Entradas etiquetadas como ‘Campari Tonic’

Vermut tonic, tu nuevo combinado favorito

 Por Iker Morán

Dice la teoría que si dos cosas están buenas por separado, unidas sólo pueden mejorar. Un planteamiento que algunos descartan citando el recurrente ejemplo del chorizo y el chocolate pero que en ocasiones funciona a la perfección. Por ejemplo, con el vermut y la tónica, dos de las bebidas de moda del momento. La tónica, eso sí, acompañada de ginebra y el vermut, por suerte, más que una moda es un clásico. De todos modos basta darse un paseo por Barcelona y sus bodegas -algunas de toda la vida, otras recién abiertas pero con un toque clásico- o por Madrid para asumir que, sí, efectivamente, el vermut pega fuerte.

VermutTonic-01

Lo cierto es que la idea de mezclarlo con tónica no es ni mucho menos un invento de esta casa. Hace ya tiempo lo vimos en la pizarra de un bar de la Barceloneta -sí, además de turistas desnudos también hay buenos bares por allí- pero se quedó en la lista de cosas a probar. Hasta que los amigos de Campari se dedicaron, este pasado verano, a reinvindicar su Campari Tonic como un nuevo combinado a tener en cuenta.

Así que conseguimos colarnos en la última edición de la Casa Campari que organizaron en Barcelona y, sí, efectivamente, la combinación de ese amargor que tanto nos gusta del Campari con las burbujas de la tónica funcionaba perfectamente. ¿Mejor que el spritz? Eso es como preguntar si se quiere más a a mamá o a papá.

DSC06551

DSC06564

El caso es que, si con Campari está bueno, con vermut será incluso más sencillo, por el dulzor de esta bebida. Dicho y hecho: vaso ancho -nada de copa de balón aquí- un buen hielo, mitad de vermut, mitad de tónica y un poco de piel de naranja para hacer bonito. Aquí el sifón, claro, no corresponde.

Un auténtico descubrimiento que, aunque todavía no se deja ver por los bares, podría ser la próxima moda. O no. En realidad nos da igual, porque ahora ya sabemos prepararlo en casa. Por cierto, para quien se anime con el Campari Tonic, tampoco tiene ningún misterio aunque, eso sí, moderamos las proporciones: 1 parte de Campari y tres de tónica.