Entradas etiquetadas como ‘Canarias’

Descubriendo los mejores platos y rincones de El Hierro

Hierro_Aguado

Se nos ocurren muchos motivos para escaparse a la isla de El Hierro. Pero, por si acaso hacen falta argumentos, ahí va uno más: la comida. Cocina sencilla y de producto. Lo que siempre se dice pero que por aquí se aplica con excelentes resultados.

Así que, cuando hace unos días nos escapamos un fin de semana a la más pequeña de las Islas Canarias con los amigos de Sony Mobile, no sólo probamos su Xperia Z3 o la pulsera Smart Band -ya sabéis que siempre andamos entre gastronomía y tecnología- sino que también pudimos degustar algunos de los platos más tradicionales de por allí. Y por si fuera poco, todo bajo la atenta vigilancia de un auténtico Hermano Mayor: nada más y nada menos que Pedro García Aguado.

El vino Tanajara de la D.O. El Hierro -una de las más pequeñas del país-, los quesos ahumados de la isla, las papas arrugás con sus mojos, la vieja (el pescado más popular por allí) frita y las lapas, el escaldón a base de pescado y gofio…

Y para probar todas estas especialidades isleñas nos fuimos hasta La Restinga, un pequeño pueblo costero que, además de ser el más al sur de El Hierro (y por tanto de España y de Europa), tiene otro secreto: El Refugio. Un restaurante familiar con casi 30 años a sus espaldas que se ha convertido en uno de los más populares de la isla a base de buen pescado -uno de los hermanos propietarios es pescador, nos contaron- y platos tradicionales.

Hierro

Otra visita obligada: el Guachinche Frontera. Una casa en la que también se sirven comidas al estilo de los paladares cubanos y que traslada a El Hierro -es el único de la isla- este tipo de locales muy típicos en Lanzarote. Aquí lo de comida casera alcanza otra dimensión, con una interesante combinación de recetas canarias con un toque mediterráneo. La carne feliz que preparan sobre piedra merece por sí sola todas las horas de avión.

¿Verdad que dan ganas de escaparse unas semanas por allí? Nosotros ya tenemos ganas de volver.

‘Platé’, el vino de plátano

Plate cino platanao-300El vino se hace con uva así que, efectivamente, Platé no es un vino propiamente dicho porque está elaborado a base de plátano. Carlos Guevara, uno de sus creadores, lo reconoce sin problemas. Pero dado que el proceso que se sigue es similar al de la vinificación, y que el resultado, en cierto modo, recuerda a un vino blanco, lo de “vino de plátano” parece un nombre muy apropiado.

Además, no nos engañemos, suena mucho mejor que “bebida alcohólica a base de plátano fermentado”, que es la descripción dada por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA). Pero que no sufran los puristas que andarán espantados con este invento llegado de las islas: la palabra vino no aparece en ningún lugar de la etiqueta.

Hace unos meses tuvimos la ocasión de probarlo en el Fòrum Gastronòmic, y durante estos días Platé también estará presente en la feria Fitur de Madrid, en el stand de las Islas Canarias.

Pero más allá del evidente reclamo de un vino de plátano, ¿a qué sabe esta bebida? Pues a plátano, claro. O más concretamente, nos recuerda a un blanco muy fresco y afrutado con toques de fruta tropical y predominio de esta fruta canaria aunque, por suerte, sin llegar a ser empalagoso o dulzón. La verdad es que frío -se recomienda servir entre 6 y 8 grados- aguanta el tipo muy bien.

Según nos explica Guevara, la elaboración es bastante trabajosa y pasa por obtener un batido a partir de los plátanos pelados -la selección y el pelado es manual, aseguran- que después se fermenta de una forma similar a la uva y se filtra a través de un complejo proceso que ha desarrollado la propia compañía que lo produce.

Platé no es un licor, puesto que no se añaden alcoholes destilados y tampoco colorantes ni aromas artificiales”, explican sus creadores. Detrás de este proyecto canario hay un trabajo de más de dos años, desarrollado en Sauzal (Tenerife) por Carlos Guevara -ingeniero agrónomo- y Cristian Ramos, agricultor y productor de vino.

Plate, vino platano

Por ahora, eso sí, la distribución es bastante limitada y de las 15.000 botellas producidas el año pasado la mayoría se vendieron en Canarias. Encontrarlo fuera no es fácil, aunque sus responsables nos aseguran que ya puede comprarse en Madrid en el Mercado de San Antón (Delicatessen) y en La viñeta de Carmelo. Además se puede adquirir on-line en Fine Wines & Oils con un precio de 11,5 euros.