Entradas etiquetadas como ‘Azpilicueta’

Así se fabrica una barrica de vino

barricas-azpilicueta-04

La uva, el terreno, la climatología y el momento de la vendimia, el ensamblajes de las distintas variedades… La lista de variables a tener en cuenta cuando se habla de la calidad de un vino es muy amplia, pero seguramente la barrica no es lo primero que se nos viene a la cabeza. Sí el envejecimiento del vino y el paso por barrica, claro, pero no el papel que la madera usada o el proceso de fabricación del tonel pueden acabar teniendo en el resultado final.

Así que aprovechando la presentación del nuevo Azpilicueta Selección Barricas -que, evidentemente, da el merecido protagonismo a este elemento-, hemos estado en La Rioja descubriendo todo lo que hay detrás de los toneles de madera que siempre forman parte del paisaje habitual de una bodega.

barricas-azpilicueta-03

De entrada, dos datos que tal vez ayuden a situar un poco su volumen e importancia: con 1,3 millones de barricas usada al año, La Rioja es una de las zonas del mundo con mayor demanda de estos toneles. Hay que tener en cuenta que su elaboración es totalmente artesanal y el coste elevado, con precios entre los 350 y 600 euros por pieza, dependiendo de la madera utilizada.

Aunque se han realizado pruebas con maderas como la acacia para blancos -nos cuenta Elena Adell, enóloga de Azpilicueta- en la inmensa mayoría de los casos se usa roble americano o francés. ¿Influye el tipo de madera en el vino? Por supuesto. No sólo eso sino que incluso el bosque de donde proviene el árbol también puede dar diferentes matices al vino a través de la barrica.

Tampoco es lo mismo una barrica recién estrenada -con una potencia de aromas de madera mucho más intensa- que una que se ha estado usando durante años, y cuyo aporte al vino será mucho más sutil. Exactamente lo mismo ocurre con el tostado de la barrica, cuya intensidad también acabará trasladándose a la copa.

Lee el resto de la entrada »

Cómo probar cinco vinos sin abrir ninguna botella

Azpilicueta_wit_1

Te beberías una copa de vino, pero te da pereza abrir la botella y dejarla a medias o casi entera. O, pensándolo mejor, te tomarías un par de copas, pero de diferentes vinos. Teniendo en cuenta que seguro que más de uno se ha encontrado con este antojo enológico un día cualquiera, y que hasta ahora no había ninguna solución demasiado sencilla, en las bodegas Azpilicueta han decidido tomar cartas en el asunto y reinventar la forma de vender vino.

El resultado es Azpilicueta y los 5 sentidos, un estuche que contiene las cinco referencias más conocidas de este vino de Rioja pero en un formato muy original: pequeños recipientes de 15 cl. o, lo que es lo mismo, una copa de cada uno de sus vinos. Para la ocasión se ha recurrido a un blanco, un rosado, un crianza, un reserva y el vino Origen de la firma, un monovarietal a base de tempranillo de las viñas más emblemáticas de esta bodega de Fuenmayor.

Azpilicueta_wit_3

Orientado a “nuevos tipos de consumo”, según explica la propia bodega, en realidad la idea es tan sencilla como poder probar la gama completa de Azpilicueta a través de estas cinco copas, o sencillamente organizar un maridaje casero a pequeña escala sin tener que arrastrar durante días restos de cinco botellas abiertas. Además, claro, es una estupenda idea de regalo.

Ya a la venta en vinotecas y en la tienda online de Azpilicueta por 20 euros -eso es una media de 4 euros la copa, exacto- se trata de la primera bodega española que se atreve con un formato tan innovador. Es verdad que rompe con ese ritual de descorchar y compartir la botella, pero también es verdad que más de una vez seguro que hemos echado de menos un invento como éste, sobretodo ahora que sabemos que existe y que, pensándolo bien, cinco copas diferentes y compartidas también dan para una cena.