Entradas etiquetadas como ‘chiringuito’

Este año también buscamos el #clavazoveraniego2016

Clavazo2016

El año pasado el detonante fueron unos pintxos en Donostia y una cuenta un tanto desorbitada en Formentera. En realidad no era nada nuevo ni que no ocurra cada verano, pero la noticia saltó a los titulares, y la caza de lo que por aquí bautizamos como el clavazo veraniego se convirtió en uno de los deportes más divertidos del verano. Al menos para quienes no sufrieron esos precios de Noruega con sueldos españoles, claro.

A la espera de que alguien se anime a estrenar la temporada con alguna caña a 6 euros en el chiringuito de turno, o una ración de paella lamentable a 50 euros -tampoco demos ideas-, hay algo de lo que podemos estar seguros: este verano también habrá clavazos.  Y como el recurrente tema de Gibraltar cada verano resulta ya un poco cansino, nos hemos propuesto convertir estos pequeños atracos de terrazas a la caza del guiri despistado en otro clásico estival.

Así que mientras llegan las primeras señales de alarma desde Formentera o desde algún restaurante con vistas espectaculares y precios a millón, por ahora podemos conformarnos con un ticket que merece una categoría propia: con recargo por listillo. El de la carne muy hecha del año pasado o aquel que incluía un Gelocatil en la factura no nos hacían mucha gracia, pero éste nos parece una auténtica genialidad que habría que empezar a importar ya mismo.

Lee el resto de la entrada »

El arte del espeto malagueño

Espeto-02

Un chiringuito en la playa y unas sardinas asadas. Pocas combinaciones funcionan mejor que ésta en verano. Y si además se le suma Málaga y espeto a la ecuación, estamos ante una de las fórmulas magistrales para disfrutar de esta época.

Aunque muy conocido, por si queda algún despistado, el espeto no es más que un sistema para asar el pescado sobre brasas insertándolo en unas cañas. El espeto de sardinas se considera uno de los platos más representativos de Málaga, donde incluso hay un monumento al espetero.

Su invención se le atribuye a Miguel Martínez Soler, quien a finales del siglo XIX tuvo la feliz idea de aplicar en su merendero La Gran Parada (en El Palo, Málaga) el sistema de asado que había visto usar a algunos pescadores en la playa, colocando las piezas de descartes -el pescado que nadie quería comprar- pinchadas sobre unas brasas en la arena. Originalmente se hacía directamente en el suelo, pero después a alguien se le ocurrió hacerlo más cómodo para el cocinero usando alguna de las barcas abandonadas de la orilla, llenándolas de arena.

Espeto-15

Hace unas semanas estuvimos por allí durante las primeras jornadas Marbella All Stars, que buscan -y seguro que consiguen- dar un empujón a la alta gastronomía local asociada con algunos de los mejores hoteles de la zona. Aunque desde fuera se tiende a asociar esta localidad sólo con el lujo desmedido de hace algunos años, desde el punto de vista gastronómico hay  restaurantes a los que seguir la pista –Fernando Alcalá en Kava– y otros que, como Diego del Río en El Lago, con una Estrella Michelin, hace ya tiempo que destacan en el mapa.

Espeto-11

Pero volviendo a la playa y los espetos, aprovechando aquella escapada, nos acercamos por Trocadero, uno de los restaurantes de playa -da reparo hablar de chiringuito- donde se mima mucho esta técnica del espeto.

Buen producto y buena brasa son, según su cocinero y espetero Fran Mateo, el único secreto de esta preparación. Pese a que tradicionalmente se asocia con sardinas, en realidad muchos otros pescados -dorada y lubina son los más habituales- son buenos candidatos para cocinarse así. Pero son las sardinas las más habituales y populares.

Lee el resto de la entrada »