Entradas etiquetadas como ‘cafetera’

Cápsulas de gazpacho para la cafetera. Existen y esto dicen quienes las han probado

Llega el calor y apetece un gazpacho bien fresquito. Aunque pocas cosas más sencillas que triturar tomate, pimiento, ajo, aceite y pepino -o sin pepino, no entremos ahora en eso-, hay algunos que, por lo visto, prefieren coger un atajo. ¿Comprar el gazpacho en el supermercado ya listo? No, algo mucho más surrealista: comprar cápsulas de gazpacho para prepararlo usando la cafetera.

No, no es broma. Hay un auténtico universo de bebidas en cápsulas más allá del café y, por lo visto, eso incluye no solo tés de sabores diversos o chocolate, sino también recetas saladas, incluyendo un gazpacho instantáneo. El invento es de de la compañía Note D’Espresso, que lo vende en Amazon en un paquete de 30 cápsulas para las cafeteras Dolce Gusto por 11,50 euros.

Aunque según ha descubierto y publicado en Twitter la cuenta El Hematocrítico -con el consiguiente cachondeo en redes- también hay cápsulas de caldo de bacon y cebolla o de sopa de patata, por aquello de la cercanía, la de gazpacho parece la más horrible de la gama.

La lista de ingredientes de este “preparado de gazpacho” es bastante poco apetecible y deja poco margen al optimismo sobre el resultado. Se trata, básicamente, de una especie de sopa de tomate instantánea como esas pensadas para hacer en una taza simplemente añadiendo agua caliente.

En este caso la cafetera se ocupa de eso, aunque nos quedamos con la duda de si la idea es hacerlo con agua caliente y luego enfriar el pseudo gazpacho o si se hace directamente con agua fría.

Aunque durante unas milésimas de segundo estuvimos tentados de hacer un pedido y probarlo en casa, no tardamos en entrar en razón y pensar unas 15.000 cosas más interesantes en las que invertir 11 euros que en cápsulas de gazpacho.

Lee el resto de la entrada »

El falso mito de que es mejor no limpiar la cafetera italiana

Cafetera

La cocina está repleta de ideas de esas que a base de repetirlas durante años han acabado calando sin que nos preguntamos cuánto de verdad y de mito hay en ellas. Desde esas clásicas frases de madre que se transmiten de generación en generación sin que nadie se atreva a cuestionarlas, hasta auténticas patadas a la ciencia.

Aunque la lista es muy larga, es verdad que el café es un tema muy dado a este tipo de mitos. Al menos eso es lo que estamos descubriendo mientras leemos Al Grano, el libro de Kim Ossenblok que se adentra en todas las vertientes de este apasionante mundo cafetero, desde las variedades, el molido o tostado, a las cafeteras o el llamado ‘café de especialidad’ que hace ya tiempo que figura entre las modas más pujantes.

Al GranoEl caso es que, cuenta Ossenblok, al hablar de la cafetera Moka italiana, esa extendida idea de que es mejor no lavarla demasiado en realidad no tiene ningún sentido. ¿Quién no lo ha escuchado alguna vez? Un poco de agua, pero nada de pasarse con el estropajo y mucho menos usar jabón, como si los residuos del café fueran buenos para la cafetera y las futuras preparaciones.

Pues nada de eso. “Al contrario de lo que dice el mito -explica- sí hay que limpiar la cafetera con jabón para quitar los aceites del café”. El jabón es lo único que va a conseguir eliminar estas grasas aunque, lógicamente, es importante enjuagarla luego muy bien con agua para retirar cualquier resto de jabón.

Entre las recomendaciones de este experto en café destaca también que, una vez lavada con agua y jabón, hay que secarla con papel de cocina para evitar la formación de moho.

Lee el resto de la entrada »

¿Conoces la historia de la cafetera italiana? Este cómic te la cuenta

Comic-cafetera-01Es una de esas piezas que no falta en casi ninguna cocina. Por mucho que las cafeteras de cápsulas y otros inventos se hayan ido haciendo fuertes en los últimos años, la cafetera italiana de la toda la vida -la Moka de Bialetti– sigue siendo un imprescindible dentro del menaje cafetero.

Un diseño que ha permanecido prácticamente inalterado durante 80 años -fue patentada en 1933 en Italia- y cuya historia hemos descubierto en formato cómicJavier Cañada es el artífice de la idea y el guión, mientras que Daniel Moyano se ha ocupado de los dibujos de esta historia.

Según nos explica Cañada, la culpa es de Los Ignorantes, aquel cómic del que hablamos por aquí hace ya tiempo y donde se contaban las aventuras de un dibujante que se adentra en el mundo del vino. “Me impresionó cómo usaba el lenguaje del cómic para contar el mundo del vino con más fuerza que si se escribiese en texto”, explica.

Lee el resto de la entrada »

Un capuccino en 30 segundos. Probamos la nueva Illy Y5 Milk

DSC07545-2

Sigue siendo el gran desconocido de los sistemas de café por cápsulas, pero cuando hace ya tiempo probamos la Y5 de Illy nos convenció. No tanto por su diseño -nos gustan mucho más las líneas del modelo clásico- sino por la calidad del café  que ofrece el sistema Iperespresso de la firma.

Ahora este mismo modelo se presenta en una nueva versión que incluye contenedor para la leche. Y con él, una lista de preparaciones más amplia en las que el capuccino y el latte macchiato (leche manchada) son las nuevas estrellas. Así que hemos hecho un hueco en nuestra cocina para probar durante unos días la nueva Illy Y5 Milk.

El funcionamiento es similar al de otras cafeteras de este tipo, con un contenedor extraible para la leche que permite guardarlo en la nevera, y un sistema de calentamiento y espumado de la leche que le da una textura muy cremosa. Justo lo que necesitamos para conseguir unos capuccinos y macchiatos como los de las cafeterías. Además de estas dos opciones, otras cuatro (expreso, café largo, leche caliente y agua caliente) completan la media docena de preparaciones que ofrece la Y5 Milk a través de su sencillo menú táctil en la zona superior.

DSC07521

DSC07533

El funcionamiento es extremadamente sencillo. La parte más engorrosa llega con la limpieza del sistema de la leche, aunque eso ocurre con todas las cafeteras de este tipo. Así que, tras preparar alguno de estos cafés con leche, se recomienda retirar el sistema de la parte lateral y lavarlo con agua caliente. En la web se indica el proceso a seguir y, más allá de la pereza que pueda darnos, no tiene ningún misterio. Eso sí, es un detalle a tener en cuenta para quienes vayan a desembolsar los algo más de 280 euros que cuesta este aparato.

Lee el resto de la entrada »