La Gulateca

Recetas, libros, gadgets, vinos, restaurantes... Un blog de gastronomía sin humos

Entradas etiquetadas como ‘alimentación infantil’

Dar potitos no te convierte en un mal padre, pero no son la mejor alimentación para un niño

Hace unos meses se montó uno de esos dramas tuiteros alrededor de la fotografía de una madre que explicaba que ella daba garbanzos a su hijo para desayunar y que ni sabía que eran las galletas. Algo impecable desde el punto de vista nutricional -no, no hay margen de discusión sobre si las galleta son mejores o peores que las legumbres-, pero que cabreó a mucha gente.

La mayoría daba por hecho cierto tonito en la afirmación garbancera y una suerte de acusión velada de malos padres y madres a todos los que sí dan galletas a sus retoños. Y, claro, a nadie le gusta que le recuerden que igual ese no es el desayuno ideal para un pequeño.

El caso es que ahora una versión bastante más suave de la historia parece repetirse alrededor del artículo que publicamos hace unos días sobre las papillas y los potitos. En este caso hablando de la campaña de una ONG que denunciaba la falta de regulación sobre este tipo de productos y recordaba las recomendaciones de la OMS sobre el azúcar y la sal para bebes y niños.

Tampoco parece que en este caso haya mucho margen de discusión teórica. Entre un puré casero y un potito siempre será mejor la primera opción. A partir de ahí, las circunstancias personales, las prisas o la decisión que se tome en cada casa.

¿Que llamar “veneno” a estos productos igual no era buena idea? Posiblemente, pero si lo que la organización era quería llamar la atención de los padres, parece que lo consiguió. Tampoco el vídeo nos parece el más adecuado, con esa eterna imagen de los malos con bata blanca frente a lo natural, lo hippy y lo ecológico.

Lee el resto de la entrada »

Niños y alimentación vegana, ¿una combinación peligrosa?

Dieta-vegana

La noticia saltó hace unos días a todos los titulares. En la ciudad italiana de Génova, una niña de dos años era ingresada en estado grave por serias deficiencias alimentarias. La dieta vegana que seguían sus padres, y que también aplicaban a la pequeña -combinando la leche materna con productos que no tuvieran origen animal-, fue señalada como el origen de su estado, con unos niveles muy bajos de vitamina B12 y hemoglobina.

Aunque posteriormente un senador italiano apuntó que en realidad la niña también consumía lácteos –concretamente mencionó el queso parmesano– lo cierto es que no hay muchas más pistas sobre esa aclaración. La polémica y las duras críticas a los padres han sido desde entonces la nota dominante.

Desgraciadamente no es la primera vez que el tema de niños y veganismo ocupa noticias y debates. E igual que ahora, casi siempre está relacionado con algún caso de especial gravedad. En 2011, por ejemplo, una pareja francesa fue juzgada después de que su bebé de 11 meses muriera (el caso se remonta a 2008) por problemas de malnutrición relacionados también con la dieta vegana.

Casos dramáticos que ponen de nuevo sobre la mesa una pregunta muchas veces formulada: ¿Pueden los niños seguir una dieta vegana? No se trata de entrar en valoraciones morales o de responsabilidad de los padres a la hora de trasladar a los pequeños sus decisiones sobre alimentación, sino de descubrir si, desde un punto de vista nutricional, privar a los niños de alimentos de procedencia animal es viable o peligroso.

Pese a que el reciente caso de la niña italiana ha desatado todas las alarmas, en realidad los expertos en nutrición coinciden en lanzar un mensaje de tranquilidad y señalar que la dieta vegana es perfectamente válida para los niños, siempre que haya un estricto control médico. Este es el punto clave, según explica Julio Basulto, que nos remite a la reciente guía publicada por la Agencia de Salud Pública de Catalunya y sus Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia (de 0 a 3 años).

Tal y como puede leerse allí, y Basulto comparte, “la alimentación vegetariana […] y la vegana […], bien planeadas y suplementadas cuando sea preciso, pueden satisfacer las necesidades de niños y adolescentes. […]”. Vigiladas y llegado el caso reforzadas con suplementos para controlar los niveles de la citada vitamina B12 que en estas fases de crecimiento es importante para el desarrollo del niño.

Lee el resto de la entrada »