Entradas etiquetadas como ‘copa’

Estás bebiendo champán en la copa equivocada

Copa-champagne-03

Seguimos con nuestro curso rápido para ser el más listo de la mesa. Así que tras descubrir los errores más habituales a la hora de comer sushi, aprender por qué algunas botellas de vino llevan una redecilla, o que el jamón más cotizado de España no es pata negra, llega el momento de subir el nivel y hablar de champán.

Concretamente de la mejor copa para beberlo. Y quien dice champán dice cava o vinos espumosos. Que la elección de Leonardo Di Caprio en El Gran Gatsby no es la más acertada, hace ya muchos años que es sabido. Esas copas bajas y planas que hace décadas era lo que se estilaba -todavía sobreviven algunas y hasta tiene su gracia cuando te las encuentras- pasaron a mejor vida.

Pero cuando hablamos de copa equivocada, no nos referimos a esta reliquia cuya forma -cuenta la leyenda- está inspirada nada menos que en los pechos de María Antonieta, sino de las copas tipo flauta. Convertidas durante muchos años en la elección habitual para los champanes, resulta que tampoco es una idea del todo correcta.

Así nos lo explicaron en un reciente viaje por la región de Champagne, en Francia. Qué mejor lugar que éste y las cavas de Ayala para aprender sobre el tema. Fue allí donde, los responsables de esta firma -propiedad de la mítica casa Bollinger, y perfecta por su relación calidad-precio para perderle el miedo al champán-, nos contaron que una simple copa de vino blanco puede ser mucho más adecuada.

Lee el resto de la entrada »

La absurda copa diseñada para beber champán más rápido

Chambong_04

¿Cansados de las copas de champán tradicionales que no te permiten beberlo tan rápido como te gustaría, para llegar a las uvas ya contento? Pues por fin alguien se ha tomado la molestia de diseñar una nueva copa que no sólo va a cambiar la forma en la que brindamos o bebemos en Nochevieja o cualquier otra fiesta señalada, sino también el futuro mismo de la relación de la humanidad con el alcohol con burbujas: la copa Chambong.

¿Pero qué invento absurdo es éste?, se preguntará la mayoría ante un artilugio que a primera vista parece el hijo bastardo de una copa de champán y un porrón. Pues no se trata de una inocentada con retraso, sino de un producto real y, por cierto, nada barato: cada copa se vende por 25 dólares o, si queremos la pareja, podemos conseguirla por 40 a través de la tienda on-line.

Fabricada en cristal y diseñada para dar mucho glamour a cualquier fiesta, la idea es cambiar la forma habitual de beber champán o espumosos. Nada de poco a poco, disfrutando con cada sorbo. Estamos de fiesta y la idea es trincarse la copa de una sola vez. Aunque para eso no hace falta nada especial, la copa Chambong le da un punto de diversión y estilo al asunto -o eso aseguran sus creadores- añadiendo un tubo alargado y en forma de L al diseño tradicional para facilitar así la tarea.

Además de conseguir acabarse antes la botella -seguro que los fabricantes están encantados- por lo visto, esta forma de beber también afecta más. Desde la compañía lo recuerdan con un aviso, que no está muy claro si es una advertencia para no pasarse o más bien una promesa de mucho jolgorio y diversión.

Lee el resto de la entrada »

El café también se sirve en copa

Copa_cafe_01
¿Has acumulado suficientes tazas para poder usar una diferente cada día durante el resto de tu vida? Pues tenemos una mala noticia para ti, porque resulta que ahora lo suyo es tomar el café en copa. No lo decimos nosotros, lo aseguran desde Nespresso y Riedel, que seguro que algo saben de café y de copas respectivamente.

Fruto de esta colaboración, a finales del pasado año nació la colección Reveal, compuesta por dos copas: Intense, algo más larga y de boca más estrecha pensada para los cafés más potentes y con un punto más amargo; y Mild, más ancha y que, según sus creadores, conjuga mejor con los aromas de los cafés más suaves.

¿La última tontería de los snobs del café? Seguro que es lo que muchos están pensando aunque, si estamos de acuerdo en que un buen vino necesita una copa en condiciones para poder disfrutarlo en todo su esplendor -sí, también lo podemos beber de la botella, pero no hablamos de eso-, tampoco parece una locura pensar en copas destinadas a la misma función pero en versión cafetera.

Pero tranquilos que a partir de ahora no vamos a ver a George Clooney sujetando una de estas copas en los anuncios en plan what else, ni posiblemente las tendrán en la cafetería de la esquina. Por muy fina y moderna que sea la cafetería de la esquina a la que vayas. La idea de estas copas tan especiales es usarlas para catar el café y, de hecho, desde Nespresso se apunta que nada menos que 16 sumilleres han trabajado de la mano de Riedel en su creación.

Aunque se estrenaron en San Sebastián Gastronomika hace ya unos meses, ahora por fin les hemos podido echar el guante y probar cómo es eso de tomar un café en copa. ¿Y cómo es? Aunque evidentemente el sabor del café no varía, usar una copa parece que le predispone a uno en modo cata, lo que se traduce en que nos paremos un poco más a observar y oler el café que hay dentro. O eso, o que somos un blanco fácil para el marketing más sibarita.

En cualquier caso, son bonitas y originales así que como pieza curiosa para la cristalería también pueden lucir mucho. Eso sí, baratas no son, aunque cualquiera que conozca la marca Riedel no se sorprenderá. Concretamente la pareja se comercializa por unos 28 euros. Un capricho reservado para los más cafeteros de la casa.