Entradas etiquetadas como ‘champagne’

Estás bebiendo champán en la copa equivocada

Copa-champagne-03

Seguimos con nuestro curso rápido para ser el más listo de la mesa. Así que tras descubrir los errores más habituales a la hora de comer sushi, aprender por qué algunas botellas de vino llevan una redecilla, o que el jamón más cotizado de España no es pata negra, llega el momento de subir el nivel y hablar de champán.

Concretamente de la mejor copa para beberlo. Y quien dice champán dice cava o vinos espumosos. Que la elección de Leonardo Di Caprio en El Gran Gatsby no es la más acertada, hace ya muchos años que es sabido. Esas copas bajas y planas que hace décadas era lo que se estilaba -todavía sobreviven algunas y hasta tiene su gracia cuando te las encuentras- pasaron a mejor vida.

Pero cuando hablamos de copa equivocada, no nos referimos a esta reliquia cuya forma -cuenta la leyenda- está inspirada nada menos que en los pechos de María Antonieta, sino de las copas tipo flauta. Convertidas durante muchos años en la elección habitual para los champanes, resulta que tampoco es una idea del todo correcta.

Así nos lo explicaron en un reciente viaje por la región de Champagne, en Francia. Qué mejor lugar que éste y las cavas de Ayala para aprender sobre el tema. Fue allí donde, los responsables de esta firma -propiedad de la mítica casa Bollinger, y perfecta por su relación calidad-precio para perderle el miedo al champán-, nos contaron que una simple copa de vino blanco puede ser mucho más adecuada.

Lee el resto de la entrada »

Cavas (y algún champán) para despedir el año

ArgilaDicen nuestras lectoras francesas -aquí hay mucho glamour intenacional, no se crean- que cuando alguien prueba el champagne (lo de champán nos suena vulgar y todo) ya no quiere ver el cava ni en pintura. O, como mucho, para hacer algún sorbete de limón de esos. Ya se sabe cómo son los franceses con lo suyo.

Así que este año hemos decidido contentar a todo el mundo con una selección de cavas y champanes para que cada cual, según presupuesto y gustos, despida 2013 con las burbujas que más le apetezcan. Y como a nosotros se nos da mejor beber que recomendar, hemos recurrido a nuestros guías espirituales en temas de bebercios: Alava de la Cruz (Còrsega 544, Barcelona).

Además de recomendarnos cinco cavas, también han movido hilos entre expertos en la materia para escoger unos cuantos champanes de precio moderado, no demasiado conocidos y perfectos para iniciarse en este mundillo. Y para despedir el año por todo lo alto, claro.

  • Guillem Carol Gran Reserva Brut Millenium. Crianza muy larga, intenso, estructurado, burbuja extra fina y persistente en boca. Ideal para maridar con múltiples platos (embutidos, carnes, quesos con membrillo), paellas y arroces. No tiene nada que envidiar a muchos champanes y cuesta sólo unos 15 euros.
  • Argila Xarel.lo. Fino y elegante, tanto en su interior como en el diseño de la botella. Cítrico, intenso y a la vez ligero. Nada de guardarlo hasta las uvas, porque es perfecto para acompañar pescados, mariscos y sushi, por si alguien se anima con algo exótico en la cena. Ronda los 30 euros.
  • Castellroig Reserva. Mineral, cítrico y fresco, pero con mucho carácter. Si hay presupuesto para ostras y mariscos, reservar unos 18 euros para una botella de este cava sería una gran idea. Lee el resto de la entrada »

Botellas de vino magnum, el tamaño importa

vimagnumEn un buen curso de cata de vinos se puede aprender mucho. Y no sólo a notar la madera, las flores blancas o el reflejo verdoso en el vino blanco. Hay cantidad de cosas por descubrir sobre este mundo de la enología, sobretodo para ignorantes casi absolutos como nosotros.

En un reciente curso de iniciación en Vila Viniteca -por cierto muy recomendable- aprendimos que en esto de los vinos el tamaño importa. Por una vez tiene razón el dicho: caballo grande, ande o no ande.

La verdad es que hasta ahora una botella de vino o espumoso mayor que la estándar de 75 cl. nos parecía indicada tan solo para desperdiciar en los podiums de los grandes premios del motor. Quizás alguna vez hemos visto alguna como sorpresa en una boda, en una fiesta de aniversario desfasada o alguna otra celebración donde la gracia no esté en degustar, sino en conseguir el momento camiseta mojada.

La inmensa mayoría de botellas de vino es de ese tamaño tan apañado de tres cuartos de litro, que da para unas 6 copas de vino. Es decir,  2 o 3 personas a lo sumo. Pero si buscamos en tiendas especializadas -de las que tienen un buen surtido de vinos de calidad- encontraremos alguna de formato mayor: el magnum.

Pongámonos en situación. Nos encargan el vino para una cena numerosa, con 6 o más comensales. ¿Es mejor llevar dos botellas del mismo vino o una magnum? Pues resulta que la botella mayor es sin duda la mejor opción.

Además tiene una explicación muy lógica: con el doble de volumen, la boca de la botella no es el doble de ancha. Esto quiere decir que la única entrada de oxígeno a la botella -por supuesto hablamos siempre de tapón de corcho- es en proporción mucho menor que en la botella “normal”. Esta relación volumen-entrada de oxígeno es la idónea y le sienta de maravilla al vino, que evoluciona mejor y con más estabilidad. Hay que sumar también el hecho de que con una sola botella nos aseguramos que todos los presentes beberán exáctamente el mismo vino.

Lee el resto de la entrada »