foto: GTres)

El mapa de rebrotes de coronavirus en España empieza a resultar preocupante. Aunque, por suerte, la situación no tiene nada que ver con la que viven ahora mismo países como Brasil o Estados Unidos, sí resulta suficientemente preocupante como para que los diferentes gobiernos automáticos estén tomando decisiones para atajar esta tendencia y reforzar las medidas preventivas.

Mensajes de preocupación que se combinan con las recurrentes imágenes de lugares en los que hay más gente junta de la que el sentido común ahora mismo indica que sería recomendable. Sobre todo si las mascarillas brillan por su ausencia, como ocurre en muchos casos.

Aunque por suerte parece que la crispación política se ha calmado un poco y los debates sobre el papel que las manifestaciones han tenido en los contagios y la pandemia han desaparecido, un reciente estudio en Estados Unidos arrojaba un dato que merece la pena tener en cuenta.

No para reanimar polémicas, sino para recomendar prudencia a esos hosteleros que a veces parecen tener demasiada prisa por volver a la normalidad. A la económica, se entiende.

Y es que según explicaba hace unos días Eater, en el estado de Idaho (Estados Unidos) un estudio ha demostrado que la mayoría de contagios se producen en bares y no en las manifestaciones. Incluso durante los días de protestas contra el racismo tras el asesinato de George Floyd, el mayor foco de contagios estuvo en los locales de ocio.

Por supuesto, no se trata de extrapolar conclusiones de uno a otro país. Y más en una situación en la que lo que se sabe sobre la transmisión de la Covid-19 va cambiando de semana en semana. Pero en este caso el razonamiento parece bastante claro: en las manifestaciones, si no hay gritos, se habla poco, hay mascarillas y están al aire libre, la posibilidad de contagio es mucho menor que en los bares.

Aquí, la falta de mascarillas al beber, la inhibición que produce el alcohol y, en algunos casos, la necesidad de hablar más alto para comunicarse, hacen que se conviertan en potenciales focos de contagio.

Algo que concuerda con las recientes declaraciones de Anthony Fauci, un prestigioso experto en la materia y responsable del control de pandemias en Estados Unidos desde hace décadas. Preguntado por su opinión sobre los restaurantes, el epidemiólogo aseguro que él ahora mismo no se planteaba hacer nada dentro de los establecimientos.

El teletrabajo acabó con el menú del día (así que la hostelería quiere acabar con el teletrabajo)

“Lo mejor para todos es volver a la normalidad y que haya el teletrabajo que tenga que haber, pero que no sea lo que ocurre en todas las empresas como en estos días”. Son declaraciones a EFE de Emilio Gallego, secretario general de Hostelería de España, la asociación que agrupa a la patronal del sector.

¿Y qué pinta la hostelería -se preguntarán muchos- opinando del teletrabajo de los demás? Porque cabe entender que resulta complicado eso de trabajar desde casa para cocineros o camareros pero ¿qué más les da a ellos si, quienes puedan, siguen trabajando en sus casas?

Muy sencillo: los locales en zonas de oficinas han perdido su clientela de mañanas y mediodías, lo que amenaza la continuidad de muchos negocios, alertan desde esta asociación esgrimiendo -como siempre- las cifras sobre el empleo que generan. Ahora, lamentan, la actividad se concentra por las tardes y los fines de semana.

El teletrabajo mató el menú del día, así que la patronal de la hostelería no se anda con tonterías y ha puesto sobre la mesa su propuesta: acabar con el teletrabajo. Ha sido útil durante el estado de alarma, pero ya es suficiente porque -atención- está “sobrevalorado”.

Lee el resto de la entrada »

‘Clavazos veraniegos’ en tiempos de coronavirus: ¿Nos pueden cobrar la famosa “tasa Covid?

Cada año por estas fechas ponemos en marcha la operación clavazos veraniegos: el detector de esas cuentas más abultadas de la cuenta que en tiempos de terrazas, chiringuitos y vacaciones a casi todos nos han colado alguna vez. Bocadillos infames a precio de Estrella Michelin, cervezas en el bar de la esquina como si estuvieras en Venecia, o atracos a mano armada en tal o cual zona turística o en un área de servicio. Clásicos de sobra conocidos.

¿Pero qué pasará este año? ¿Conseguirá el coronavirus acabar con la picaresca hostelera que se dispara en verano, y demostrar que, como decían los optimistas, tras el confinamiento somos mejores personas? Todo parece indicar que no, solo que ahora los clavazos tiene una nueva modalidad: la denominada “tasa Covid”.

Hace unas semanas en Tenerife saltaba la primera señal de alarma cuando una terraza incluía un plus de 1 euro a los clientes en concepto de “servicio Covid”. No se daban más pistas ni parece que se trate de una oferta con tapa gratis, así que cabe suponer que el servicio en cuestión es la limpieza y desinfección de sillas y mesas entre un cliente y el siguiente.

Aunque el ticket dio mucho que hablar y sirvió para inaugurar nuestra particular temporada de “clavazos”, es verdad que han pasado unos cuantos días desde entonces y no parece haber muchos más casos parecidos. O eso, o el revuelo ha servido de pista para los bares y restaurantes que ahora optarán por subir unos céntimos cada producto para cobrar lo mismo pero que se note menos.

No obstante, este primer brote de “tasa Covid” ha servido para desatar todas las alarmas y poder estar prevenidos por si se repite a lo largo del verano. ¿Es legal que nos cobren un suplemento como este?

Pese a que la organización Facua en su momento dejó bien claro que no era legal, y su portavoz explicó en La Sexta que “los precios son absolutamente libres, lo prohibido es crear un concepto específico”, parece que en OCU ven las cosas de forma diferente.

Más allá del nombre, el suplemento es legal “siempre que te hayan avisado previamente y se cumplan otros requisitos”, apuntan desde la página web de esta organización de consumidores.

Lee el resto de la entrada »

Sidra en vasos individuales y de colores: el coronavirus también ha cambiado la forma de beber en Asturias

Es parte del ritual y no suele ser extraño que pille por sorpresa al visitante. Lo de escanciar la sidra es de sobra sabido. Que una vez servida se bebe el culín y se devuelve el vaso para que se rellene y pase al siguiente, no tanto. Pero así es el ritual de la sidra en Asturias. O lo era, porque en la larga lista de cosas que el coronavirus ha cambiado también figura esta.

“La sidra no es ajena a la situación creada por la Covid-19. Su peculiar forma de consumo social, caracterizada por compartir vaso entre varias personas, se puede ver modificada temporalmente”, explican desde el Consejo Regulador de la DOP Sidra de Asturias.

Aunque ese “temporalmente” deja claro que la idea es volver al sistema habitual, está claro que ahora mismo lo de compartir vaso no parece buena idea. Aunque, como decíamos con aquello de no compartir las patatas bravas, tampoco parece mayor problema si se comparte con la familia con la que se convive.

Pero pensando más en grupos de amigos que quieran compartir unos culines de sidra, ahora mismo la solución pasa por vasos individuales. Para hacerlo un poco más fácil, la Denominación de Origen ya ha repartido 40.000 vasos de colores para que todo el mundo tenga claro cuál es su vaso de sidra.

La idea, explican, es reactivar el consumo de sidra. Algo que en Asturias, la verdad, no parece complicado aunque toque adaptarse a esto de los vasos individuales. Eso sí, esperemos que nadie amague con aprovechar la situación para subir el precio de la botella de sidra. Otro de los puntos que suelen sorprender al visitante de fuera por su bajo precio -la botella anda alrededor de los 3 euros en bar-, pero que resulta un tema de lo más polémico cada vez que se plantea, como piden productores y hosteleros, subir esta cifra.

“La nueva normalidad destruye el concepto gastronómico de nuestro restaurante”. El coronavirus se cobra su primera baja entre los Estrella Michelin

Apertura de terrazas, adecuación de los interiores para cuando sea posible abrir, y apuesta fuerte por el envío de comida a domicilio. Para algunos, una forma de salvar algo de la facturación pero, para la mayoría, una tarea que tenían pendiente desde hace tiempo y que ha llegado para quedarse.

¿Pero qué ocurre mientras tanto en la alta cocina donde ni las terrazas ni el delivery -al menos para la mayoría- son una tabla de salvación? En algunas casas la apuesta es por el continuismo (Arzak o Aponiente ya han anunciado apertura en julio), mientras que otras reformulan el concepto al alza o más popular.

Peores son las noticias que llegan desde Madrid, donde 99 KO Sushi Bar se ha convertido en la primera baja oficial de esta pandemia dentro del universo Estrella Michelin.

Algo que muchos llevan meses diciendo que ocurriría pero que ahora ya tiene nombre propio: este restaurante comandado por David Arauz, y que hace apenas medio año recibía su primera Estrella.

Parte de Grupo Bambú, que tiene otros locales especializados en sushi en diferentes ciudades de España y más países, según explican sus responsables, el concepto de su restaurante estrella -nunca mejor dicho- con una barra de sushi, espacio para 16 comensales y servicio directo de los shushiman es incompatible con la nueva situación.

Lee el resto de la entrada »

¿Comer o beber sin quitarse la mascarilla? Los creadores de estos inventos aseguran que es posible

Por si quedaba alguna duda de que tenemos por delante un verano en el que la mascarilla va a ser parte de nuestro vestuario habitual, desde hoy su uso es obligatorio en recintos públicos cerrados y en la calle si no e posible mantener la distancia de seguridad.

Algo que, lógicamente, no será aplicable en el caso de los restaurantes y bares que ya han vuelto a su actividad. Tanto ahora en modo terraza como cuando puedan abrir las zonas interiores. Para comer o beber habrá que quitarse la mascarilla por mucho que sea un espacio público cerrado.

Al menos eso creíamos hasta ahora, porque un par de inventos están dispuestos a solucionar este tema y hacer que la mascarilla sea compatible también con beber o con comer.

Para lo primero, la diseñadora Ellen Macomber ha tenido una idea para adaptar sus mascarillas a las ganas de fiesta que hay, según explica, en Nueva Orleans: un pequeño agujero que permite introducir una pajita y, por tanto, beber sin tener que quitarse o ni siquiera tocar la mascarilla.

Aunque no estamos muy convencidos de que Fernando Simon diese el visto bueno a este tipo de mascarilla tuneada, su creadora asegura que se trata de un orificio que nunca está totalmente abierto -solo al introducir la pajita- y que por tanto no debería dejar que el dichoso virus se cuele.

Un éxito de ventas en la zona, explica en The New York Post, si bien deja claro que ni ella es experta en salud -sorpresa- ni su mascarilla puede considerarse una forma de prevención. Pero la gente seguirá bebiendo junta, así que es mejor que nada, justifica.

Lee el resto de la entrada »