Entradas etiquetadas como ‘algas’

Algas y queso, un maridaje imposible que funciona

De todas las posibles formas de celebrar el Día Mundial del Queso -27 de marzo, nosotros también lo acabamos de descubrir-, seguro que comer alga no figura a priori entre las 100 primeras opciones que a uno le vienen a la cabeza.

¿Qué tienen que ver las algas con el queso? Buena pregunta. Pero incluso se puede complicar un poco más: ¿Qué relación puede haber entre las algas gallegas de Porto Muiños y los quesos de Suiza?

Eso mismo nos preguntábamos mientras nos surmergíamos en las gélidas aguas de la costa gallega, cerca de Villagarcía de Arousa, para recolectar las algas que más tarde el chef Ivan Domínguez cocinaría en su nuevo restaurante Nado de A Coruña junto a diferentes variedades de queso suizo.

Lechuga de mar, codium, kombu, wakame, espagueti de mar…  Sólo en Galicia hay unos 600 tipos de algas, aunque solo comercializan unas 30, nos cuentan desde Porto Muiños, la empresa que se atrevió con este negocio hace 20 años y que ha conseguido situar estos vegetales marinos entre los ingredientes de la alta gastronomía.

“Todavía nos llaman los locos de las algas”, bromea Antonio Muiños mientras recuerda que cada variedad tiene sus propios matices y sabor más allá de ese genérico sabor marino. “¿A qué saben las manzanas? Pues dependerá del tipo de manzana. Con las algas pasa lo mismo”, explica.

Si integrar las algas en la cocina ya es para muchos un reto, añadir a la ecuación el queso suena imposible. De hecho, así han bautizado (Maridajes imposibles) desde Quesos de Suiza esta aventura gallega que dentro de unas semanas llegará al público en Madrid.

Lee el resto de la entrada »

8 comidas que van a estar de moda este año

KombuchaTodavía no has acabado de entender por qué le llaman kale cuando se puede decir col rizada, y resulta que ya se ha pasado de moda. El kale en zumos, ensaladas y donde sea, tuvo su momento de esplendor en 2015 pero, estrenado el nuevo año, hay que renovarse. ¿Absurdo? Sin duda, pero es lo que tienen las tendencias y lo trendy.

Así que, superada la era del kale y el aguacate -por lo visto también ha sido lo más el año pasado- toca aprenderse algunos nombres para que cuando los veamos en la pizarra del nuevo local hipster del barrio, al menos nos suenen de algo.

Son productos, verduras o bebidas que igual no encontramos en el mercado o en el supermercado del barrio, pero que según los expertos en modas culinarias llenarán las recetas y cuentas de Instagram este 2016.

Dulse y otras algas

No son unas desconocidas, pero siguen siendo un ingrediente extraño y exótico para la mayoría. Las algas pueden tener en 2016 su año de gloria, no sólo en ensaladas o dando un toque marino a decenas de platos, también como nuevo sabor de moda para todo tipo de alimentos. Como somos unos adelantados, hace ya tiempo por aquí ya hablábamos del estupendo pesto de algas de Porto-Muiños, o sus conservas de algas listas para comer. De todos modos, en la capital mundial de la modernez (Portland) ya se habla del alga dulse como el nuevo kale. Dicen que frita tiene un sabor similar al bacon, así que vamos memorizando su nombre.

792A0267

Kombucha

Es la segunda vez en pocos días que oímos hablar de esta bebida fermentada –uno de los términos más buscados en Google el año pasado-, así que posiblemente esa es la mejor pista de que vamos a acabar bastante hartos en lo que queda de año. Descrito como un té fermentado y con un sabor que no convence a todo el mundo, igual que con el kale, sus supuestas virtudes depurativas y sanas son parte del éxito que algunos le deparan. No hace falta ser adivinos para suponer que, en realidad, seguramente los nutricionistas maticen muchos sus poderes milagrosos. ¿Por qué sabemos que va a estar de moda? Porque ya se está dejando ver en los barrios más cool de Londres.

Plato combinado en formato sano y en bol

A falta de una tradición decente, power bowl es uno de esos conceptos un poco abofeteables pero que posiblemente nos empiece a resultar familiar. ¿Y qué es eso de un bol energizante? Pues algo así como el plato combinado 2.0, pero en vez de huevos, lomo y patatas fritas, en versión sana: cereales -la quinoa sigue pegando fuerte-, verduras y alguna proteína, todo junto en un tazón. Y bien bonito y colorido para que la foto quede bien, claro.

Lee el resto de la entrada »

Pesto de algas Porto-Muiños

792A0287

Siguen siendo algo bastante exótico -tal vez por eso te ha picado la curiosidad y estás leyendo esto- pero desde hace tiempo, las algas, poco a poco, van haciéndose su hueco en el recetario y en nuestra despensa. Y la firma gallega Porto-Muiños tiene mucho que ver en esta creciente popularización de las algas comestibles, no ya como una marcianada, sino como un ingrediente más con el que jugar.

Su gama de productos es interminable, pero nos ha llamado la atención la línea de salsas a base de algas. No son salsas de algas propiamente dichas, sino recetas clásicas reinventadas con este ingrediente. Este es el caso del pesto de algas que hemos probado y que reformula la idea a base de alga wakame y espirulina, que se suma a la albahaca, la nuez, el aceite de oliva, el ajo y el queso parmesano.

La textura es la de un pesto denso y su sabor no se aleja demasiado del tradicional, aunque la presencia del alga le da un toque muy especial. Incluso si nos ponemos trascendentales cual cocinillas con ínfulas podríamos empezar a hablar de la albahaca como símbolo Mediterráneo y las algas del Atlántico. Comunión entre mares y tal. Mejor nos limitamos a comerlo, ¿verdad?

792A0294

792A0267

Por cierto, ni que decir tiene que usando algas y esos mismos ingredientes también podemos hacer en casa nuestro propio pesto. En cualquier caso, ¿para qué lo podemos usar? Pues exactamente para lo mismo que el pesto tradicional o para cualquier cosa que se nos ocurra. Desde un plato de pasta, por empezar con el recurso más sencillo, hasta aligerar un poco el pesto y usarlo de salsa para algún pescado o -estamos improvisando sobre la marcha, eh- unos mejillones diferentes.

Aprovechando que estamos en plan reivindicación de las algas y que teníamos también a mano una lata de espagueti de mar -un alga con un nombre resultón, la verdad- también probamos el pesto en plan tapa con unos de estos espaguetis por encima. Exitazo en plan canapé rápido y original.

En esta misma gama también encontramos una salsa que seguramente indignará a los argentinos más puristas de la sala: chimichurri de algas. La fórmula es la misma: los ingredientes de siempre (aceite, ajo, orégano, vinagre…) pero con algas. Sin duda una buena fórmula para dar un toque especial, de mar, a las carnes.

792A0274

5 tuppers ligeros para después de las fiestas

Después de los excesos navideños, quien más o quien menos, necesita aligerar un poco el ritmo. En La Gulateca somos detractores de los regímenes estrictos a base de tristes sopas de apio e insulsas pechugas de pollo a la plancha. Aqui creemos firmemente que comer ligero no esta reñido con comer rico. Para demostrarlo, aquí van cinco propuestas de tuppers bajos en calorías que no te dará pereza comer.

Lee el resto de la entrada »

Salmón y algas, una buena combinación

Un par de rodajas de salmón muertas de risa en la nevera. ¿Otra vez a la plancha o al horno? ¿En papillote de nuevo? Aunque son dos fórmulas muy socorridas para preparar este pescado -y muchos otros-, esta vez se nos ha ocurrido probar algo diferente. Teníamos por casa un paquete de algas deshidratadas (Wakame, de Porto-Muiños) y ganas de utilizarlas en algún plato.

Una de esas recetas improvisadas que no tienen ningún misterio. No se tarda nada, queda realmente buena y además el resultado es aparente y con un aspecto sano y oriental -sobre todo si ponemos al lado un par de palillos- que vende mucho.

Lo ideal sería tener unos lomos de salmón bien gruesos, pero nos apañamos con cualquier cosa. Incluso esas rodajas mustias de las que hablábamos. Así el reto será mayor: convertirlas en algo medianamente decente.

Antes de nada, ponemos las algas en agua con un poco de sal, según las instrucciones. En el caso de estas wakame, 10 minutos es suficiente. ¿Cantidad? Depende de lo que nos gusten o del protagonismo que queremos que tengan en el plato. Su volumen aumenta considerablemente, así que con un puñado para dos raciones puede que sea suficiente.

Lee el resto de la entrada »