Entradas etiquetadas como ‘comida a domicilio’

Fabada, alubias de Tolosa y otros grandes cocidos que ahora puedes pedir en casa desde cualquier lugar

En cuestión de meses hemos pasado de identificar la comida a domcilio con el trío pizza-hamburguesa-chino a descubrir que es posible disfrutar desde casa de casi cualquier plato o cocina que se nos ocurra. Incluyendo Estrellas Michelin -hasta hace poco era una rareza- y también algunos de los mejores cocidos y platos de cuchara del país.

Ya, pero solo si están en tu ciudad o zona de reparto, pensarán quienes ahora mismo se zamparían encantados una fabada o unas alubias de Tolosa. Pues tenemos buenas noticias: es posible y desde cualquier lado, porque algunos de los cocineros del país que mejor bordan estos platos ya ofrecen la opción de enviarlo a donde sea.

Estos son cuatro buenos ejemplos. Para que luego no digamos que todo lo de 2020 es malo.

La famosa fabada de Casa Gerardo

La de Marcos Morán en el restaurante Casa Gerardo (1 Estrella Michelin) tiene fama de ser la mejor fabada del mundo, así que su incorporación a la La Gran Familia Mediterránea es una estupenda noticia para los amantes de este plato. La amistad de Morán con Dani Garcia, impulsor de esta variada oferta de comida a domicilio, ha sido la excusa perfecta para llevar la fabada más aplaudida del país fuera de las fronteras asturianas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @lagranfamiliamediterranea

Disponible por ahora en Madrid, Barcelona y Marbella, la ración de esta codiciada fabada asturiana (300 gramos, con hambre no te quedas) cuesta 15,50 euros.

La mejor alubiada de Tolosa

Hasta ahora solo había una manera de disfrutar de las mejores alubias de Tolosa: plantarse en esta localidad guipuzcoana, llegar a la bodega Hika y, allí, dejarse llevar por Roberto Ruiz y sus pucheros.

Cuando se pueda, es una excursión y una experiencia de lo más recomendable pero, mientras tanto -o si Tolosa nos queda muy lejos-, recientemente el cocinero se lanzaba a esto del delivery. Y a lo grande, puesto que cuatro de sus menús se pueden encargar desde cualquier lugar del país, incluyendo sus famosas alubias.

Lee el resto de la entrada »

Un dos Estrellas Michelin en casa (y más económico de lo que imaginas)


Estamos comiendo snacks que podrían estar perfectamente en aquel El Bulli al que no llegamos a ir -de hecho los firman tres de sus jefes de cocina- y platos del que, según 50 Best, está entre los 10 mejores restaurantes del mundo. Y todo eso en casa. Cosas de este 2020 en el que también los grandes restaurantes se han apuntado al delivery.

Disfrutar es uno de los últimos de una larga lista. Han tardado meses pero está claro que los han dedicado a pensar en cómo adaptar su cocina y algunos de sus platos a las exigencias de este nuevo guión. Porque, evidentemente, no se trata de empaquetar lo que sirven en su restaurante con dos Estrellas Michelin y reconocido como uno de los mejores del país. Eso ni funciona ni es posiblemente lo que el comensal espera desde casa.

Tuve la suerte de comer en Disfrutar pocas semanas antes de aquel fatídico mes de marzo en el que descubrimos que 2020 no iba a ser un año más. Una despedida por todo lo alto de los restaurantes durante los meses de confinamiento de aquella primera ola.

Ahora me reencuentro con la cocina de Mateu Casañas, Oriol Castro y Eduard Xatruch en el salón de casa. No es lo mismo, claro. Ni pretende serlo. La experiencia de Disfrutar, el nivel de la cocina que se realiza allí -una de las pocas vanguardias que siguen en marcha en el país-, es difícil de reproducir e imposible de transportar.

En su lugar, lo que los repartidores llevan a domicilio son platos aparentemente más sencillos pero donde está toda la técnica de estos tres chefs. ¿Un ejemplo? La paletilla de cordero en salmorejo que llega con una ensalada de lechuga, hierbas y patatas asadas -y que se sirve con tortillas, para quien se anime a comerlo como tacos- es, posiblemente, uno de los mejores corderos que hemos probado en años.

Lee el resto de la entrada »

‘La gran familia mediterránea’: así es la apuesta de Dani García por la comida a domicilio

Delivery es posiblemente una de las palabras más repetidas este 2020 en el mundo de la gastronomía. En algunos casos ha sido algo casi improvisado, para salir del paso entre tanto cierre, confinamiento y malas noticias. Pero en otros casos, la dichosa pandemia parece haber sido el empujón que hacía falta para poner en marcha un plan mucho más ambicioso.

Y si hay un cocinero que parece tener las ideas muy claras en este terreno ese es Dani García. La decisión de cerrar su tres Estrellas Michelin poco después de conseguirlas y apostar por un modelo de negocio más diversificado, accesible y fácil de replicar por todo el mundo le ha llevado a crear el delivery gastronómico con nombre propio más potente del país.

Se llama La Gran Familia Mediterránea, está operativo ya en en Madrid, Barcelona y Marbella, e integra una oferta que comprende nada menos que 8 especialidades.

Algo así como 7 restaurantes y una coctelería bajo un mismo proyecto. Y de la mano de Just Eat, que se encarga del reparto “cumpliendo la legislación laboral”. No lo decimos nosotros, que también, lo recordaron los impulsores de este proyecto durante su presentación oficial hace ya algunas semanas.

Así que, aprovechando su reciente estreno en Barcelona, hemos querido probar en primera persona cómo es esto de poder tener en casa algunos de los platos más populares de los restaurantes de Dani García. Sí, los riquísimos brioches de rabo de toro están en la carta y, además, se sirven de dos en dos y con su salsa bull, así que una gran idea y por partida doble.

Lee el resto de la entrada »

La hamburguesa que se acaba de cocinar mientras se reparte a domicilio

Si algo hemos aprendido durante los meses de confinamiento es que el delivery -el reparto de comida a domicilio, vaya- ha llegado para quedarse. Una tendencia instaurada desde hace tiempo en muchos países pero que aquí todavía tenía una presencia menor y asociada sobre todo a la comida rápida.

Una pizza o comida oriental eran opciones viables para pedir desde casa pero, hasta hace nada, a nadie se le pasaba por la cabeza que también un restaurante gastronómico o un menú del día se podían servir a domicilio.

Y ahora que todos los restaurantes se han volcado con esta nueva modalidad -y parece que muchos planean mantenerla pese a que se esté recuperando la actividad en el local- es el momento de intentar innovar.

¿Y qué se puede mejorar en el reparto de comida? Muchos lo tenemos claro: las condiciones de trabajo de las plataformas de reparto. Pero, por suerte, parece que la justicia poco a poco se va ocupando de eso. Otra vía de mejora: conseguir que la comida llegue lo mejor posible a su destino y -aquí la cosa se complica- en su punto.

Es ahí donde entra InMotion Food, que a través de sus cuatro conceptos pensados exclusivamente para reparto -¿podemos hablar de restaurantes si no hay local?- ha diseñado platos que, atención, se acaban de cocinar mientras van de camino a casa.

“Llegamos a la conclusión de que la inmensa mayoría de la oferta no se ha adaptado a las necesidades del canal, preparando comida como si fuese para su consumo inmediato y metiéndola en una caja. Y es aquí donde vimos que podíamos aportar valor”, nos cuentan Enrique Pérez-Castro y José Luis Domínguez de Posada, cofundadores de esta compañía que, por ahora, solo reparte en Madrid.

Lee el resto de la entrada »

‘Domingos de lechazo’, la forma más sabrosa de ayudar desde casa a los ganaderos de Castilla

El coronavirus ha puesto la vida patas arriba. También las costumbres que, como casi todo, ha tocado reinventar en estas semanas. Los domingos de salir a comer fuera tendrán que esperar por ahora un poco. Y lo de escaparse a un asador de Aranda de Duero un poco más, al menos para los que nos pilla fuera de provincia, comunidad y fase.

¿Solución? Si el cliente no va al asador, que el asador llegue a casa. Y es que si algo hemos aprendido estos días es que también a través de compras online se puede echar una mano a los productores que lo están pasando mal y que no encuentran salida para su género.

Esa es la propuesta de la iniciativa de Domingos de Lechazoque quiere echar una mano a los ganaderos de ovino que han visto cómo su mercado prácticamente desaparecía. Y, de paso, solucionarnos el menú del domingo especial, claro.

Por menos de 40 euros, gastos de envío incluidos, se puede adquirir un cuarto de lechazo churro con sello de calidad de la IGP de Lechazo Castilla y León. Se asan en el restaurante El Pastor de Aranda de Duero, en un horno de leña de encina, y se envasan luego al vacío, acompañados por otra bolsa sellada con la salsa propia del asado para que al calentarlo (15 minutos al horno, recomiendan) quede perfecto.

“Muchos nos dicen que tiene el mismo sabor que en el restaurante, y eso significa que hemos sabido hacer que un producto artesano llegue a casa del cliente en las mejores condiciones”, explica el responsable de este popular asador. El pedido se puede completar con otros productos de la zona como morcilla, jamón y vino de Ribera del Duero.

Y, además de apoyar al sector ovino y a la restauración, el proyecto también tiene un lado solidario: con cada pedido se hace una donación de 2 euros a Cáritas para que puedan potenciar su programa de alimentos.

Probamos UberEATS: de polémica alternativa al taxi a servicio de comida a domicilio

DSC08536

Hace unos meses copaba todos los titulares y se convirtió en el enemigo número uno de las asociaciones de taxistas de España. En otros países sigue operando pero, aquí, el polémico servicio de transporte de Uber se reconvirtió hace unos meses a UberEATS. Ahora ya no pueden llevarte de un lado a otro de la ciudad, pero sí acercarte la comida a casa.

Un cambio de rumbo bastante inesperado que, de hecho, se estrenó a nivel mundial en Barcelona el pasado mes de febrero. Hace unos días el servicio también entró en marcha en Chicago y Nueva York, donde convive con el negocio original de esta firma basada en lo que Carles Lloret -máximo responsable en España- denomina “economía colaborativa”. Por ahora no hay fechas para su expansión a Madrid o a otras ciudades españolas.

La propuesta de UberEATS es muy sencilla: a través de una aplicación en el móvil, elegimos los platos que se proponen, marcamos el punto de recogida y en unos 10 minutos uno de los chóferes llegará y nos estregará el pedido en una bonita bolsa de tela negra con el nombre de Uber rotulado y con la que -pensamos mientras subimos a casa- posiblemente no sea recomendable subirse a un taxi.

UberEATS-Bolsas-de-Entrega

La comida llega puntual y caliente, pero hay dos detalles a tener en cuenta: no se entrega a domicilio, sino a pie de calle, y todavía hay bastantes zonas de Barcelona que no están cubiertas, aunque se está trabajando en ello. “Empezamos a operar este mes de febrero y en este tiempo no sólo hemos ampliado la zona de servicios, que ya incluye Ciutat Vella, Eixample, Sarrià – Sant Gervasi, Poble Nou y la Barceloneta, sino que también hemos ampliado la oferta con dos opciones de comida y cena y un menú especial de fin de semana para hacer ‘Brunch’, disponible los sábados y domingos de 10:00 a 14:00”, nos explica Lloret.

Lee el resto de la entrada »