BLOGS
La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Entradas etiquetadas como ‘cocina en televisión’

El Comidista TV, la receta contra la caspa gastronómica

No suele ser habitual que un medio hable de otro. Menos aún si la idea no es criticar o señalar errores ajenos, o cobrarse algún tipo de venganza entre grandes grupos de comunicación. Por suerte, en esta casa estamos vacunados contra ese tipo de prácticas, así que anoche no sólo vimos encantados el primer capítulo -doble- de El Comidista TV, sino que nos lo pasamos estupendamente con Mikel Iturriaga y compañía.

En realidad, ninguna sorpresa. Somos fans de El Comidista desde hace muchos años, porque siempre nos hemos identificado con ese modo de ver la cocina como un lugar donde sobran pedantes y falta gente que cuente cosas interesantes y con algo de gracia.

Y ese mismo tono desenfadado que desde El País ha conseguido demostrar que se puede hablar de gastronomía sin ponerse intensos, combinando rigor y humor, ha saltado ahora a la pantalla de La Sexta. Por suerte, parece que queda algún programador con alguna neurona activa, y entre refritos y programas refrescantes alguien ha tenido la feliz idea de colar algo digno este verano.

El mérito es doble. Hacer un programa para la televisión ya requiere de malabarismos financieros miles en estos tiempos de prisas y presupuestos mínimos. Hacer además un programa de cocina donde haya información sin ese insoportable drama permanente que tanto se estila es casi un milagro.

Lee el resto de la entrada »

Los mejores y peores momentos de MasterChef 5

Hay quienes dicen que MasterChef se ha convertido en un programa más previsible que un calendario. Y viendo el desenlace de esta quinta temporada, la verdad es que cuesta llevarles la contraria. Ha ganado Jorge, como estaba casi cantado desde hace unas semanas, y como incluso parece que la propia cadena dejó entrever hace unos días en el adelanto de la final.

¿Merecido? Posiblemente. Aunque de los finalistas, Edurne era la otra firme candidata gracias a su demostrada destreza en los fogones, a estas alturas todos sabemos que no basta con eso para ganar MasterChef. De hecho, una final entre Laila, Edurne y Jorge nos parece la única que podría haber tenido algo de sentido.

Al menos si hablamos de cocina. Pero esto es la tele, y las “peleas” entre Nathan y Jordi, o las tonterías de Miri -protagonista de algunos de los mayores desastres gastronómicos del programa- dan mucho más juego que un plato resuelto en condiciones.

El mismísimo Joël Robuchon fue el ilustre invitado de la final.

¿A estas alturas vamos a escandalizarnos por esto? La verdad es que no, y las estupendas cifras de audiencia dejan claro cuál es el camino que seguirán los responsables del programa. Lo que sí podemos hacer, nos guste más o menos el formato, es repasar los mejores momentos de esta quinta edición. Y los peores, claro. Empezando por alargar la final hasta las 2 de la mañana.

Lee el resto de la entrada »

MasterChef Celebrity: lo mejor, lo peor y, sobre todo, lo mismo de siempre

mastercelebrity-final-08

Miguel Ángel Muñoz era el favorito. O, por lo menos, eso se ha repetido mucho durante la última semana, aunque para muchos otros casi desde el primer programa Cayetana Guillén Cuervo era la clara candidata a convertirse en la ganadora de esta primera edición de MasterChef Celebrity.

Pero aunque la actriz -que también era nuestra favorita, por cierto-  ha demostrado durante estas semanas que es bastante más simpática que la imagen que durante años se había creado a su alrededor y que cocina realmente bien, finalmente ha sido Muñoz el ganador del concurso. Resultado previsible para un programa previsible.

 

Pero a estas alturas no vamos a sorprendernos de casi nada con MasterChef. Ni de los guiones un tanto repetitivos ni de ese papel a veces tan secundario que se le da a los fogones. Lo hemos repetido ya demasiadas veces y después de una cuantas temporadas y de esta primera versión con famosos, casi están empezando a resultar más aburridas las críticas -incluidas las nuestras- que el propio programa. Y mira que puede llegar a ser cansino.

mc-celebrity-final-01

Y es que, en realidad, más allá de los VIP de turno, nada ha cambiado en una receta de sobra conocida. Lágrimas, sorpresas que en realidad no son para tanto pero que a los concursantes les parecen lo más emotivo del universo, y las broncas entre los aspirantes a chefs más o menos guionizadas. Sí, lo de Fernando Tejero y Loles León ha llegado a ser entre forzado e insoportable.

Lee el resto de la entrada »

Dabiz Muñoz, ‘El Xef’ que no tiene miedo de ser una estrella

El-Xef_01

“Esto no es un programa de cocina”, advierten nada más empezar El Xef, esa especie de docu-show dedicado a David (o Dabiz, como se hace llamar) Muñoz, que el pasado domingo estrenó Cuatro. Una declaración de intenciones que sumada a todo lo que se había dicho y oído sobre este programa no hacía presagiar nada bueno.

Así que con los cuchillo afilados y el teclado a mano para ejercer ese noble arte de despellejar a la estrella de turno, al final el resultado fue una decepción: El Xef nos gustó. O mejor dicho, nos pareció bastante mejor de lo que esperábamos que, siendo sinceros y teniendo en cuenta que la relación entre cocina y televisión siempre suele saldarse con la derrota de la primera, tampoco era demasiado.

No se trata de hacer la pelota al cocinero más mediático del momento y al que posiblemente le sobren palmeros. De hecho, las críticas fáciles y que mejor funcionan son aquellas en las que se dice lo que casi todo el mundo espera oír pero con mala leche y algo de gracia: más cocina espectáculo, más egos desbordados, más cocineros ejerciendo ese cansino papel de malotes y canallas…

Todo eso es verdad, pero como ya lo sabemos sería cínico hacerse los sorprendidos a estas alturas del juego. La alta cocina tiene algo de circo, y casi es peor intentar negarlo que directamente dedicarle un programa de televisión a uno de sus protagonistas. España necesita un nuevo Ferran Adrià que no sólo deslumbre con su talento y esa genialidad a veces pasada un poco de rosca, sino que también sepa convivir sin disimulo con la fama y las portadas. David Muñoz -el cocinero más joven del país con 3 estrellas Michelin en DiverXO– es ese personaje que el mundillo de la cocina y todo lo que se mueve a su alrededor quiere, y El Xef no es ni más ni menos que su retrato.

Lee el resto de la entrada »

Así será el nuevo ‘MasterChef Junior’ (y así nos gustaría que fuera)

MasterChefJunior-3_10

Por si los turrones en los supermercados desde hace semanas, la locura de las compras o las calles decoradas no eran una pista suficiente, ahí va otra: vuelve MasterChef Junior, así que quedan oficialmente inauguradas las Navidades de este año. Esta noche se emite el primer programa de la tercera temporada, que estará en pantalla durante las próximas 6 semanas -terminará la noche de Reyes- y nos mostrará el talento culinario de un total de 16 niños con edades entre 8 y 12 años.

La dinámica será la habitual en esta versión infantil del talent show más popular de la televisión, aunque desde TVE prometen, como siempre, muchas sorpresas que llenarán “de magia y sabor” estas fiestas. Seguro que más de uno se ha echado a temblar ante la perspectiva.

Y es que MasterChef Junior es, curiosamente, el programa de cocina más tierno y edulcorado -empalagoso a ratos- de la televisión, pero también el que más polémica suele desatar entre los espectadores que no están del todo convencidos de que la mezcla de menores y televisión sea una gran idea.

MasterChefJunior-3_06

Conducido por Eva González, y con Samantha Vallejo-Nágera, Jordi Cruz y Pepe Rodríguez de jurado, tampoco faltarán cocineros y caras conocidas entre los invitados y, por lo visto, unos cuantos disfraces. Eso sí, respiramos aliviados al recordar que el programa ya está grabado con lo que nos ahorraremos el desfile de políticos en campaña. O a Rajoy como jurado improvisado repartiendo collejas -como hacía el otro día en un programa de radio para hacer callar a su retoño– si el plato no ha quedado bien.

Lee el resto de la entrada »

Paco Roncero: “Cómo voy a ser el malo de ‘Top Chef’, si soy más bueno que el pan”

PacoRoncero-TopChef-01

Es el nuevo jurado de Top Chef, y en los dos programas ya emitidos ha dejado claro que está dispuesto a ser implacable con los participantes de esta tercera edición. No es cosa de guión, nos asegura Paco Roncero, sino de aplicar el nivel de exigencia que habría en una cocina profesional aunque, eso sí, niega que le haya tocado hacer el papel de malo del programa.

Con este  cocinero distinguido con 2 estrellas Michelín y 3 Soles Repsol hemos hablado de la relación entre cocina y televisión -“ahora los niños quieren ser cocineros, y eso es muy bonito”, defiende-, de su restaurante Sublimotion en Ibiza y la conocida polémica con MasterChef, de los dichosos food trucks, e incluso nos ha resuelto esa duda que todo el mundo tiene: ¿A los cocineros más mediáticos realmente les queda tiempo para cocinar?

¿Cómo es posible compatibilizar la televisión con el ritmo ya de por sí bastante duro de un cocinero profesional?

El programa está ya grabado, así que en realidad ahora lo que toca es estar atento a todo lo que ocurre alrededor de él. Pero cuando estamos grabando es verdad que es duro porque por la mañana estás en los estudios, grabando con el estrés y la tensión que eso supone, y por las noches estás en tu restaurante.

Pero yo lo llevo bien, la verdad. Es algo que me gusta, me lo he pasado muy bien y he disfrutado mucho con el equipo, que es maravilloso. Empezando por Alberto y Susi y terminando por maquillaje, estilismo, producción, cámaras…

Tú ya eras conocido, pero la televisión siempre da un bombazo de popularidad. ¿Cómo lo llevas tras estos dos programas que se han emitido?

Es verdad que la gente te va conociendo por la calle. Algunos simplemente se giran y no te dicen nada, otros te saludan o te piden una foto. Yo lo llevo bien, la verdad. Hay que ser normal y dejarse querer por la gente. Es muy bonito. Además a los cocineros, en general, nos tienen en muy buena estima, así que al final es una relación bonita con el espectador.

Tu papel en Top Chef es un poco de malo. ¿Qué porcentaje hay de guión y cuánto de realidad?

Que va, si yo soy más bueno que el pan. No me ha tocado ser el malo. De hecho pregunté cuando empecé si había que jugar algún rol y me dijeron que lo mejor que podía hacer es ser Paco Roncero.

A mi, si por algo me gusta Top Chef, es porque no hay un guión preestablecido para todo. Evidentemente los programas tienen una historia y tienen que ocurrir una seria de cosas y pruebas que en cierto modo sí están pensadas. Te dan unas ideas que luego tú desarrollas con tus palabras, pero a partir de aquí no está guionizado.

Nosotros, como jurado, tenemos que ser serios y pedir el máximo, porque estamos trabajando con profesionales. Hay que exigirles como si estuvieran trabajando en una cocina, y en una cocina estamos jugando con la felicidad de las personas y contra el tiempo. Al final, yo lo único que hago es ser yo mismo y tratar de actuar igual que lo haría cualquier jefe de cocina en la suya.

Lee el resto de la entrada »

‘MasterChef Junior 2’ ya tiene ganador. Repasamos lo mejor y lo peor de esta edición

manuel1

Ya tenemos otro candidato a nueva estrella de la cocina infantil. No hablamos de la dulce Aina porque contra todo pronóstico Manuel se ha erigido en ganador de MasterChef Junior 2 con un espectacular menú completo que muchos adultos desearían ser capaces de hacer. Eso después de sobrevivir a la casquería y ver como a su contrincante Martina le tocaba cocinar para el Atlético de Madrid bajo un chaparrón digno de Noé.

El éxito de este programa -como de cualquier otro de talentos infantiles- reside en lo sorprendente que resulta ver comportamientos y habilidades que suponemos adultas en estos pequeñajos. Un show en toda regla pero con ese halo de pedagogía y superación que, junto con la ternura (o no) que inspiran los niños, hace que resulte irresistible para la audiencia.

Aunque tampoco ha sido tan irresistible. Jorge Javier con sus cartas y alguna que otra película han abducido más cerebros ante el televisor que estos minichefs. Pero, en general, ha sido un éxito más que notable, lo que hace presagiar una tercera edición allá por las Navidades de este 2015.

Son conocidas nuestras reticencias sobre el programa, pero además esta edición ha tenido también sus pequeñas polémicas. Para empezar el horario. La lógica dice que no es muy normal que un programa para público infantil termine casi a la una de la madrugada los martes en pleno curso escolar. Porque el programa es para niños, ¿verdad?

Otra más: un rótulo con una ortografía un tanto “excasa“. Algunos hablaban de error imperdonable en un programa para niños, pero igual lo que se quería transmitir era el valor de la creatividad en la escritura…

Aunque, sin duda, la más sonada de las polémicas la protagonizó Víctor al asegurar que “las chicas saben limpiar genéticamente”. Un comentario lamentable que mereció un castigo por parte del jurado.

Más allá de estas pequeñas polémicas, ahora que el programa ya ha puesto el punto final, es la ocasión perfecta para recoger algunos de los momentos que más nos han llamado la atención de esta segunda edición de MasterChef Junior.

El momento más lacrimógeno

No podía faltar el clásico reencuentro familiar de cualquier reality que se precie. Abuelos y abuelas cocineras con los nietos es una fórmula infalible para provocar lágrimas a cascoporro.

Guillermo la lía parda

Meter los mejillones a fuego fuerte sin nada de líquido podría haber provocado una reacción peor que el ácido clorhídrico encima del sulfato de lo que sea. Pero a pesar de eso, Guillermo no mueve ni una pestaña y niega la mayor. La verdad es que nosotros casi preferimos esta quietud vital al nervio desatado de Teresa.

Vuelve Teresa

Teresa se fue en un descuido del programa. Había que recuperarla -a ella y sus lágrimas- como fuera, así que a media competición nos encontramos con una repesca (otro clásico de los realities). Teresa no desaprovechó la segunda oportunidad y ha llegado casi hasta la final.

Momento caos

Es lo que ha predominado en las pruebas de grupo. Nada sorprendente, por otro lado, porque cocinar en grupo con orden y tranquilidad está al alcance de unos pocos semidioses.

Momento cruel

Cocinar bajo presión de tiempo y con productos que no controlas es una fuente de frustración asegurada. Así fue con Mauro. Su impotencia tiene mucha fuerza televisiva, pero también genera dudas éticas sobre el programa. Y es que durante estas semanas hemos visto muchos lloros -de emoción y de rabia- y las frases más escuchadas en los retos han sido “no puedo” y “no llego”. Incluso a Manuel le sangró la nariz de los nervios en la final. Con lo bien que se cocina en casa y con tiempo…

¿Cuál ha sido vuestro momento favorito? ¿Y el peor? Contádnoslo en los comentarios, que ahora quedan muchos meses por delante hasta la próxima edición y con algo habrá que entretenerse.

Televisión extrema para desintoxicarse de la programación navideña

bizarre-foods

La Navidad ya está aquí  y con ella esa sensación del “día de la marmota“: los mismos anuncios de siempre, las mismas tradiciones de siempre, las mismas reuniones familiares con comida a mansalva, y más alcohol del que sería conveniente, y la misma programación televisiva ñoña y azucarada de cada año.

Parece apocalíptico sí. Y aunque seguro que muchos estáis esperando estas fiestas de paz y felicidad, hay otros que desearían poner tierra de por medio y huir al rincón más recóndito del planeta.

A estos últimos va dedicada nuestra sección gastrotelevisiva de este mes. Nada mejor para desengrasar de tanta receta navideña, tanto turrón, cava, cordero, marisco y canelones que una buena selección con los realities gastronómicos más extremos. Es posible que a más de uno se le quiten las ganas de viajar a ciertos lugares, pero por otro lado también dará nuevos temas de conversación para impresionar al cuñado en la comida familiar. Lo que es seguro es que nada mejor que esta terapia de choque para valorar ese guiso tan normalito de la comida de Navidad.

Bizarre Food (Gastronomía insólita), de Andrew Zimmern


El clásico de los programas de gastronomía y viajes. Zimmern ha recorrido cada rincón del planeta y no le ha hecho ascos a nada de lo que se comía por allí. El programa puede quitar el apetito al más glotón, pero este no es el propósito de Zimmern sino demostrar a través de la comida lo similares que somos las personas a lo largo del planeta. Para ello es capaz de comerse las carnes fermentadas más raras, insectos o ranas venenosas. Su lema es “If it looks good, eat it!”, o sea, si tiene buen aspecto, cómelo.

Ya va por la novena temporada en Travel Channel. En España pudimos ver algunas temporadas en Discovery Max con el título Gastronomía insólita, aunque hay que decir que el calificativo de insólito se queda muy corto para algunas cosas que aparecen en el programa.

Extreme Gourmet

La prueba de que Zimmern ha creado escuela es este programa de la televisión de Singapur centrado solo en China. ¡Para qué viajar más si allí tenemos de todo! Solo con esta promo en Youtube se puede apreciar todo el potencial del programa.

Extreme Cuisine, de Jeff Corwin

Si antes hablábamos de un gastrónomo metido a viajero extremo, ahora tenemos un viajero extremo metido a gastrónomo. Jeff Corwin, además de naturalista y viajero -vamos, un Frank de la Jungla americano- también es un auténtico foodie. De aquí nació Extreme Cuisine que, solo con el título, ya deja claras sus intenciones. Desde aquí lanzamos una idea a Frank Cuesta, ¿para cuando un programa sobre su faceta “monster chef”? Esto sí que es extreme cuisine.

Man vs. Food (Crónicas Carnívoras), de Adam Richman

No es necesario irse al rincón más remoto del planeta para hacer un programa extremo. Adam Richman, un actor con mucho apetito, llegó a la fama recorriendo Estados Unidos para participar en desafíos gastronómicos. Richman se zampaba lo que le echaran, ya fuera la hamburguesa más grande del mundo o los chiles más picantes. Todo valía hasta que descubrió que estas prácticas afectaban a su salud y su vida amorosa. Luego decidió adelgazar 30 kilos, apareció en la portada de Cosmopolitan, tuvo unas palabras desafortunadas en redes sociales y se acabó el Richman televisivo.

En Energy emitieron algunos de sus desafíos  de la série Crónicas Carnívoras. Pero Richman, a lo largo de los años, no solo atacó la carne, también se atrevió con cubos de helado, pastramis, pizzas gigantes…

Glutton for punishment, de Bob Blumer

Para desafíos los del canadiense Bob Blumer. Con el programa Glutton for punishment batió algunos récords Guinness comiendo y cocinando. Aunque lo más extremo que hemos visto de él es su participación en la Stinging Nettle Eating Competition en Dorset, Inglaterra. Traducido, vendría a ser una competición de comer ortigas… crudas. En serio. Después del festival del queso rodante es lo que nos faltaba por ver de las tradiciones gastronómicas inglesas.

Cooking in the Danger Zone, de Stefan Gates (BBC)

Otra forma de descubrir gastronomía extrema es la del británico Stefan Gates, que recorre los lugares más peligrosos del planeta (por culpa de la acción del hombre) para ver como se las arreglan para cocinar y alimentarse. Más allá del espectáculo, el programa resulta interesante porque se mete en zonas de guerra o lugares devastados como Chernóbil. Por algo es un programa de la prestigiosa BBC.

Extreme Chef

Terminamos con un programa diferente pero que como lleva el extreme en el título nos ha convencido. Extreme Chef es un buen ejemplo del formato “vamos a putear al máximo al cocinero a ver cómo se las arregla”. Se lo dedicamos a las cocineras -porque, en general, en Navidad les toca pringar a las cocineras- que son capaces de multiplicar la capacidad de su cocina por 10, aguantar la presión de la familia y hacerlo con alegría. Visto así, los que aparecen en Extreme Chef son unos blandos.

La gastrotele que viene

paco-torreblanca

¿Recuerdan cuando la única manera de ver cocinar en la televisión era con Arguiñano? No hace tanto. La Sexta abrió la veda con la Pesadilla de Chicote y ahora no hay cadena de televisión que no quiera su formato gastro. No creáis que con Masterchef y Top Chef se acaba esto.

Cuatro amenaza con que vayamos dejando sitio para el postre. Está en fase de cásting y, por cierto, si alguien está interesado en presentarse mejor que vaya leyendo lo que escribe Pintxo sobre el tema. El capitán de este “Masterchef de los postres” -presentado así da como pereza- será el gran Paco Torreblanca. Será el responsable de juzgar y guiar a pasteleros aficionados y semiprofesionales. Veremos si la televisión le consagra como EL pastelero de España para el gran público.

Las series sobre pasteleros han tenido éxito, por ejemplo, en Estados Unidos y hace ya unos meses triunfan en los canales de TDT de nuestro país. Sea la hora que sea, en algún canal hay alguien recreando objetos increíbles en forma de pastel. Pero la pastelería española es infinitamente más discreta y seguramente mucho más deliciosa. Está por ver su capacidad de espectáculo.

Lee el resto de la entrada »

Pesadilla en Mastertop Chef

© Roberto Garver

Es ya tradición de la casa un análisis de urgencia del estreno gastrotelevisivo de turno. También es tradición que nuestros vaticinios se demuestren totalmente falsos en sólo unas semanas. Ahí estan los ejemplos de Pesadilla en la cocinaMasterchef.

Nuestras dotes analíticas y nuestra visión del éxito estan a la altura de Sandro Rey. Pero no desfallecemos y nos atrevemos con una tercera crítica. Top Chef, con Chicote a la cabeza y en el primetime de A3, parece a priori destinado a triunfar a lo grande.

El programa nace como la combinación perfecta entre “Esta cocina es un infierno” de Chicote, -donde el temido chef pone firmes a pseudocompañeros de profesión- y Masterchef, el talent show para cocinillas amateurs.

A la hora de la verdad pesa más el formato Masterchef. Las pruebas, la realización, la actitud de los concursantes… no sabíamos si estábamos en Antena3 o en TVE. Sólo la falta de comentarios por lo bajini de Maribel nos recordaba que Masterchef ya terminó.

Lee el resto de la entrada »