Entradas etiquetadas como ‘comida y series’

Series de nuestra infancia a las que hincar el diente

 

Por Ninna Jorro

gokucomeSe han escrito infinidad de artículos sobre las series infantiles míticas de los 80 y los 90. Cuando llegamos a una cierta edad la expresión “ya no se hacen series para niños como las de antes”, se convierte en una de nuestras favoritas. Para bien o para mal, las series de nuestra infancia nos han marcado y eso se nota en nuestra alma cocinillas.

Porque sí, en los programas y series que veíamos cuando éramos niños también había tiempo para comer, en algunos casos mucho. Aquí va una selección de momentos “gastro” que marcaron nuestra infancia… o no.

Garfield y la lasagna

¿Quién no se acuerda de aquel gato naranja y su amor incondicional por la lasagna? En aquella época las aventuras de un gato rechoncho, vago, algo aprovechado y con un apetito desmesurado nos parecían de lo más divertidas. Hoy en día quizá un personaje así sería acusado de ser poco educativo, de promover hábitos de vida poco saludables y hasta de hacer apología de la esclavitud representada en la figura del pobre Odie. Sea como sea, por aquí nos cortaríamos un brazo por oler y probar la lasagna que volvía loco a Garfield.

https://www.youtube.com/watch?v=FxKpdNe3Brc

Lee el resto de la entrada »

10 momentos de series a los que hincarles el diente

burguer

La comida y la bebida, en ocasiones, acompañan grandes escenas de series. Conversaciones regadas con un buen vino, cenas que acompañan risas y llantos… Hoy nos hemos lanzado a elaborar una pequeña, personal e incompleta lista de momentos seriéfilos para degustar. Son escenas, capítulos o situaciones con diferentes platos, productos o bebidas pero que tienen algo en común: nos habría encantado vivirlas.

1.- La mejor crema de cacahuete (imaginaria) de Charlie y Claire (Lost)

De Lost podríamos haber escogido infinidad de productos: las barritas Apollo, la salsa ranchera Dharma, la cerveza de los 70 que Sawyer, Jin y Hurley se encuentran en la Dharmagoneta, los jabalíes cazados por John Locke, los omnipresentes mangos o hasta un trago de MacCutcheon de esos que cuestan más que un mes de tu sueldo. Podríamos, pero no lo hemos hecho. Nos quedamos con una escena deliciosa y enternecedora. Aquella en la que Charlie Pace tira de ingenio para conseguirle a su adorada Claire Littleton lo que más echa de menos en la isla: un poco de crema de cacahuete. Estamos seguros de que aquella “crema de cacahuete” fue la mejor que Claire probó en su vida, aunque la tía rancia no le diera ni un triste beso de agradecimiento al ex-Drive Shaft.

Lee el resto de la entrada »