Entradas etiquetadas como ‘Castellón’

Clementinas en lugar de uvas para las 12 campanadas

ClementinasCastellonNochevieja2 ¿Qué comer con las campanadas del día 31 si no te gustan las uvas? Uno de los temas de conversación más recurrentes durante estas fechas, que algunos solventan con frutos secos y los más viciosos con chocolate o turrón.

Pero desde hace un par de años, el ayuntamiento de Castellón propone una nueva alternativa a las clásicas uvas: las clementinas.

Y no sólo para los que no se lleven bien con la fruta más tradicional de Nochevieja, sino con la intención de que “los 12 gajos de la suerte de Clementina de Castellón” -así se llama la campaña- den el relevo a las uvas.

La idea, claro, es promocionar la clementina de Castellón que anda en plena temporada por estas fechas. Además, aunque la idea pueda sonar un tanto alocada, tiene mucha lógica. Y es que también en su momento -allá por 1909- lo de comer 12 uvas con las campanadas de Nochevieja fue una idea para dar salida a una cosecha inusualmente abundante.

Según explica nuestro compañero Alfred López en su blog, aunque recibir el año con uvas era algo tradicional entre las clases con cierto poder adquisitivo ya en el siglo XIX, fueron los agricultores murcianos los que popularizaron esta costumbre para dar salida al excedente de uvas recolectadas aquel año. Y a la vista está que su plan de marketing les salió estupendamente.

Amparo Navas

No lo tiene fácil el ayuntamiento de Castellón y el Mercar de la Taronja para conseguir cambiar más de un siglo de tradición, pero en este segundo año prometen repartir unas 7.000 bolsitas con 12 gajos de esta variedad de mandarina para quienes se animen a recibir 2015 de una forma diferente.

Según explican desde la Concejalía de Agricultura, incluso han enviado este kit de Nochevieja a la familia real para que también ellos se animen a dejar las uvas a un lado y pasarse a las clementinas. Porque, teniendo en cuenta como les ha ido 2014 a alguno de ellos, igual es momento de cuestionar eso de que las uvas dan buena suerte, ¿no?