Entradas etiquetadas como ‘café’

El molinillo de café que ha recaudado dos millones de euros antes de salir a la venta

El molinillo de café ha pasado de ser un aparato relativamente habitual en los hogares a convertirse en poco menos que un artilugio de lujo reservado a los muy amantes del café.

Es verdad que los sigue habiendo por pocos euros. Pero, curiosamente, ese Braun que forma parte de la infancia de muchos ahora se cotiza casi como pieza de colección y diseño. Los más actuales -manuales o eléctricos- y pensados para el mercado de café de especialidad, tampoco son especialmente baratos.

Pero es evidente que hay un público para ello. Y la prueba es que este molinillo de café que cuesta 250 euros en su oferta de lanzamiento ha conseguido recaudar casi dos millones de dólares en una de esas campañas de micromecenazgo que tanto se estilan.

¿Y qué tiene de especial este molinillo Arco? En realidad, son dos: uno eléctrico y otro manual, aunque también se puede adquirir solo el segundo por separado (125 euros, también como oferta de lanzamiento).

Lee el resto de la entrada »

Cómo hacer espuma de leche en casa (también con bebidas vegetales)

Seas de cápsulas, de cafetera italiana o de una cafetera expreso de las buenas, lo cierto es que espumar la leche antes de preparar un cortado, uno con leche o un capuccino, es siempre una gran idea.

No hace falta que vayamos a hacer viguerías latte art dibujando florecitas sobre el café: algo más de cremosidad y un poco de espuma hace que cualquier café gane en categoría y textura.

Hay infinidad de métodos y otros tantos aparatos para conseguirlo. Algunos, por cierto, bastante aparatosos y caros como para que resulten una opción interesante para casa. Vaya, que si tu espumador de leche cuesta casi tanto como tu cafetera, algo está fallando en el sistema.

Dejando a un lado la clásica batidora en miniatura con la que se puede conseguir algo de espuma con un poco de paciencia, o el sistema más manual de todos -bote bien cerrado y 30 segundos de meneo con garbo- nos vamos a quedar con dos que también se pueden usar con bebidas vegetales.

Y es que, guste o no, la denominada leche de avena -en realidad no es leche ni se puede llamar así– cada vez es más popular. Incluso en algunos lugares cuando se pide un café con leche ya se pregunta con qué tipo de leche. Lo que hasta ahora era la única opción posible -de vaca, claro- ahora es solo una más de la lista.

Si no tenemos en casa cafetera con vaporizador, la mejor opción es recurrir a una cafetera francesa. Es un viejo truco del que ya hablamos por aquí hace años pero que nos sigue pareciendo de lo más eficaz. Sí, ese artilugio que hay en casi todas las casas y que rara vez se usa para preparar té y nunca para café, resulta que es un espumador maravilloso.

Hacer espuma con bebidas vegetales es más complicado. La falta de grasa complica el proceso y solo la de soja -por la cantidad de proteína que contiene- consigue una textura similar a la leche vaporizada. Su sabor, eso sí, no convence demasiado a los cafeteros.

La de avena suele ser la alternativa más usada. Problema: cuesta mucho conseguir espumarla y, en todo caso, que la textura aguante mínimamente una vez servido el café. Por eso algunas marcas han lanzado al mercado alternativas de leche de avena pensando en los baristas. Queríamos probarlo, así que hemos usado la nueva Yosoy Avena Barista para ver qué tal.

¿Funciona? La verdad es que sí. El resultado no tiene nada que ver con la leche de avena convencional si se trata de conseguir espumar esta “leche” vegetal y darle más cremosidad.

Eso sí, hay que tener en cuenta que, más allá de la diferencia en el proceso de elaboración, la lista de ingredientes crece. Ya no es solo avena (15%) y agua como en la versión convencional, sino que esta incluye aceite de nabina, carbonato cálcico, fosfato tricálcico y sal marina. Ocurre exactamente lo mismo con otras marcas que también tienen versión “barista”, como Oatly, que fue la primera en lanzarla.

Con vaporizador

El clásico vaporizador que suelen tener las cafeteras expreso -y cuyo sonido es parte de la banda sonora de los bares- es una alternativa estupenda. Pero es verdad que hace falta algo de práctica para conseguir resultados pasables.

Tres claves muy sencillas: usar mejor leche entera que desnatada, trabajar con leche fría y controlar la temperatura para que la leche no llegue a hervir. Por eso es importante partir de una temperatura fría, para tener algo más de margen al conseguir la espuma sin calentar en exceso la leche.

Lo ideal sería no pasar de 40 grados, aunque lógicamente es complicado controlar esto a ojo y tampoco es plan de añadir a la lista de trastos un termómetro. Tocar la jarra y comprobar que está caliente pero que no nos llega a quemar puede ser un buen truco.

¿Pero necesitamos una jarrita metálica o es simple postureo? No es indispensable, pero la verdad es que es más fácil trabajar con ella y conseguir resultados aparentes de forma más rápida que con otro recipiente. Cuestan unos 10 euros, así que tampoco supone un gran gasto.

Con bebida de avena ocurre exactamente lo mismo: mejor fría de la nevera, y ojo con pasarse con la temperatura. Desde Yosoy nos recomiendan no pasar de los 65 grados mientras intentamos espumar la leche.

Leche o bebida vegetal, en ambos casos, la clave es conseguir pequeñas burbujas de aire que aporten esa textura cremosa. Para ello, hay que inclinar un poco la jarra y colocar la salida de vapor cerca del borde de la leche. Lo justo para que se cree una pequeña corriente que vaya generando espuma, pero no tanto como para que haya burbujas grandes. Son muy aparentes a primera vista, pero duran solo unos segundos y no aportan cremosidad.

Con algo de práctica podremos conseguir resultados bastante buenos. Lo de dibujar la florecita de turno mientras vertemos la leche, por ahora nos queda lejos, pero los cafés en casa han ganado bastante últimamente.

Las cápsulas de café de los años 70 que se han convertido en las más sostenibles del mercado

Las cápsulas de café que han monopolizado este mercado y puesto en peligro el futuro de las cafeteras de toda la vida parecen un invento relativamente moderno, pero en realidad, antes de las que ahora se han convertido en estándar, ya había otro estándar de cápsulas: ESE (Easy Serve Espresso).

Más que de cápsulas, en este caso hay que hablar de monodosis. Inventadas por Illy en los años 70 pero planteado como un sistema abierto al que luego se sumaron otras marcas italianas com Lavazza, casi 40 años después, este formato de café se reivindica como uno de los más sostenibles del mercado.

La razón es muy sencilla: es totalmente compostable. Aquí no hay cápsula de plástico o metal ni se hace necesario un proceso de separación de los restos del café y reciclaje de la cápsula. Así lo reivindica Illy, que parece dispuesta a relanzar en el mercado doméstico estas monodosis.

En realidad, nunca han llegado a desaparecer y siempre han tenido una presencia discreta en el mercado profesional y de hostelería. Pero es verdad que la competencia es dura. Empezando por la enorme variedad de cápsulas Nespresso y de terceras marcas para este formato, así que como la popularización de cafeteras que las utilizan. Incluso Illy dispone de café en cápsulas compatibles y un formato propio –Iperespresso– que probamos hace ya años, pero que sigue siendo muy minoritario.

En este caso, solo hay cuatro variedades de monodosis (tueste natural, intenso, largo y descafeinado) y con un precio de 46 céntimos por café, que lo sitúa un poco por encima de las oficiales Nespresso para su sistema. El café es de variedad arábica y el resultado es bueno, teniendo en cuenta la rapidez y comodidad, que es lo que prima en estos casos.

Más pensada para cafés expresos cortos -como mandan los cánones- que para hacer viguerías con leche, cada una de estas monodosis viene envuelta en un envase de plástico. Algo que no parece muy compatible con el discurso de la sostenibilidad, pero es verdad que al no tratarse de un recipiente hermético como en el caso de las cápsulas sería difícil mantener el café en perfecto estado. En cualquier caso, algo claramente a revisar y mejorar.

Lee el resto de la entrada »

55 euros por una taza de café. El café más caro del mundo se sirve en este local de Londres

Quienes quieran llevar lo del café de especialidad a otro nivel, tienen en la cafetería Queens of Mayfair de Londres su nueva meca. Y es que este local sirve el que ahora mismo presume de ser el café más caro del mundo, que superó los 400 dólares el kilo en una subasta realizada tras una cata a ciegas en el certamen Cup of Excellence.

Para hacerse una idea, un café normal de supermercado anda entre los 5 y 15 euros el kilo, mientras que el café de especialidad suele moverse entre los 20 y 40 euros el kilo. Es decir, estamos hablando de un café 10 veces más caro que un muy buen café de especialidad.

La citada cafetería de este exclusivo barrio londinense fue una de las pocas en conseguir una partida de este café . Y el resultado ha sido, claro, tazas de café a más de 50 euros, lo que las convierte, con permiso de algún turista despistado en una terraza de las Ramblas en sus buenos años o en la Plaza de San Marcos en Venecia, en el café más caro del mundo. Y, por suerte, en este caso no ha tenido que pasar por el estómago de ningún animal.

Si eso es o no un tema del que presumir sería muy discutible. Que es noticia y que hay un público dispuesto a pagar por ello está claro. Solo tienen 450 gramos disponibles, lo que a 15 gramos la taza da exactamente para 30 raciones de este exclusivo café.

Cuando hace un par de días un periodista de The Guardian quiso probarlo, le aseguraron que solo quedaban dos raciones más y que para reservar una de ellas había que pagar un adelanto.

Lee el resto de la entrada »

Café de especialidad en casa: dónde comprar online y consejos para prepararlo

Este 2020 en el que nos está tocando más de lo habitual -y de lo que nos gustaría- estar en casa también tiene cosas buenas. Pocas, pero alguna hay que buscar. Como por ejemplo poder dedicar algo más de tiempo a esa labor diaria de preparar una taza de café.

Una buena excusa para asomarse al apasionante mundo del café de especialidad. Por eso, pensando en los más cafeteros -en los que ya lo eran o en los que se han vuelto- dispuestos a pagar un poco más por un buen café de especialidad, hemos seleccionado algunas de las mejores tiendas y tostadoras del país que envían a domicilio.

Y, de paso, les hemos pedido que nos recomienden alguno de sus cafés y nos den algún consejo para que en casa nos quede casi tan bueno como en la cafetería.

Inneffable Coffe Roasters

Jose, Omar y Alejandro decidieron en 2016 y tras trabajar en el mundo del café de especialidad en otros países durante una década que había llegado el momento de volver para intentar mejor el nivel del café en España y más concretamente en Andalucía. Así nació Innefable Coffe Roasters que selecciona y tuesta en Sevilla y llega a través de su tienda on-line a donde haga falta.

Nos recomiendan probar dos de sus cafés más vendidos (Banko Gothigi y Chelichele), ambos de Etiopía, aunque la oferta va variando y parte de la gracia es ir descubriendo nuevos orígenes y procesos de elaboración. Además de venta puntual en formato de 250 gramos o de kilo, también ofrecen suscripciones para recibir el café en casa cada mes.

¿Algún consejo para mejorar nuestro café casero? Además de trabajar con un buen café de especialidad, claro, es básico -apuntan- usar agua de botella o filtrada, moler el café justo antes de prepararlo y jugar con el grosor de esa molienda para ir viendo cómo afecta al resultado y dar con nuestra preparación favorita.

En su tienda, además de café de especialidad también es posible encontrar cafeteras y molinillos, así como las preciosas láminas de la ilustradora Ana Jarén con motivos cafeteros. Perfectas para decorar tu cocina o salón.

Fanático by Cafés La Mexicana

Llevan 130 años tostando y vendiendo café en el centro de Madrid así que a estas alturas La Mexicana no necesita presentación. Con una tienda on-line que sirve a toda España y una basta variedad de variedades y orígenes (y tipos de molido) sus precios son de los más competitivos que hemos visto en este mercado.

Fanático es su marca de café de especialidad y, según nos confirman, este año las ventas y envíos han crecido notablemente. Lo orígenes puros, en especial el Kenia AA Plus y la última Edición Limitada, Perú Amazónico SHB, son los misa vendidos ahora mismo, aunque a la lista de recomendaciones también suman el Etiopía Moca Sidamo, muy versátil para todas las cafeteras y perfecto también para tomar con leche.

Syra Coffe

“Intentamos siempre que nuestra oferta sea de lo más variada, contando también que solo trabajamos con cafés de temporada y origen único. Nuestra gama va desde cafés de sabores “clásicos” y más achocolateados, a micro-lotes exclusivos de Indonesia o Etiopía”, nos cuentan desde esta tienda y cafetería con cinco locales repartidos por Barcelona.

Ofrecen envío gratuito a casa en 24 horas y sin compra mínima durante estas semanas. El Matasano de Guatemala es uno de los más vendidos ahora mismo. Y tiene lógica, porque queda muy bien en la cafetera italiana y con leche. Para quienes prefieran café de filtro o expreso nos recomiendan San Carlos de El Salvador.

Y un consejo para hacer buen café en casa: usar agua de botella.

Cafés El Criollo

Otro veterano -llevan desde 1910- en esto del buen café. Además de una tienda y cafetería propia en Zaragoza con una interminable lista de preparaciones propias e internacionales -hata un galao portugués ofrecen, nos encanta- desde la capital aragonesa tuestan y envían café de especialidad a todo el país.

En su tienda on-line ofrecen una interesante oferta de cafés de origen con una decena referencias. Si alguien necesita consejo, hemos probado el Etiopía Limú y la verdad es que merece mucho la pena. Su mezcla insignia a 3,75 euros los 250 gramos tiene una muy buena relación calidad-precio. Se puede elegir, claro, el tipo de molido para diferentes cafeteras y los gastos de envío son gratuitos en pedidos a partir de 29 euros.

AtipiCoffe

Inaugurada hace poco,  esta tienda on-line dedicada al café de especialidad es un proyecto de Kim Ossenblok, uno de los mayores expertos en café del país. y que, de hecho, es nuestro consultor de cabecera cuando tenemos dudas cafeteras.

Además de una amplia selección de los mejores orígenes y cafés de especialidad del mundo, esta nueva tienda ofrece un sistema de suscripción mensual en el que por 29 euros recibes tres paquetes de 250 gramos de café al mes, gastos de envío incluido.

Una buena manera de probar nuevos cafés y de aprender, porque junto a la suscripción se incluye el curso on-line “Fundamentos del barista”, valorado en casi 100 euros.

El Magnífico

Un clásico del buen café en Barcelona que, de hecho, ya estaba ahí tostando y sirviendo buen café antes de que el tema del café de especialidad se pusiera de moda. Hablamos de El Magnífico, que también cuenta con su propia tienda online y envíos a domicilio.

Su gama es realmente amplia, aunque nos comentan que los cafés de Etiopía, Colombia y Papúa siempre están entre sus más vendidos, también durante estas semanas tan especiales. Sus blends son una apuesta segura para los que buscan buen café a un precio muy competitivo, a partir de 5 euros los 250 gramos. Ofrecen envío gratuito en pedidos a partir de 30 euros.

Una recomendación: buen agua, buena materia prima y, si compramos el café ya molido -permiten elegir el molido para cada tipo de cafetera, como en el resto de tiendas mencionadas- mejor no comprar mucha cantidad.

Astro Café Roasters

La filosofía de estos tostadores de A Coruña es muy sencilla: acercar el café de calidad a todo el mundo. Y aunque, según nos explican, muchos de sus clientes son bares y restaurantes, durante la cuarentena de primavera crecieron mucho los pedidos online para casa. Los envíos son gratis a partir de 40 euros, por cierto.

Entre sus grandes éxitos están los cafés Eco Land, un Colombia Ecológico y, para los más atrevidos y con un paladar un poco más acostumbrado con Nebulae, un Colombia Natural con unas notas de fruta tropical y licor muy peculiares.

Para quienes quieran iniciarse en esto del café de especialidad en casa, nos sugieren un par de referencias de su tienda: el Galaxy Wash (Colombia lavado) y el Rodoo Satelite (Etiopía Natural).

Un consejo o, mejor dicho, un truco de lo más interesante: si utilizamos una cafetera italiana: parte de agua caliente, introduce el café en el cazo sin ejercer presión y añade una gota de agua en la parte de arriba una vez enroscada para que cuando el café comience a caer no entre en contacto directamente con el metal caliente.

San Jorge Coffe Roasters

Aseguran que los especialitos -nos encanta ese término para los amantes del café de especialidad- son cada vez más y que durante esta cuarentena el interés por hacer en casa buen café y los pedidos han aumentado.

En su tienda online disponen de packs para diferentes tipos de cafeteras como, por ejemplo, tres paquetes de 250 gramos con envío gratis por unos 30 euros.

“Queremos acercar el café de especialidad a cualquier persona que quiera tomar café del bueno, y para ello hay que ponérselo fácil”, nos cuentan. Por eso reivindican que con una cafetera italiana de toda la vida se puede hacer un gran café. También venden un pack pensado para los que prefieren el café con leche. Purismos los justos, y eso nos gusta.

Animal Coffe

El cierre de la hostelería se nota, reconocen desde Animal Coffe, en Barcelona, porque las cafeterías son sus principales clientes. Pero la venta directa desde su tienda poco a poco se va animando. Ofrecen envío gratuito a partir de 30 euros y la verdad es que dentro del mundo del café de especialidad, su relación calidad-precio es buena.

Para los primerizos en este mundillo cafetero de alta gama recomiendan el Animal Season Blend, una mezcla de granos de 4 cafés de especialidad: Brasil Mogiana (30%), Colombia Caldas (30%), Nicaragua Nobody´s Perfect (3%) y Tanzania (10%). Es un café con cuerpo y bastante balanceado.

Más recomendaciones de su tienda: el Brasil Mogiana, que es un café con cuerpo y notas achocolatadas, y para el que usan cafetera de filtro el Sumatra Atu Litang, que tiene un tueste muchísimo más claro.

¿Un consejo para hacer buen café en casa? Tener un molinillo para poder moler al momento nosotros mismos el café que vamos a preparar.

Café Dalgona, así se prepara el nuevo café de moda

La realidad nunca es tan bonita como Instagram

Ni una pandemia mundial es capaz de parar el imprevisible y absurdo mundo de las tendencias gastronómicas en redes sociales. Y si hasta hace cinco minutos era Instagram quien determinaba qué comida o bebida era tendencia, parece que ahora eso también se estila en TikTok.

¿Ya has probado el café Dalgona?, me interpelaba hace unos días un amigo que sabe de mi pasión por estas chorradas. Y la verdad es que me pilló fuera de juego, porque era la primera vez que escuchaba hablar de este café frío.

Una bebida muy conocida en Corea del Sur y que ahora se ha convertido en el nuevo hit de las redes sociales. Su historia -entre la India, Macao y Corea- es muy interesante y el nombre, por si alguien se preguntaba, se debe al parecido con un caramelo típico del país.

Solo un par de días después, el mismísimo The New York Times hablaba del whipped cofee, uno de los muchos nombres (fluffy coffe es otro de ellos, nuestro favorito) de esta preparación a base de café instantáneo. Así que, definitivamente, había llegado el momento de probarlo en casa. Más de 250.000 publicaciones en Instagram -y a saber cuántas en TikTok, me da pereza asomarme- lo confirmaban.

Lee el resto de la entrada »

Café en pipa, el invento para ser el más hipster del barrio

Si lo de “café de especialidad” ya te pone de los nervios y ni sabes ni quieres saber cuál es la diferencia entre un flat white y un café con leche de toda la vida, ojo con esto porque el hipsterismo cafetero ha tocado techo. O lo tocó hace años, porque resulta que esta pipa para preparar y tomar café en cualquier lugar tiene ya un tiempo, aunque nosotros lo acabamos de descubrir.

Sí, has leído bien: Bripe es una cafetera portátil en forma de pipa o una pipa para hacer café. Y, de paso, un poco el ridículo por solo 50 dólares o por 70 comprando dos, según leemos en su web.

La idea surge de un adicto al café que dio con la solución para uno de esos problemas que nadie tenía: ¿cómo prepararte un café en medio del Amazonas donde no tienes un Starbucks a mano? Y esperemos que no lo tengas nunca, aunque igual figura entre los planes de Bolsonaro.

Total, que estás perdido en medio de la selva y no se te ha ocurrido llevarte un termo con café pero sí con agua fresca y potable para sacar tu pipa Bripe, tu soplete incluido en el lote, tu dosis de café molido en grano y tener listo, en menos de tres minutos, un café.

Pero nadie mejor que su inventor para explicar el funcionamiento y las claves tras zambullirse en unas paradisiacas cataratas donde, por supuesto, también puedes preparar tu chute de café.

Para que además no necesites usar una taza -es mucho más cómodo tener un soplete y un termómetro que una taza- y completes la experiencia, la gracia de esta pipa es que está diseñada para tomar café directamente de ella.

¿Es o no una auténtica genialidad? Directamente al top 10 de inventos absurdos que, es verdad, ahora casi apetece probar. Aunque sea por las risas y la foto en Instagram, claro.

Café molecular: el café del futuro que se hace sin granos de café

Tenemos un problema: en el mundo se consume mucho café y todo parece indicar que es solo cuestión de tiempo que no haya café para todos. Al menos, no café como el que conocemos ahora, porque algunos aseguran haber dado con la solución: el café molecular.

Tras este invento se esconde una idea que casi sorprende tanto como asusta: café sin café. O, más concretamente, sin los granos de café pero con el mismo sabor, aroma y cafeína aunque, eso sí, algo menos amargo que el café real.

¿Pero qué tipo de tomadura de pelo es esta?, se estarán preguntando los cafeteros. En realidad, el concepto es el mismo que se usa para el llamado vino molecular, y se basa en algo tan aparentemente sencillo como descifrar a nivel molecular el contenido de una taza de café.

A partir de esa receta, en el laboratorio se puede replicar el resultado final pero saltándose la parte más cara y compleja del asunto: los granos de café.

Si en el caso del vino la idea es acercar al gran público vinos que sepan igual que algunas de las referencias más caras y exclusivas del mercado, en este caso se le añade un aparente mensaje de sostenibilidad.

Seguro que los países -normalmente no especialmente ricos- en los que el cultivo del café es importante para su economía no opinan igual.

“Para algunos el café es una experiencia, para otros el fruto casi mágico de las vainas de café. Pero a la hora de la verdad se trata de una bebida formada por centenares de componente químicos”, apuntan los creadores de Atomo Coffe, la empresa detrás del café molecular.

Lee el resto de la entrada »

¿Necesita el mundo un aparato para remover el café? Según estos inventores, sí

Las cifras que mueve el café siempre son de esas que asustan. Sobre todo si se relacionan con la cantidad de desperdicios que produce el café para llevar servido en vasos de plástico o de cartón. Por aquí, el café en su taza de toda la vida sigue siendo lo habitual, por mucho que lo de ir tomando café por la calle cada vez se estile más, pero lo cierto es que en otros países es parte del ritual matutino de millones de personas.

Y eso se traduce, atención, en 400 millones de palitos diarios que se utilizan simplemente para remover el café. Un uso de apenas un par de segundos y a la basura. En el mejor de los casos son de madera, pero todavía quedan muchos de plástico.

¿Solución? Desde aquí lo lógico parece pensar en una cucharilla metálica de las de toda la vida. Se usa, se lava y siguiente. Pero es verdad que no parece muy práctico pensando en ese tipo de cafeterías en las que hay una especie de zona de autoservicio con azúcar, los palitos para remover y demás.

Y es ahí donde entre The Stircle, un invento para remover el café. La idea es tan simple como una plataforma que gira a una velocidad considerable en ambas direcciones. Basta dejar el vaso encima para que en unos segundos se centrifugue y el café, la leche y el azúcar queden perfectamente mezclados. Sin necesidad de palitos, claro.

Lee el resto de la entrada »

El café ya no provoca cáncer en California

Los bares y cafeterías de California pueden respirar tranquilos: contrariamente a lo que dictaminaba una polémica sentencia de hace más de un año, no tendrán que incluir la advertencia “el café puede provocar cáncer”, tal y como ocurre con otros productos potencialmente dañinos.

Y es que, tras un juicio de más de 8 años, el juez aplicó un razonamiento de lo más curioso: al no poder demostrar las empresas cafeteras que no existe una relación entre el consumo de café y el cáncer, tendrían que incluir este aviso en sus establecimientos o en los productos comercializados.

La culpa es de la acrilamida, una sustancia presente de forma natural en muchos alimentos pero que con el calor y el tostado es potencialmente cancerígena. Ocurre en el café, pero también en las patatas fritas o en una tostada quemada.

El caso es que, un año después, las autoridades sanitarias del estado de California han dictaminado de forma totalmente contraria a la citada sentencia, señalando que no existe ninguna evidencia que conecte el consumo de café con el cáncer y que, de hecho, los estudios apuntan más en dirección contraria, aunque tampoco son concluyentes en ese sentido.

Resumiendo: el cortado no tendrá que llevar un cartel similar a un paquete de Ducados como parece que dicta el sentido común y, sobre todo, las evidencias científicas actuales.

Lee el resto de la entrada »