Entradas etiquetadas como ‘Antena 3’

Paco Roncero: “Cómo voy a ser el malo de ‘Top Chef’, si soy más bueno que el pan”

PacoRoncero-TopChef-01

Es el nuevo jurado de Top Chef, y en los dos programas ya emitidos ha dejado claro que está dispuesto a ser implacable con los participantes de esta tercera edición. No es cosa de guión, nos asegura Paco Roncero, sino de aplicar el nivel de exigencia que habría en una cocina profesional aunque, eso sí, niega que le haya tocado hacer el papel de malo del programa.

Con este  cocinero distinguido con 2 estrellas Michelín y 3 Soles Repsol hemos hablado de la relación entre cocina y televisión -“ahora los niños quieren ser cocineros, y eso es muy bonito”, defiende-, de su restaurante Sublimotion en Ibiza y la conocida polémica con MasterChef, de los dichosos food trucks, e incluso nos ha resuelto esa duda que todo el mundo tiene: ¿A los cocineros más mediáticos realmente les queda tiempo para cocinar?

¿Cómo es posible compatibilizar la televisión con el ritmo ya de por sí bastante duro de un cocinero profesional?

El programa está ya grabado, así que en realidad ahora lo que toca es estar atento a todo lo que ocurre alrededor de él. Pero cuando estamos grabando es verdad que es duro porque por la mañana estás en los estudios, grabando con el estrés y la tensión que eso supone, y por las noches estás en tu restaurante.

Pero yo lo llevo bien, la verdad. Es algo que me gusta, me lo he pasado muy bien y he disfrutado mucho con el equipo, que es maravilloso. Empezando por Alberto y Susi y terminando por maquillaje, estilismo, producción, cámaras…

Tú ya eras conocido, pero la televisión siempre da un bombazo de popularidad. ¿Cómo lo llevas tras estos dos programas que se han emitido?

Es verdad que la gente te va conociendo por la calle. Algunos simplemente se giran y no te dicen nada, otros te saludan o te piden una foto. Yo lo llevo bien, la verdad. Hay que ser normal y dejarse querer por la gente. Es muy bonito. Además a los cocineros, en general, nos tienen en muy buena estima, así que al final es una relación bonita con el espectador.

Tu papel en Top Chef es un poco de malo. ¿Qué porcentaje hay de guión y cuánto de realidad?

Que va, si yo soy más bueno que el pan. No me ha tocado ser el malo. De hecho pregunté cuando empecé si había que jugar algún rol y me dijeron que lo mejor que podía hacer es ser Paco Roncero.

A mi, si por algo me gusta Top Chef, es porque no hay un guión preestablecido para todo. Evidentemente los programas tienen una historia y tienen que ocurrir una seria de cosas y pruebas que en cierto modo sí están pensadas. Te dan unas ideas que luego tú desarrollas con tus palabras, pero a partir de aquí no está guionizado.

Nosotros, como jurado, tenemos que ser serios y pedir el máximo, porque estamos trabajando con profesionales. Hay que exigirles como si estuvieran trabajando en una cocina, y en una cocina estamos jugando con la felicidad de las personas y contra el tiempo. Al final, yo lo único que hago es ser yo mismo y tratar de actuar igual que lo haría cualquier jefe de cocina en la suya.

Lee el resto de la entrada »

‘Top Chef’ y las futuras versiones que nos esperan

topchef

Por Marta Tañà

La segunda temporada de Top Chef se resume en tres palabras: duelo de odiosos. Carlos, con frases ideales para twittear, contra Marc, su antagonista. Una sola línea argumental sostiene todo el programa. Cada semana nos colocan a uno de los dos en el reto final con la intención de crear expectación: “¡A ver si eliminan a Carlos con su alginato!”, “¡A ver si se va Marc con su mal carácter!”.

Y cada semana me acuerdo yo de Anthony Bourdain (jurado en una de las ediciones de Top Chef en EEUU) que cuenta en su libro En crudo que allí el jurado era totalmente autónomo y más de una vez habían eliminado a concursantes aunque el productor se quedara sin pelo por el disgusto.

TopChef1Aquí -por suerte para la salud capilar de algunos- parece que jurado y productores van de la mano. Nos apostamos dos garbanzos a que la pareja va a llegar hasta el final aunque ninguno de los dos va a ganar el concurso. El premio lo tiene ya garantizado, desde hace unas semanas, el alegre David. Además, quién gane es lo de menos.

Top Chef parece el patito feo de los realities culinarios en España. Un formato de gran éxito internacional pero que, trasladado aquí, no levanta ni la expectación ni los comentarios de sus predecesores, Pesadilla en la Cocina y Masterchef. A pesar de eso, Antena 3 insiste con la idea de que el patito puede ser cisne. Por eso la cadena decidió darlo todo en esta segunda temporada.

Si sobrevive, ¿qué podemos esperar de Top Chef en España? El formato lleva años de ventaja fuera de nuestras fronteras audiovisuales. En Estados Unidos, donde lo emite el canal por cable Bravo, van por la  edición número 12 y en esta ocasión se ha trasladado a Boston después de terminar la última en Hawai. En 8 años, el formato ha desplegado todo su potencial de spin-offs y variantes y ha creado un particular star system topchefero.

Así que vamos a hacer una labor de predicción chapucera para ver hacia dónde puede evolucionar, siempre que Antena3 tenga suficiente paciencia. Adelante con nuestro particular Regreso al futuro de los cuchillos.

· Top Chef edición especial (TC All-Stars). Está al caer. Una temporada más bastará para tener una edición con repesca de concursantes. Los más curiosos, aquellos que no llegaron a la final o se quedaron a las puertas y que se volvieron adictos al medio televisivo más que a la cocina. Concursantes con experiencia televisiva es sinónimo de más reality y menos (aún menos) cocina, pero es el inicio para la creación de un ecosistema de cocineros televisivos básica y fundamental para otros formatos. En Estados Unidos hubo 7 temporadas antes de la All-Stars. Aquí aventuramos que no van a ser necesarias. De hecho, Bárbara, de la primera edición, ya tiene su sección en la web de esta temporada.

· Top Chef  VIP (TC Masters). Masterchef es para cocinillas con ínfulas y aspiraciones semiprofesionales. Top Chef es para profesionales con ganas de iniciar una carrera en solitario, lanzar su propio restaurante o publicitarlo. En resumen, ser conocidos. ¿Y los cocineros populares? ¿Deben resignarse a esperar ser llamados como jurado? No. En Estados Unidos lanzaron Top Chef Masters para cocineros VIP. ¿Qué sacan de participar en un concurso si ya tienen fama, dinero y mujeres/hombres a mansalva? Pues, además del factor ego – nada desdeñable en esta profesión – un tampoco nada desdeñable premio de 100.000 dólares. Aunque vistas las ediciones VIP de los realities en este país, esta posibilidad da algo de miedo, la verdad.

Lee el resto de la entrada »

Pesadilla en Mastertop Chef

© Roberto Garver

Es ya tradición de la casa un análisis de urgencia del estreno gastrotelevisivo de turno. También es tradición que nuestros vaticinios se demuestren totalmente falsos en sólo unas semanas. Ahí estan los ejemplos de Pesadilla en la cocinaMasterchef.

Nuestras dotes analíticas y nuestra visión del éxito estan a la altura de Sandro Rey. Pero no desfallecemos y nos atrevemos con una tercera crítica. Top Chef, con Chicote a la cabeza y en el primetime de A3, parece a priori destinado a triunfar a lo grande.

El programa nace como la combinación perfecta entre “Esta cocina es un infierno” de Chicote, -donde el temido chef pone firmes a pseudocompañeros de profesión- y Masterchef, el talent show para cocinillas amateurs.

A la hora de la verdad pesa más el formato Masterchef. Las pruebas, la realización, la actitud de los concursantes… no sabíamos si estábamos en Antena3 o en TVE. Sólo la falta de comentarios por lo bajini de Maribel nos recordaba que Masterchef ya terminó.

Lee el resto de la entrada »