Entradas etiquetadas como ‘carne’

Adobos para alegrar tus carnes

adobos
Por Ninna Jorro

¿Alguna vez te has preguntado por qué los filetes de tu madre saben mejor que los tuyos? ¿O por qué su pollo tiene un sabor que tú no consigues jamás de los jamases? Puede haber muchas razones: que frías demasiado los filetes, que tengas prisa por sacar el pollo del horno o que, simplemente, te encuentres ante esa preparación maldita que todo cocinillas -sí, todo cocinillas- tiene.

No obstante, otra de las razones puede ser que el secreto de tu madre esté en el adobo. La variedad de adobos es prácticamente infinita. Seguro que muchos de vosotros -¡oh, experimentados lectores!- hace tiempo que los usáis. No es el caso de una servidora, que acaba de descubrir este apasionante mundo, en concreto, el de los adobos de carne.

Gracias a ellos ha habido un antes y un después en mis tuppers y en mi vida en general. Las carnes están más jugosas y tienen ese sabor casero que tanto se echa de menos cuando uno vive lejos de casa. Además, te permiten convertir una triste pechuga de pollo a la plancha en un plato sabroso y apetecible e igualmente ligero.

Así que hoy vamos a revelaros cómo preparar unos cuantos adobos en un santiamén para darle un poco de alegría a las carnes. Son adobos sencillos y conocidos pero, a veces, lo más común es lo último en lo que piensas a la hora de meterte entre fogones.

1.- Adobo para pechugas de pollo o alitas

El primero de nuestros adobos es ideal para preparar pollo. Aunque lo que suele adobarse son las alitas, por aquí utilizamos este adobo para las pechugas de pollo.

Ingredientes (para unos 8 filetes de pechuga de pollo):

  • 1 cucharadita y media de pimentón dulce
  • 1 cucharadita rasa de comino
  • 1 cucharadita rasa de curry en polvo
  • 30 ml de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal

Lee el resto de la entrada »