Entradas etiquetadas como ‘bebidas vegetales’

¿Deberían los colegios ofrecer a los niños leche vegetal como alternativa a la de vaca?

Cada año La Unión Europea subvenciona unos 160 millones de litros de leche como parte del programa escolar de frutas, verduras y leche en los colegios y guarderías. Ahora, la compañía de bebidas vegetales Oatly junto a otras organizaciones ha lanzado una petición para que dentro de este plan de ayudas se incluya también la «leche» vegetal como alternativa a la leche de origen animal.

Y lo ha hecho con una de esas campañas que tanto gustan a la compañía que en su momento abanderó aquello de «como la leche, pero para humanos«. En un colegio los críos más cool y rebeldes consiguen colar la bebida vegetal en las aulas, pese a las reticencias de los profes carcas, los padres que no se enteran y algún chivato. Todo como si fuera una sustancia ilegal, con sus trapicheos en el baño, carreristas por el pasillo, el de seguridad vigilando…

¿Se van a tener que ocupar los niños del tema por su cuenta?, pregunta el anuncio. Mientras decidimos si tiene gracia o es una de esas provocaciones que tanto gustan a la marca, algunos matices y datos.

Recuerda Oatly en una nota de prensa que la subvención europea a la leche en los coles se traduce en una emisiones de 220.800 toneladas de CO2. Es lo que se calcula suponen esos 160 millones de litros de leche de vaca. No se aporta el dato de lo que supondría reemplazar parte por bebidas vegetales, pero es de sobra conocido que la ganadería industrial tiene un papel destacado en lo que respecta a emisiones.

Además, según una encuesta realizada en España por la misma marca, más del 70% de las personas preguntadas se muestran a favor de incluir este tipo de opciones vegetales en los colegios.

Un momento, ¿pero no existen ya? Lo cierto es que sí. De hecho, como padre de un niño con problemas de tolerancia a la proteína de vaca, siempre que el resto de compañeros han tenido un vaso de leche a él se le ha ofrecido uno de avena. Que, por otra parte, también podría ser sustituido por una pieza de fruta sin mayor problema, pero no es el tema.

El caso es que desde hace tiempo muchos colegios ofrecen entre sus opciones menús vegetarianos y veganos donde no hay lácteos, con lo que que este tipo de bebidas -igual que postres vegetales en sustitución de yogures- son cada vez son más habituales. Hablamos, eso sí, de opciones de comedores, no de la subvención europea que es lo que aborda la campaña.

¿Debería haber opciones vegetales a los lácteos en los colegios? La respuesta es tan evidente que no debería hacer falta ni plantearla. Pues claro. ¿El presupuesto Europeo debería contemplarlo? Aquí ya se nos escapan matices económicos y de ayudas a productores que seguramente complican el tema. Porque algo nos hace pensar que ese impulso a las frutas, verduras y leche en los menús no sólo tiene que ver con los pequeños comensales, sino también con los productores y el sector primario.

En cualquier caso, muy a favor de que  existan opciones vegetales para niños y, sobre todo, que se les explique el coste medioambiental de la cesta de la compra y de lo que comen. Sea un vaso de leche, un filete de carne o una hamburguesa plant-based.

«Como la leche, pero para humanos», la polémica campaña de una bebida de avena

Si el objetivo de la publicidad es que te hagan caso, felicidades a los creativos de Oatly: lo habéis conseguido. De hecho, yo soy de esos que me paré al ver la campaña en una marquesina de autobús, saqué el móvil, hice la foto y me alejé negando con la cabeza.

«Es como la leche, pero hecha para humanos» reza el lema en inglés de esta bebida de avena. En inglés, claro. Porque, como todo el mundo sabe, los veganos y los alérgicos a la lactosa saben inglés. Va en el lote. Porque, evidentemente, esas bestias que se vuelven locos con el queso, que desayunan un yogur o que prefieren las tostadas con mantequilla son paletos que no saben idiomas.

Aunque el primer pensamiento al ver el lema incluía algún insulto que quedaría feo reproducir aquí -empezaba por «qué gilipollas»-, una segunda lectura invitaba más al aplauso.

Llamar la atención y crear polémica es parte de la gracia de una campaña. Aunque para ello se haga un flaco favor a la causa que en teoría se defiende y que, en realidad, posiblemente te importa un huevo (vegano), porque tú lo que quieres es vender y que los medios hablen de ti. Sí, justo esto que está pasando ahora mismo.

Pero situémonos. Oatly es una de las marcas veteranas en esto de las bebidas vegetales. La inventora, aseguran, de la versión con avena allá por 1990.

El caso es que, más allá del ocurrente lema, en realidad lo que venden no es como la leche, porque no es leche. De hecho, no puede ni llamarse leche, porque solo la de almendras puede lucir esa denominación comercial. El resto, por ley, son simplemente bebidas vegetales. Como esta de avena.

Aclarados los conceptos, al lío. ¿Cómo que es leche para humanos? ¿Acaso la leche de vaca no es para humanos? Pues según ellos no, lo que cuadra con uno de esos discursos de primero de cuñadismo que incluye la siguiente perla: somos los únicos mamíferos que siguen bebiendo leche tras el destete.

Lee el resto de la entrada »

¿Pueden las bebidas vegetales de soja, almendra o avena denominarse «leche»?

¡Las almendras no pueden ordeñarse! Es un chiste bastante recurrente cuando se habla de la moda de las llamadas leches vegetales. Pero más allá de la broma se esconde un tema legal muy interesante y de actualidad: ¿Pueden estas bebidas de origen vegetal llamarse leche?

Y es que últimamente la lactosa goza de casi tan mala fama como el gluten. En muchas ocasiones se trata de una fobia sin ningún tipo de argumentos médico o científico -no hablamos de los casos de intolerancia, evidentemente- pero, por supuesto, la industria alimentaria no ha tardado en ver el negocio y subirse a esta moda inundando el mercado de todo tipo de bebidas vegetales, libres de la malvada lactosa.

Pero volviendo al tema de las denominaciones de estas bebidas. En Estados Unidos, el caso ha saltado recientemente a los titulares por el enfado de las asociaciones de ganaderos y de la industria láctica. «Están confundiendo a los consumidores», protesta uno de los representantes de estas asociaciones, según recogen en NPR, la radio nacional publica de Estados Unidos.

Según explica este portavoz, algunas empresas, al usar la palabra «leche», pretenden hacer creer que estas bebidas pueden suplantar nutricionalmente a la leche, y que su aporte es similar. Algo sobre lo que, por cierto, también se pronunció en su momento la Asociación Española de Pediatría (AEP), recordando «la importancia que tiene el consumo de leche y derivados en el desarrollo óseo durante la etapa infantil, y asegurando que las bebidas vegetales o ‘leches’ de soja, almendra o arroz no tienen los mismos nutrientes que la de vaca y, por tanto, no deben sustituirla».

Lee el resto de la entrada »